Kavanaugh habla del apoyo que recibió de sus amigos durante el “feo” proceso de aprobación como juez

Por Zachary Stieber
16 de Noviembre de 2019 Actualizado: 16 de Noviembre de 2019

Brett Kavanaugh dijo que nunca se había sentido tan solo como se sintió durante la tensa batalla de su aprobación como juez de la Corte Suprema el año pasado, citando su fe y a la gran cantidad de amigos que fueron fuentes de fortaleza para él durante todo el proceso.

Cuando estaba a punto de ser aprobado, la nominación de Kavanaugh fue asechada por múltiples mujeres, quienes lo acusaron de haberlas agredido sexualmente mientras estaba en la escuela secundaria o en la universidad. Varias de ellas se retractaron de sus acusaciones más tarde y las demás carecieron de corroboración.

Kavanaugh finalmente fue aprobado por una estrecha votación en octubre de 2018.

En su primer discurso público desde que se convirtió en juez, Kavanaugh le dijo a una multitud en Union Station en Washington: “Nunca me había sentido solo”.

“Me inscribí en lo que sabía que sería un proceso feo -bueno, quizás no tan feo- pero mis amigos no lo hicieron”, dijo el jueves, informó el diario USA Today. “Y sin embargo, en medio de todo esto, se levantaron, y estuvieron a mi lado”.

Kavanaugh agradeció a los jueces del Tribunal Supremo Samuel Alito y Neil Gorsuch, quienes se encontraban en la audiencia, y al líder de la mayoría del Senado Mitch McConnell (R-Ky.) antes de hablar de los otros jueces del tribunal, incluyendo lo que dijo la juez Ruth Bader Ginsburg, nominada por el presidente Bill Clinton; Ginsburg, de 86 años, es el juez más antiguo de la corte.

Manifestantes en frente del Tribunal Supremo en Washington, DC. en oposición a la aprobación de Brett Kavanaugh ante el tribunal, el 6 de octubre de 2018. (CHRIS KLEPONIS/AFP vía Getty Images)

Kavanaugh dijo que “gracias a” Alito, “ahora todos somos originalistas. Ahora todos somos textualistas”. Alito, de 69 años, nominado por el presidente George W. Bush, es miembro de la parte conservadora de la corte.

Kavanaugh también dijo que es “optimista sobre el futuro de los Estados Unidos y nuestro poder judicial independiente”.

Después de la charla, Leonard Leo, vicepresidente ejecutivo de la Sociedad Federalista, dijo: “Creo que le está dando una lección a esta audiencia: que en la cultura de hoy, cuando uno defiende ciertos principios, va a recibir ataques y necesita tener el coraje para llevarlo a cabo”.

La aparición atrajo manifestantes, algunos de los cuales se pararon afuera vestidos como sirvientas de la serie de televisión “A Handmaid’s Tale” (Cuento de una sirvienta) en referencia a los temores de algunos activistas demócratas de que Roe v. Wade pudiera ser derrotado por la Corte Suprema con su mayoría conservadora.

El senador Sheldon Whitehouse (D-R.I.) fue uno de los que criticó la participación de Kavanaugh en la gala de la Sociedad Federalista, alegando que violaría el código de ética que rige a todos los jueces federales, excepto a los de la corte suprema de la nación.

***

Mira a continuación

¿Por qué China se comporta de forma contraria al resto del mundo?

TE RECOMENDAMOS