Juez prohíbe temporalmente que un laboratorio de EEUU ponga de baja a trabajadores no vacunados

Por Isabel van Brugen
18 de Octubre de 2021
Actualizado: 18 de Octubre de 2021

El viernes, un juez federal impidió temporalmente que el operador contratado por el Departamento de Energía de EE. UU. en Tennessee despidiera o pusiera en licencia no remunerada a los trabajadores que están exentos de la vacunación obligatoria contra la COVID-19.

Días después de que seis empleados presentaran una demanda contra la Universidad de Tennessee-Battelle (UT-Battelle), el juez de distrito Charles Atchley en Knoxville emitió una orden de restricción temporal que limitaba la capacidad del contratista gestor del Laboratorio Nacional de Oak Ridge de colocar a los empleados en licencia indefinida sin sueldo o despedirlos después de que recibieran una exención religiosa o médica para la vacuna contra la COVID-19.

Aunque la empresa sin ánimo de lucro UT-Battelle permite que los empleados presenten solicitudes de exención en virtud de la Ley de Derechos Civiles de 1964 y de la Ley para Estadounidenses con Discapacidades, posteriormente comunicó a unos 140 empleados que serían puestos en licencia sin sueldo a partir del 15 de octubre, a pesar de que habían recibido la aprobación para la exención.

Las acciones de UT-Battelle dejaron a los trabajadores con la “elección imposible de ponerse la vacuna contra la COVID-19, a expensas de sus creencias religiosas y de su salud, o perder sus medios de vida. Al hacerlo, UT-Battelle ha violado el Título VII y la ADA al no participar en el proceso interactivo ni proporcionar ajustes razonables, y también al tomar represalias contra los empleados que participaron en una actividad protegida”, afirma la demanda.

La orden de restricción temporal es efectiva hasta el 29 de octubre. Atchley escribió que entonces decidirá si la deja expirar o continúa mientras el caso esté en curso. Añadió que emitió la orden hasta que se pueda celebrar una audiencia completa.

El juez rechazó las otras mociones de los empleados para intentar detener la vacunación obligatoria para cualquier empleado que esté en proceso de solicitar una exención para los requisitos mientras se consideran sus peticiones.

Atchley escribió que “impedir que [los empleados] estén en licencia no remunerada por una cuestión de dos semanas simplemente no perjudicará” a la organización, mientras que la licencia no remunerada presenta una “pérdida funcional de empleo” y otros daños para los empleados del laboratorio.

Morgan McCorkle, un portavoz del Laboratorio Nacional de Oak Ridge, dijo el domingo que los funcionarios “siguen confiando en que nuestra política es legal, en interés de los contribuyentes y necesaria para el bienestar de nuestra fuerza de trabajo”.

El laboratorio, que depende del Departamento de Energía de EE. UU., anunció el 26 de agosto que todo el personal debía vacunarse antes del 15 de octubre, con una petición para que aquellos que buscasen adaptaciones por motivos religiosos o médicos las presentasen antes del 15 de septiembre.

UT-Battelle tuvo 145 empleados que solicitaron acomodaciones por creencias religiosas, y en 24 casos tuvo discusiones en persona con los trabajadores. UT-Battelle recibió 75 solicitudes de exenciones por motivos médicos, concediendo 47 de ellas, denegando 25 y quedando tres pendientes, según una declaración.

El Laboratorio Nacional de Oak Ridge —el mayor laboratorio científico y energético del Departamento de Energía— afirma en su página web que hay 5700 trabajadores en su plantilla.

UT-Battelle no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios.

Con información de Matt McGregor y The Associated Press.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS