Justicia concede a Lula da Silva permiso para salir de la cárcel y asistir al funeral de su nieto

Por EFE
01 de Marzo de 2019 Actualizado: 01 de Marzo de 2019

Uno de los seis nietos del expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, preso por corrupción, falleció este viernes a los siete años de edad como consecuencia de una meningitis, informó el Partido de los Trabajadores (PT).

La defensa del mandatario presentó un recurso ante la Justicia para que Lula pueda acudir al velorio de su nieto, dijeron a Efe fuentes del Instituto Lula, que es dirigido por el exmandatario.

Y tras presentar la solicitud, la Justicia concedió a Lula da Silva una autorización para una salida temporaria de la cárcel y asistir al funeral de su nieto.

El vocero de Lula, Jose Chrispiniano, le dijo a The Associated Press que no sabe en dónde ni cuándo se llevará a cabo el funeral de Arthur.

El pequeño Athur Araujo Lula da Silva falleció en el hospital de Batira, en la localidad de Santo André (Sao Paulo), a raíz de una meningitis meningocócica, una bacteria que se aloja en las membranas entre el cerebro y la médula espinal.

La muerte del nieto de Lula se produce poco más de un mes después de que falleciera el hermano mayor del expresidente, de 79 años, después un tipo de raro de cáncer que afectó sus vasos sanguíneos.

Lula quería acudir al entierro de su hermano pero la Justicia le autorizó una reunión familiar cuando el cuerpo de Genival Inácio da Silva, conocido como Vavá, ya había sido sepultado, por lo que decidió permanecer en su celda.

El aval para que Lula abandonara temporalmente la prisión fue concedida por el presidente de la Corte Suprema, magistrado José Antonio Dias Toffoli, luego de que tanto la jueza de ejecuciones penales como un tribunal de segunda instancia negaran el permiso para el expresidente a acudir al entierro.

La petición hecha por los abogados fue negada después de que la Policía Federal argumentara problemas logísticos para su traslado y para garantizarle la seguridad en medio del entierro en la localidad de Sao Bernardo do Campo.

La presidente del PT, Gleisi Hoffmann, lamentó en una red social la muerte del nieto de Lula y aseguró que harán “todo lo posible para que pueda verlo”.

“Fuerza presidente, estamos a su lado, sienta nuestro abrazo y solidaridad. Haremos de todo para que pueda verlo. Fuerza a la familia, a los padres Sandro y Marlene. Día muy triste”, aseguró Hoffmann en sus redes sociales.

El expresidente se encuentra recluido en la sede de la Policía Federal de Curitiba desde abril de 2018 después de ser condenado a 12 años de cárcel por corrupción pasiva y lavado de dinero en un caso vinculado con los desvíos de la petrolera estatal Petrobras.

 

***

A continuación

Crea lo increíble: muchos alemanes no creían que el Holocausto estaba sucediendo ¿Hoy la historia se repite?

TE RECOMENDAMOS