Kaidi Wu, primera bailarina en Shen Yun Performing Arts, transmite emoción con sus movimientos

Kaidi Wu, primera bailarina en Shen Yun Performing Arts, transmite emoción con sus movimientos

Kaidi Wu, bailarina principal de Shen Yun Performing Arts. (Shen Yun Performing Arts)

25 de Diciembre de 2017

Kaidi Wu tiene la extraordinaria habilidad de conmover al público hasta las lágrimas y al mismo tiempo hacerlo sentir una enorme alegría.

Como primera bailarina de Shen Yun Performing Arts, Kaidi recorre el mundo como parte de los espectáculos de la compañía. Fundada en Nueva York en 2006, esta compañía de artes escénicas busca revivir la cultura tradicional china a través de la música y la danza. Mediante la danza clásica china,extraordinariamente expresiva, sus espectáculos retratan distintos momentos de la civilización china de 5.000 años, además de historias de la China actual.

Durante la temporada de 2017, en una danza llamada “El bien y el mal”, Kaidi interpretó a una niña pequeña que perdió a su madre por la persecución del régimen chino a la fe espiritual Falun Dafa, también conocida como Falun Gong. Su madre, adherente de esta antigua práctica de automejoramiento, es arrestada por la policía y torturada hasta la muerte. Son sucesos basados en una persecución que comenzó el régimen chino en 1999 y ha resultado en que millones de practicantes sufran acoso, arrestos, torturas y muerte.

Kaidi dice que mientras interpretaba esta danza, se olvidaba de sí misma y se ponía en los zapatos de la niña pequeña. “Tienes que usar todo tu cuerpo y tu mente para pensar en cada pequeño detalle, para permitir al público que entienda el sentimiento”, dijo.

En sus expresiones faciales y en la forma en que se mueve en el escenario, Kaidi expresa el dolor de la niña pequeña con conmovedor pesar. En un momento de firme fe en que el bien prevalece por sobre el mal, ella despliega una bandera, mostrando los caracteres chinos que representan Verdad, Benevolencia y Tolerancia, los principios fundamentales de Falun Dafa. Lágrimas caen por los ojos de Kaidi… y del público también.

Kaidi Wu representando técnicas de danza clásica china durante una competencia internacional de danza presentada por New Tang Dynasty Television. (Cortesía de Shen Yun Performing Arts)

En representaciones de danzas folclóricas de diversos grupos étnicos de China, Wu irradia su alegre espíritu, contagiando al público con un sentimiento de júbilo. La coreografía requiere una intrincada coordinación con sus compañeras bailarinas, pero Kaidi disfruta mucho esta danza festiva: “es fácil poner mi corazón en ella”, dijo.

La antigua forma de arte de la danza clásica china se remonta a la corte imperial y se ha desarrollado a lo largo de miles de años a través del teatro y de la ópera chinos. Kaidi, de 22 años de edad, comenzó a aprender a una edad temprana. Luego de ver una función de Shen Yun en Canadá cuando era una niña pequeña, sintió el deseo de convertirse en bailarina y en 2008 pasó las audiciones para bailar con Shen Yun.

Representar damas del pasado de China requiere aprender a manejarse según los ideales tradicionales de femineidad, “mostrando humildad, pureza, delicadeza –muy diferente a los rasgos de la mujer moderna”, dijo.

Kaidi Wu como Chang’E, la legendaria dama de la luna, durante una competencia internacional de danza presentada por New Tang Dynasty Television. (Cortesía de Shen Yun Performing Arts)

En 2012, Kaidi fue ascendida a primera bailarina, lo que significaba desarrollar un nivel más profundo de actuación, mucho más que moverse con gracia y en sincronía con sus compañeras bailarinas.

En la pieza de 2017 “La pintura encantada”, basada en un antiguo cuento de hadas, Kaidi interpretó a una joven mujer cuya vida es salvada por un mago daoísta cuando él la transporta mágicamente adentro de una pintura, lo que le permite escapar del peligro. Kaidi explicó que ella tenía que representar un tipo de belleza que trascendía el reino humano, dado que la mujer es transformada en un ser divino.

Debido a que el daoísta salvó la vida de la mujer, Kaidi también tenía que expresar “algo más alto que simple emoción”, un sentido de profunda gratitud que se manifiesta cuando a uno se le da otra oportunidad de vivir.

A través de años de arduo entrenamiento, Kaidi siente que comprende cómo conectarse verdaderamente con el público. “[Con] tu aura, ojos, y gestos de mano, tienes que captar la atención del público, atraerlo”, dice. “Tu ser interior y exterior tienen que estar unidos”.

Ella está muy agradecida por aquellos momentos en los que siente que está hablando directamente al público con su danza. Cree que las representaciones ayudarán al público a entender las cosas importantes de la vida desde una perspectiva diferente.

Según el sitio web de la compañía, Shen Yun se basa en la idea de que el arte está inspirado en lo divino y que fue creado para elevar el espíritu. Kaidi espera que el público se lleve ese mensaje.  “Estamos haciendo algo que es más grande, y es para todos en el mundo”, dijo.

Para consultar el calendario de presentaciones de la Gira 2018 de Shen Yun, visite es.shenyun.com.