Jugadores de los Empacadores rezan por su oponente en el campo de juego luego de una horrible lesión

Por Robert Jay Watson
09 de Octubre de 2019 Actualizado: 09 de Octubre de 2019

Cuando el cornerback de los Philadelphia Eagles, Avonte Maddox, fue golpeado accidentalmente por su compañero de equipo en un partido contra los Empacadores de Green Bay el 26 de septiembre del 2019, ambos equipos dejaron de jugar y se reunieron alrededor de Avonte para guardar un momento de silencio y oración.

La visión de los jugadores de los Empacadores arrodillados y orando por su oponente, esperando señales de movimiento del jugador lesionado, conmovió a muchos espectadores en las gradas, así como a los que miraban en casa.

La colisión se produjo cuando Avonte y Sendejo intentaban hacer frente a Robert Tonyan, que acababa de recibir un pase del mariscal de campo Aaron Rodgers para conseguir un primer down.

Robert Tonyan, #85 de los Empacadores de Green, es derribado por Rick Lovato, #45, y Avonte Maddox, #29, de los Philadelphia Eagles durante el cuarto trimestre en Lambeau Field el 26 de septiembre de 2019, en Green Bay, Wisconsin. (Stacy Revere/Getty Images)

Sendejo, que tiene un registro de peligrosos golpes de casco a casco en los receptores, como señaló la Voz de Filadelfia, bajó la cabeza al entrar para el golpe contra Robert. “En cambio, como tiene la cabeza agachada y no tiene ni idea de lo que está golpeando, elimina a Avonte”, señala el sitio.

Cuando Avonte no pudo levantarse después del golpe, los entrenadores de los Eagles se apresuraron a ayudarlo. Avonte tenía dolor con lo que resultaría ser un esguince de cuello severo. A pesar de ello, mantuvo el ánimo de sus compañeros de equipo y del personal asustados con bromas graciosas. “Estaba haciendo chistes solo para hacerlo reír”, dijo su compañero de secundaria Malcolm Jenkins a ESPN. “Se rió mucho, en realidad”.

A pesar del humor, fue obviamente un momento de miedo para todos en el campo.

Avonte movía las extremidades, pero al final tuvo que estirarlas, lo que provocó la preocupación de sus compañeros. “Es algo que da miedo cuando es uno de tus compañeros de equipo, especialmente alguien joven como él, que ha estado jugando muy bien para nosotros”, dijo Malcolm Jenkins a ESPN.

Fue durante estos momentos cuando los jugadores de ambos equipos se arrodillaron para rezar por Avonte. Las cámaras mostraron que los jugadores de los Empacadores estaban igualmente preocupados. El jugador JK Scott fue visto rezando en voz alta, arrodillado junto al defensa Ty Summers, cuya cabeza estaba inclinada y los ojos cerrados. Esta preocupación por el bienestar de un oponente impresionó a muchos en los medios sociales.

Como comentó un usuario en Twitter en respuesta al vídeo, “Y así es como debe ser siempre. Hiciste lo correcto #JKScott“. Otro usuario señaló que no eran solo los jugadores los que rezaban. “Siento un profundo respeto por los fans de GB. Ver a toda la multitud repleta de hombres y mujeres grandes y fornidos parados allí rezando es algo especial para contemplar”.

Avonte fue finalmente sacado en camilla del campo y llevado al hospital para observación. El equipo médico de las Águilas pudo confirmar que no sufría de ninguna parálisis.

Después de la lesión de Avonte, con poco tiempo, el equipo se sintió especialmente motivado para dar lo mejor de sí mismo por su compañero caído. Apenas dos jugadas después de la lesión los Eagles hizo una gran jugada inspirada en Avonte. La unidad, de la que es una parte tan importante, consiguió una interceptación que selló el partido para Filadelfia, que ganó 34-27.

En cuanto a Avonte, a pesar de la lesión, que le impedirá jugar durante un par de semanas, agradeció la preocupación. “Aprecio las oraciones y que les vaya bien. Dios es bueno”, tuiteó el día después del partido.

Conmovedor reencuentro familiar en medio de un partido de fútbol americano

Si esta conmovedora historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS