Juez perdona a delincuente y 15 años después jura como abogado en la misma sala que fue condenado

Por Romina Garcia
12 de Junio de 2021 10:21 PM Actualizado: 30 de Junio de 2021 10:27 AM

Un hombre resignado a recibir la dura condena de más de 20 años por tráfico de drogas, tuvo el más inesperado acuerdo con el juez quien decidió darle una segunda oportunidad. El joven, que no dudo ni un segundo en aceptar el trato, estaba dispuesto a convertirse en un nuevo y mejor hombre.

Edward Martell, de origen latino, era tan solo un joven de 27 años cuando se presentó en el tribunal del condado de Wayne del juez Bruce Morrow con una larga lista de antecedentes penales que había cometido tras dejar la escuela secundaria durante su adolescencia, según New York Post.

La policía arrestó a Martell justo cuando realizaba una operación de venta de drogas en Dearborn Heights, Michigan, en 2005, el día del cumpleaños de su madre. El narcotraficante, con tantos antecedentes e infringiendo una libertad condicional bajo fianza, pasaría toda su vida en la cárcel.

Sin embargo, el día que se presentó a juicio y se paró frente a la sala del juez Bruce Morrow, declarándose culpable de vender y fabricar crack y listo para recibir una condena de 20 años en prisión, el juez lo sorprendió desafiándolo a cambiar su vida dándole una pena de solo 3 años. Martell aceptó la propuesta del juez, la cual implicaba transformar su vida para siempre.

Imagen ilustrativa (Pxhere/CCO)

“Nunca olvidaré lo que me dijo. Me dijo: ‘Sr. Martell, usted no tiene que estar por ahí vendiendo drogas. Usted tiene una grandeza dentro suyo. Lo reto a que sea el CEO de una empresa de la lista Fortune 500′”, recordó Martell a CNN.

La compasiva decisión del juez impactó muy fuertemente en Martell que estaba muy agradecido con Morrow. Martell y Morrow se mantuvieron en contacto durante los siguientes 15 años, donde el exdelincuente le contaba sobre el nuevo hombre en el que intentaba convertirse y el juez lo escuchaba y aconsejaba.

“Le dije a Ed, mi puerta está siempre abierta para ti, aquí está mi número, quiero saber lo que estás haciendo, quiero que me mantengas en tu vida. Le di a Ed una oportunidad. Todo el mundo merece ser tratado con un gran sentido de humanidad e importancia, le dijo Morrow a CNN.

El camino no fue fácil ni perfecto, pero el corazón de Martell estaba abierto a cumplir sus sueños. “En ese momento yo era solo un delincuente con un sueño”, confesó Martell a Washington Post.

Martell comenzó a visitar frecuentemente la sala de Morrow, sentándose atrás, esperándolo para comer con él y tener esas agradables conversaciones que lo motivaban a seguir por el camino correcto.

Imagen ilustrativa (Pxhere/CCO)

Afortunadamente, Morrow pudo ser testigo de la gran transformación de Martell: desde lograr inscribirse en un colegio comunitario, ganar una beca académica completa para la Universidad de Detroit Mercy y graduarse como el mejor estudiante de su clase.

Sin embargo, Martell para poder ser abogado se enfrentó a un obstáculo mayor, debía deshacerse de su pasado por escrito. Decidido, presentó una solicitud de 1200 páginas para demostrar que era moralmente apto para ejercer la abogacía, de acuerdo a New York Post.

“Tuvimos una audiencia, él tuvo que contratar a un abogado, yo testifique sobre su carácter y aptitud”, recordó Morrow.

La respuesta afirmativa de la junta emocionó a Martell. “Mis lágrimas comenzaron a rodar como las de un bebé. Llevo 13 años persiguiendo este sueño”.

Imagen ilustrativa (Pxhere/CCO)

Finalmente a sus ahora 43 años, Martell se presentó nuevamente a la sala del tribunal de Morrow junto a dos abogados, su madre, sus hermanos y sus hijos. Levantó la mano y miró a Morrow.

“Yo, Edward Martell, juro solemnemente …”, comenzó Martell.

Martell terminó el juramento y Morrow lo abrazó. El exdelincuente acababa de convertirse en miembro juramentado del Colegio de Abogados de Michigan y era un nuevo hombre.

Imagen ilustrativa (Pxhere/CCO)

Martell en ese grato momento recibió un bolígrafo y un portafolio con sus nombres grabados y la emotiva noticia de que se uniría a Perkins Law Group.

Sean Perkins, exsocio de Perkins Law Group en Detroit, donde Martell trabajó como investigador legal, destacó que Morrow tiene una increíble humanidad y que suele ayudar a personas que se encuentra en la peor situación de su vida.

Perkins, que también conoce a Martell, lo describió como una persona muy positiva y comprometida a cumplir con sus objetivos. “Ed, es casi como si no hubiera nada que no pueda hacer”.

Imagen ilustrativa (Marko Milivojevic/Pixnio)

Martell, ahora padre de cuatro niños, se propuso mejorar la vida de sus hijos y la de las generaciones siguientes.

Morrow me abrió la puerta y me indicó la dirección correcta, pero nunca me abandonó. Sentí que era su hijo y que estaba orgulloso de mí. Era todo lo que soñaba”, le dijo a Martell a CNN.

“El amor cambia a las personas. Esa es la lección más importante que todos deberíamos aprender de esta historia”, concluyó Morrow.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.