Juez suspende fecha límite de vacunación de la policía de Chicago

Por Isabel van Brugen
02 de Noviembre de 2021 5:13 AM Actualizado: 02 de Noviembre de 2021 10:19 AM

Un juez interrumpió temporalmente el lunes la orden de vacunación para el Departamento de Policía de Chicago a la espera que se resuelva una demanda entre el departamento y el sindicato de policías de Chicago.

El juez del condado de Cook, Raymond Mitchell, concedió una medida cautelar parcial, exigiendo que la ciudad no haga cumplir la fecha límite del 31 de diciembre para que los oficiales de policía de Chicago se vacunen contra COVID-19, pero dijo que siguen en vigor “las obligaciones de informar y hacerse las pruebas de detección” del virus, que son dos veces por semana según la política de la ciudad.

Las disputas sobre la vacunación obligatoria deben ser tratadas como una queja laboral con un árbitro, dijo Mitchell.

“La obligación de informar en sí misma es una intromisión mínima, sobre todo teniendo en cuenta que los agentes de policía ya están obligados a proporcionar información médica a su empleador”, escribió Mitchell.

“El efecto de esta orden es enviar a estas partes de vuelta a la mesa de negociación y promover la paz laboral permitiéndoles buscar” soluciones bajo la ley de Illinois, añadió el juez.

La decisión de Mitchell se centra en una demanda presentada el mes pasado por la Orden Fraternal de la Policía de Chicago contra la ciudad en respuesta a la orden de vacunación de la alcaldesa Lori Lightfoot, según la cual todos los empleados de la ciudad tenían que informar de su estado de vacunación a través de un portal online antes del 15 de octubre y vacunarse completamente antes del 31 de diciembre, excluyendo a aquellos que obtuvieran exenciones por razones médicas o religiosas.

Los trabajadores de la ciudad que no cumplan los plazos serán puestos en situación en que no recibirán remuneración, dijo el gobierno de Lightfoot al anunciar la orden hace semanas.

“El principal riesgo para los que no están vacunados es para ellos mismos y para otros que deciden no estarlo”, dijo el juez.

La policía se quedó atrás de otros departamentos de la ciudad en el cumplimiento de los requisitos de vacunación, aunque las cifras fueron aumentando lentamente. Los datos de la ciudad publicados el lunes mostraron que alrededor del 73 por ciento de los empleados del Departamento de Policía de Chicago habían informado de su estado de vacunación contra COVID-19 y alrededor del 80 por ciento de esos empleados informaron de que estaban totalmente vacunados.

El juez señaló que COVID-19, la enfermedad causada por el virus del PCCh (Partido Comunista Chino) causó la muerte de muchos oficiales en todo el país.

“A la luz de ese terrible sacrificio, la petición del sindicato policial de que se escuchen sus quejas parece una tarea bastante modesta”, dijo Mitchell.

El superintendente del Departamento de Policía de Chicago, David Brown, dijo que antes del fallo del juez, 35 oficiales habían sido dados de baja con licencia sin goce de sueldo, informó CNN.

“Seguimos animando a los miembros de nuestro departamento a que se vacunen contra el COVID-19. Se trata de la seguridad de los oficiales, como hemos dicho en repetidas ocasiones, y de proteger a nuestras familias y a las personas a las que servimos”, indicó Brown.

Sobre la demanda se fijó una audiencia para el 10 de noviembre a las 13.00 horas (hora local), según CNN.

The Epoch Times se puso en contacto con el presidente de la Orden Fraternal de la Policía de Chicago (FOP), John Catanzara y con la oficina de la alcaldesa Lightfoot para obtener sus comentarios.

En un vídeo publicado el 12 de octubre, Cataranza hizo un llamado a los miembros del sindicato para que se negaran a cumplir con la orden de vacunación contra COVID-19 emitida por la ciudad, instruyendo a los miembros a que soliciten exenciones de la vacuna COVID-19 pero que no introduzcan esa información en el portal de vacunación de la ciudad.

“He dejado muy clara mi situación en lo que respecta a la vacuna porque no creo que la ciudad tenga autoridad para imponerla a nadie y mucho menos para dar información sobre su historial médico”, dijo entonces.

Por su parte, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, sugirió, durante un debate en CNN el 21 de octubre, que los policías que se nieguen a recibir la vacuna contra COVID-19 deberían ser despedidos.

Con información de The Associated Press


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.