Justin Trudeau se une a llamados para aplicar los aprendizajes sobre el COVID al cambio climático

Por Nathan Worcester
02 de Septiembre de 2021
Actualizado: 02 de Septiembre de 2021

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, ha afirmado que “lo que hemos aprendido de esta crisis del COVID” se aplicará al cambio climático. La declaración del líder canadiense hace que algunos teman futuros “cierres climáticos” que restrinjan la libertad de movimiento y de consumo para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

“¿Recuerdas cuando advertimos que los cierres de covid se convertirían en cierres climáticos?” tuiteó la investigadora de obesidad, Zoë Harcombe, en respuesta a un vídeo sobre los comentarios del premier canadiense.

Marc Morano de Climate Depot, quien habló sobre los comentarios en su sitio web, dijo que le preocupa el tipo de poder que pueden estar buscando tanto Trudeau como otros líderes.

“Declarar una emergencia y luego imponer sin votación las ‘soluciones’ que se desean es lo que creo que quiso decir Trudeau”, dijo Morano a The Epoch Times.

“Los confinamientos por COVID han traído el sueño progresista de un estado de partido único a las democracias occidentales”, agregó Morano.

La retórica de Trudeau se asemeja al lenguaje utilizado por funcionarios poderosos de todo el planeta.

En una entrevista con el director del Foro Económico Mundial, Klaus Schwab, para la revista Time, Christine Lagarde, presidenta del Banco Central Europeo, argumentó que “para pasar a esta nueva normalidad, le guste la palabra o no, debemos anticiparnos y vacunarnos y luego necesitamos aprender las lecciones de lo que acabamos de pasar”.

“Creo que el mundo en el que viviremos llevará los estigmas de la pandemia”, continuó. “Con eso, quiero decir, no viajaremos de la misma manera, tan oportunista y aleatoriamente como lo hicimos antes. Probablemente no socialicemos de la misma manera, tan cerca unos de otros. Y probablemente cambiemos hacia una mejor protección a la biodiversidad y una mejor protección al clima de lo que lo hubiéramos hecho de otra manera”.

En Estados Unidos, la subsecretaria de Salud y Servicios Humanos, Rachel Levine, ha vinculado explícitamente el cambio climático a la salud pública, y lo ha hecho en relación con el lanzamiento de la nueva Oficina de Cambio Climático y Equidad en Salud del HHS, el 30 de agosto.

“La pandemia evidenció las inequidades que enfrenta nuestra nación. Desafortunadamente, algunos de los mismos grupos afectados de manera desproporcionada por el COVID-19 serán los mismos grupos que luchen más con los efectos del cambio climático”, dijo Levine. “Usaremos las lecciones aprendidas a causa de la pandemia para abordar estas disparidades, priorizando y protegiendo la salud de la nación”.

En enero de 2021, el líder de la mayoría en el Senado, Chuck Schumer (D-N.Y.), instó a Biden a declarar formalmente una “emergencia climática” en virtud de la Ley Nacional de Emergencias, un paso adoptado por más de 2000 jurisdicciones en 34 países, según climateemergencydeclaration.org.

La pandemia fue declarada emergencia nacional bajo el mismo marco en 2020, con la emergencia extendida por el presidente Biden hasta febrero de 2022 (una declaración separada de emergencia de salud pública a causa de la pandemia, por parte del HHS, se ha renovado continuamente desde 2020, la más reciente renovación ocurrió en julio).

En The Hill, Ryan P. Burke, de la Academia de la Fuerza Aérea de EE.UU., argumentó que el presidente Biden tendría que vincular el cambio climático con la defensa y la seguridad nacionales para justificar tal declaración, un movimiento que la administración de Biden ha tratado de hacer a través de una orden ejecutiva de gran alcance sobre el clima.

Si bien “los bloqueos climáticos explícitos aún no son una realidad, académicos, activistas y funcionarios gubernamentales han comenzado a expresar interés en los bloqueos climáticos y en otras medidas radicales destinadas a restringir las emisiones de carbono, incluido el racionamiento de carbono.

En un artículo de septiembre de 2020 para Project Syndicate, Mariana Mazzucato, profesora del Imperial College of London en el Reino Unido, advirtió explícitamente que “en un futuro cercano, el mundo puede necesitar recurrir a los cierres de emergencia nuevamente, esta vez para abordar una emergencia climática”.

“En un ‘bloqueo climático’, los gobiernos limitarían el uso de vehículos privados, prohibirían el consumo de carne roja e impondrían medidas extremas de ahorro energético, mientras que las empresas de combustibles fósiles tendrían que dejar de hacer perforaciones”, escribió Mazzucato.

El informe “Cero Absoluto”, elaborado con el apoyo del gobierno británico por el consorcio de investigación FIRES del Reino Unido, sostenía que las emisiones de gases de efecto invernadero deben reducirse “a cero para 2050”.

Afirmó que este objetivo solo podría lograrse mediante “prohibiciones sobre el uso de carbono similares a las prohibiciones sobre el uso de asbesto”, así como haciendo ilegal la aviación, eliminando el transporte marítimo y eliminando el mortero y el hormigón a base de cemento.

En su intervención en la reunión de portavoces del G7 de 2020, Sir Lindsay Hoyle, el Portavoz de la Cámara de los Comunes del Reino Unido, pareció abogar por las “limitaciones en la elección personal y el estilo de vida”, limitaciones semejantes a las instauradas para abordar la pandemia, pero dirigidas al cambio climático.

“Nadie podría imaginar que nos pondríamos las mascarillas con tanta facilidad y que todos seríamos tan obedientes”, continuó Hoyle. “Quizá no debamos subestimar la capacidad de las personas y las comunidades para trabajar juntas por el bien común, si hay un liderazgo unido y claro”.

“Estoy listo para el racionamiento de carbono. ¿Y tú?” tuiteó Rosalind Readhead, una activista ambiental que se hace llamar @Privatecarfree.

En Finlandia, donde el gobierno dirigió recientemente una prueba de “ingresos básicos”, la ciudad de Lahti lanzó un esquema voluntario de racionamiento de carbono basado en la aplicación para teléfonos inteligentes, CitiCap, en la que los usuarios compran y venden créditos de carbono entre sí.

La oficina de prensa del primer ministro Trudeau no respondió de inmediato a las solicitudes de comentarios al respecto.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS