Ladrones roban el cachorro de una niña pero el perrito tiene “algo” y corren a devolverlo

Por La Gran Época
30 de Abril de 2019 Actualizado: 28 de Junio de 2019

Una niña de 4 años quedó con el corazón destrozado cuando su querido cachorro desapareció luego que entraran a robar a su casa. La familia lo anunció una y otra vez a través de los medios de comunicación con la esperanza de que su perrito regrese. Para su sorpresa, tres días después vieron algo moviéndose en su patio trasero.

Un día de 2017, cuando Elena Sardi y su hija de 4 años, Maia Hood volvían de una consulta médica en la mañana, descubrieron que su casa, en Croydon Hills, Australia, había sido robada.

Los ladrones se  llevaron una computadora portátil, un iPad y joyas. Pero lo que realmente devastó a la familia fue que su nuevo perrito, Sasha, también había desaparecido, según cuenta ABC News.

El cachorro de labrador de 8 semanas había llegado a la familia desde hacía tan solo una semana, pero ya eran “inseparables”, según cuenta Elena. A su hija Maia le gustaba jugar con Sasha y se quedaba dormida en la cama de su cachorro todas las noches.

“Me rompió el corazón, todavía estoy temblando y estamos realmente tristes”, dijo Elena a ABC News. “No me importa lo demás, pero el perro, queremos que vuelva a casa lo antes posible” agrega.

El padre de Maia, Ryan Hood dijo en un video de la policía de Victoria que “fue duro, mi hija tuvo pesadillas la primera noche. Es muy difícil explicarle a una niña de cuatro años cómo ocurrió algo así, nunca creerías que se llevarían a un cachorro”.

“Es un poco extraño. Es difícil entender lo que estaban pensando”agrega.

La policía afirma que el robo pudo haber ocurrido entre las 9:30 a las 11:30 de la mañana, y que el cachorro se encontraba en el patio trasero de la casa cuando ocurrió el robo en la propiedad, según ABC News.

Por todos los medios trataron de que Sasha, quien tiene una condición médica, regresara a casa.

La historia del cachorro robado apareció en los principales titulares de toda Australia. La policía de Victoria también mencionó a través de las redes sociales, que el animal tenía microchips.

Tal vez fue por toda la publicidad, pero de alguna manera, el mensaje pareció haber funcionado, porque el pequeño cachorro reapareció en su patio tres días después de haber desaparecido.

Ryan dijo a Today de Australia, “No queríamos perder la esperanza”, “Y luego, esa mañana, mi esposa se levantó para prepararse un café, pasó por delante de la puerta corrediza y notó que había una figura moviéndose junto a la casa del perro”.

“Creemos que quien se lo robó tomó conciencia o se asustó y simplemente la dejó caer desde afuera de la valla”, agregó el papá. “Para ser honestos, eso no nos importa, solo estamos contentos de tenerlo de vuelta”.

La alegría de Maia no se hizo esperar, ni tampoco la de la pequeña Sasha. Ya están reunidas de nuevo para el bienestar de toda la familia.

Mira el video a continuación:

A veces los perros pueden ser extrañamente graciosos

¿Te gusto este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya el periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS