Jurado civil culpa a organizadores de marcha “Unite the Right” por violencia en Charlottesville

Por Matthew Vadum
26 de Noviembre de 2021
Actualizado: 26 de Noviembre de 2021

Tras un juicio civil, un jurado federal de Virginia ordenó a los organizadores de la malograda concentración “Unite the Right” en Charlottesville pagar a 9 demandantes más de 20 millones de dólares en daños compensatorios y punitivos por lesiones físicas y emocionales.

El caso Sines vs. Kessler, acción civil 3:17-cv-72, fue juzgado en el Tribunal de Distrito de Estados Unidos para el Distrito Oeste de Virginia.

La concentración tuvo lugar en Charlottesville el 12 de agosto de 2017. El evento atrajo a los neonazis, pero muchos no nazis asistieron para protestar por una propuesta de retirar una estatua del general confederado Robert E. Lee de un parque cercano. Los demandantes alegan que una marcha nocturna con antorchas tiki tuvo como objetivo asustar e intimidar a los demandantes y a otras personas.

La concentración ganó atención nacional e internacional después de que el entonces presidente Donald Trump fuera acusado falsamente de alabar a los neonazis y supremacistas blancos que asistieron a la concentración.

El entonces candidato presidencial Joe Biden repitió la falsedad en 2019, cuando anunció que se presentaba a la presidencia. Biden también elogió a los violentos actos izquierdistas de Antifa que asistieron al evento por tener “el valor de enfrentarse” al odio por motivos raciales.

De hecho, Trump hizo declaraciones previas tras el mitin. “Creo que hay culpa en ambos lados” y que “muchas partes” fueron culpables de la violencia en Charlottesville.

“¿Qué pasa con el ‘alt-left’ (extrema izquierda) que vino a atacar, como usted dice al ‘alt-right'(extrema derecha). ¿Tienen algún tipo de culpa?”, dijo Trump. “¿Qué pasa con el hecho de que vinieron cargando palos en las manos, palos de swing, tenían algún problema? Creo que sí “.

“Teníamos un grupo en un lado que era malo y teníamos un grupo en el otro lado que también era muy violento. Nadie quiere decirlo, pero lo diré ahora mismo”, añadió en ese momento.

Trump también dijo que hubo algunas “personas muy malas” en ambos bandos en Charlottesville, pero que algunos conservacionistas y aficionados a la historia que protestaban por la retirada de la estatua de Lee eran “buenas personas”.

Heather Heyer, una contramanifestante, murió después de que el neonazi James Alex Fields, un acusado en este juicio que ahora cumple condena por asesinato, lo atropellara con un coche. Antifa y grupos afines se presentaron armados con bates de béisbol y palos y se pelearon con otros asistentes.

Tras 3 días de deliberaciones, los miembros del jurado no llegaron a un veredicto sobre dos acusaciones federales de conspiración distintas relacionadas con el hecho si los organizadores conspiraron para cometer actos de violencia por motivos raciales o si sabían de la existencia de tal cosa pero no tomaron medidas para evitarla.

Los acusados individuales más destacados son Richard Spencer, Jason Kessler y Christopher Cantwell, así como otros neonazis y supremacistas blancos. Varios grupos marginales —Liga del Sur, Vanguard America, Movimiento Nacional Socialista, Identity Evropa y el Partido Obrero Tradicionalista— también fueron acusados en el caso.

Spencer, que actuó como su propio abogado, dijo que el juicio era un “arma contra la libertad de expresión”.

Los demandantes, que eran residentes o antiguos residentes de Charlottesville, presentaron una demanda contra los activistas y las organizaciones, alegando que los organizadores y los participantes en la manifestación habían conspirado para llevar a cabo actos de violencia y habían violado sus derechos a no sufrir violencia por motivos raciales.

“Estamos encantados de que el jurado haya emitido un veredicto a favor de nuestros demandantes, dándoles por fin la justicia que se merecen después del horrible fin de semana de violencia e intimidación de agosto de 2017”, dijeron a la prensa las abogadas de los demandantes Roberta Kaplan y Karen Dunn en una declaración.

“El veredicto de hoy envía un mensaje fuerte y claro de que los hechos importan, la ley importa, y que las leyes de (…) este país no tolerará el uso de la violencia para privar a las minorías raciales y religiosas del derecho básico que todos compartimos de vivir como ciudadanos libres e iguales”.

Durante el juicio, los acusados dijeron que los actos violentos que cometieron fueron en defensa propia y que el lenguaje aparentemente provocador que utilizaron en los foros de Internet era una exageración y estaba protegido por la Primera Enmienda.

“La bravura de los demandantes y las horribles lesiones que muchos de ellos sufrieron no prueban una conspiración”, dijo el abogado defensor James Kolenich en su alegato final, de acuerdo a los informes.

“Ellos han demostrado que la alt-right es la alt-right. Son racistas. Son antisemitas. No es una broma. Ellos lo sabían cuando fueron allí”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS