Karen Longaric pide al gobierno de López Obrador respetar la soberanía de Bolivia

Por Debora Alatriste
28 de Diciembre de 2019
Actualizado: 28 de Diciembre de 2019

La canciller boliviana Karen Longaric, dijo que el gobierno mexicano está mintiendo sobre el supuesto asedio a la embajada en La Paz para entrometerse en la política del país.

“Simplemente pedimos al gobierno de Andrés Manuel López Obrador que no se inmiscuya más en nuestros asuntos internos y que respete la soberanía boliviana, Bolivia no es una colonia de México”, dijo Karen Longaric en entrevista telefónica con el diario El País, antes de hacerse público el incidente con diplomáticos españoles en la embajada mexicana en Bolivia.

El 27 de diciembre, la encargada de negocios de España llegó a la embajada acompañada de cuatro hombres encapuchados en dos vehículos con placas diplomáticas, sin embargo, después que la funcionaria española ingresó al lugar, los sujetos se pusieron agresivos con los oficiales que intentaron recabar sus datos y huyeron del edificio ubicado en el barrio La Rinconada.

Longaric considera que desde su perspectiva las autoridades mexicanas están tergiversando la situación en su embajada para debilitar la imagen del gobierno interino de Jeanine Añez, señaló El País.

“¿Qué derecho tiene López Obrador a cuestionar las decisiones del pueblo simplemente por su amistad o cercanía ideológica con Evo Morales? Los intereses de Bolivia no pasan por los del presidente de otro país que lo único que quiere en este momento es beneficiar políticamente a su socio, a su acólito”, señaló la canciller.

Respecto de las acusaciones de López Obrador de asedio a la embajada mexicana, Longaric dijo: “No lo haremos nunca, está absolutamente descartado, somos un país civilizado que conoce sus límites en materia internacional”.

El ministro interino de Gobierno (Interior) de Bolivia, Arturo Murillo, sostuvo en una conferencia de prensa en La Paz que están “protegiendo la embajada” y la residencia mexicana, en vez de asediarla, ya que tienen información de que movimientos sociales quieren “incendiar” la residencia para sacar al exministro de la Presidencia Juan Ramón Quintana.

“Nos cuesta entender por qué se quejan de que cuidemos la residencia”, cuestionó Murillo, quien reiteró que la obligación de Bolivia es “dar todo el resguardo a las embajadas”.

Jorge Tuto Quiroga, expresidente de Bolivia (2001-2002) y funcionario del gobierno de Añez, ha descalificado al presidente de México “López Obrador, este cínico sinvergüenza, se pasó de bellaco con Bolivia” y añadió “Ha decidido ser el padrino de los tiranos latinoamericanos y usted es un cobarde matoncito”, publicó El País.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, gesticula durante su conferencia de prensa diaria en el Palacio Nacional de la Ciudad de México el 26 de marzo de 2019. (Pedro Pardo/AFP/Getty Images)

El gobierno de México anunció que presentará un instrumento jurídico ante la Corte Internacional de Justicia por violación a las obligaciones diplomáticas de parte de Bolivia.

El ministro interino de la Presidencia de Bolivia, Yerko Núñez, calificó de “política” la denuncia de México.

En la embajada y en la residencia de la embajadora, María Teresa Mercado, se encuentran varias exautoridades de la gestión de Morales que esperan su salvoconducto para salir del país, pero pesan sobre algunas de ellas órdenes de aprehensión, como es el caso del exministro Juan Ramón Quintana.

La Cancillería boliviana manifestó recientemente que son respetuosos de las inmunidades diplomáticas y que las relaciones diplomáticas se enmarcan en la Convención de Viena.

La policía boliviana negó por su parte que exista un “hostigamiento” a la embajada e invitó a las autoridades mexicanas para que entreguen a exministros de Evo Morales sobre los que pesan órdenes de aprehensión, acusados por el gobierno interino de delitos como terrorismo.

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador y el interino de Bolivia de Jeanine Añez mantienen una constante tensión diplomática desde el pasado 12 de noviembre, cuando México acogió al expresidente Evo Morales quien huyo del país tras renunciar a su cargo.

A continuación

Maoístas de EE.UU. apoyan al movimiento revolucionario mexicano

TE RECOMENDAMOS