Juez detiene temporalmente orden de vacunación para personal del NYPD y otros empleados de la ciudad

Por Isabel van Brugen
08 de Diciembre de 2021
Actualizado: 08 de Diciembre de 2021

Un magistrado de la Corte Suprema de Nueva York suspendió el martes la amplia orden de vacunación contra la COVID-19 impuesta por el gobierno municipal a los trabajadores de la ciudad, que incluye a todos los empleados del Departamento de Policía de Nueva York, a la espera de una audiencia la próxima semana.

El juez Frank Nervo concedió una audiencia (pdf) que podría conducir a una orden de restricción contra la orden que fue impuesta por el alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill de Blasio, el 20 de octubre, sustituyendo lo que originalmente era un requisito que ofrecía dos opciones: obtener la vacuna o someterse semanalmente a un test del virus del PCCh (Partido Comunista Chino), que causa la COVID-19.

Debido a dicha orden, algunos agentes de policía de Nueva York y otros trabajadores municipales que no se vacunaron contra la COVID-19 antes del 29 de octubre están de baja sin sueldo desde el 1 de noviembre.

Según los documentos del tribunal, la audiencia está programada para el 14 de diciembre a las 11:30 a.m., y la oficina del alcalde tiene hasta el 13 de diciembre para responder.

Hasta que no se celebre la audiencia, y como medida cautelar, De Blasio, el comisionado del Departamento de Salud e Higiene Mental de la ciudad de Nueva York, Dave Chokshi, el comisionado de Policía, Dermot Shea, la Junta de Salud de la ciudad de Nueva York y la ciudad de Nueva York están “impedidos de aplicar” la orden de vacunación contra la COVID-19 a los trabajadores de la ciudad y a ciertos contratistas de la ciudad, señala el documento.

La secretaria de prensa del alcalde, Danielle Filson, se opuso a las noticias de que la orden de vacunación obligatoria de De Blasio ha sido bloqueada.

“Esto NO ES CIERTO”, dijo en Twitter. “La orden no ha sido bloqueada. El juez no ha llegado a una decisión, y no lo hará hasta la fecha del argumento”.

Esto se produce después de que una jueza de Nueva York rechazara el 27 de octubre un plan de última hora del mayor sindicato de la policía de la ciudad de Nueva York para detener la vacunación obligatoria.

La jueza de la Corte Suprema del Condado de Richmond, Lizette Colon, cuyo tribunal se encuentra en Staten Island, denegó la solicitud del sindicato de la Asociación Benévola de la Policía (PBA), que pedía una orden de restricción temporal (TRO) contra la orden. La PBA representa a unos 23,000 agentes en activo y jubilados del Departamento de Policía de Nueva York.

Patrick J. Lynch, el presidente de la PBA, dijo en una declaración en ese momento que el fallo “coloca a la ciudad en una verdadera crisis”.

“El despliegue desordenado de esta orden ha creado el caos en la policía de Nueva York. El Ayuntamiento no ha dado ninguna razón para que una orden de vacunación con una opción de prueba semanal ya no sea suficiente para proteger a los agentes de policía y al público, especialmente mientras el número de casos de COVID-19 sigue disminuyendo”, dijo Lynch.

“En lugar de ello, se está diciendo a los agentes de policía que tomen una decisión que posiblemente cambie su vida en cuestión de días para cumplir con un plazo completamente arbitrario, mientras la dirección del Departamento de Policía de Nueva York da vueltas y no ofrece ninguna orientación”, añadió. “Esto no solo viola los derechos de los policías, sino que inevitablemente tendrá como resultado menos policías disponibles para proteger nuestra ciudad”.

The Epoch Times se ha puesto en contacto con la policía de Nueva York y con la oficina de De Blasio para una solicitud de comentarios.

Mimi Nguyen Ly contribuyó a la elaboración de este artículo.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS