Kovrig y Spavor están programados para ser juzgados en China en los próximos días

Exjuez superior chino está preocupado por el destino de los dos canadienses
Por Omid Ghoreishi
17 de Marzo de 2021
Actualizado: 17 de Marzo de 2021

Se notificó a la embajada de Canadá en Beijing que las audiencias judiciales para Michael Spavor y Michael Kovrig están programadas para el 19 y 22 de marzo respectivamente, dijo el ministro de Relaciones Exteriores de Canadá, Marc Garneau, en un comunicado el 17 de marzo.

Garneau dijo que los funcionarios canadienses están “buscando acceso consular continuo” para los dos canadienses y que no se puede proporcionar más información debido a preocupaciones de privacidad.

Li Jianfeng, un exjuez en China que ahora vive en Vancouver, dice que está preocupado por los próximos juicios de Kovrig y Spavor dada la conducta anterior del régimen comunista chino.

“Cuando se analizan los problemas judiciales de China, nunca se debe considerar simplemente al sistema judicial. Debemos considerar su sistema político”, dijo Li a The Epoch Times.

“He estado en las cortes durante tantos años y lo sé muy bien”, agregó.

Li fue anteriormente director de la sección de educación de la Oficina de Justicia de la ciudad de Ningde, provincia de Fujian, y por última vez ocupó el cargo de presidente de la corte económica de la Corte Popular Intermedia de la provincia de Fujian. Li, un cristiano clandestino quien emprendió en secreto actividades para apoyar a grupos vulnerables y activistas de derechos humanos, dice que fue arrestado por cargos de armas falsos en 2002 y sentenciado a 16 años de prisión. Fue puesto en libertad tras cumplir 11 años y finalmente llegó a Canadá como refugiado.

Li Jianfeng, un exjuez en China, habla en un evento en Vancouver, el 4 de junio de 2016, para conmemorar la masacre de la Plaza Tiananmen del 4 de junio de 1989. (The Epoch Times)

Li dice que debido a que la detención de Kovrig y Spavor fue en represalia por el arresto de la ejecutiva de Huawei, Meng Wanzhou en Canadá, todas las decisiones judiciales serán un reflejo de la voluntad del Partido Comunista Chino (PCCh).

“Dada la naturaleza poco transparente y opaca del sistema judicial, los condenarán por cualquier cargo que deseen”, dijo, y agregó que la sentencia podría ser dura y que persiste la preocupación por lo que las autoridades puedan hacer con los dos hombres mientras se encuentran bajo custodia.

Él dice que la experiencia pasada muestra que Kovrig y Spavor podrían verse forzados a proporcionar confesiones falsas frente a las cámaras. Ha habido varios casos recientes en los que extranjeros en China dicen que se han visto forzados a proporcionar confesiones televisadas.

El activista sueco de derechos humanos, Peter Dahlin, fue detenido durante tres semanas en 2016, llevado frente a las cámaras y obligado a confesar que puso en peligro la seguridad del Estado. Dahlin pidió a Canadá y a otros países que cancelen las licencias de CGTN y CCTV-4, las cadenas de televisión estatales chinas que transmitieron su confesión, la cual él dice que fue forzada y no cierta.

Otro caso es el del ciudadano británico Peter Humphrey, que fue arrestado en China luego de que lo contrataran para investigar denuncias de soborno y apareció ante CGTN confesando un crimen. El regulador de transmisión británico dictaminó que CGTN había sido “injusto” al mostrar imágenes de la confesión de Humphrey mientras estaba bajo custodia china.

Li dice que otra posibilidad para Kovrig y Spavor es que sus casos permanecerán en el limbo y permanecerán detenidos indefinidamente, dependiendo de lo que suceda con el caso de Meng.

Kovrig y Spavor fueron detenidos en China en diciembre de 2018, poco después de que las autoridades canadienses arrestaran a Meng en una solicitud de extradición de Estados Unidos. Meng está acusada de fraude relacionado con la violación a las sanciones de Irán y está bajo arresto domiciliario en una de sus mansiones en Vancouver mientras su caso llega a las cortes.

Los dos canadienses fueron acusados formalmente de espionaje en junio de 2020. Documentos de la Fiscalía Popular de la municipalidad de Beijing dicen que Kovrig, un catedrático de un grupo de expertos y exdiplomático, está acusado de “espiar secretos de estado e inteligencia”. Los documentos con el Procturatorate del Pueblo de Dandong dicen que Spavor, un hombre de negocios, está acusado de “espiar y proporcionar secretos de estado ilegalmente”.

Li explica que desde 2000, Beijing se ha considerado así mismo más poderoso y resiste la presión de potencias extranjeras.

“Antes del 2000, el PCCh necesitaba la ayuda de países extranjeros. Sin embargo, especialmente después de unirse a la OMC [Organización Mundial del Comercio, en 2001], se considera un líder mundial, por lo que la presión de gobiernos extranjeros no es tan eficaz. El único lenguaje que el PCCh puede entender es la fuerza”, dice.

“En tales circunstancias, la comunidad internacional debe incrementar sus esfuerzos para rescatar a los dos ciudadanos canadienses inocentes”, agregó.

En su declaración, Garneau dijo que el tema de la “detención arbitraria” de Kovrig y Spavor es una prioridad absoluta para Ottawa y que el gobierno está trabajando para asegurar su liberación.

“Los funcionarios canadienses continuarán brindando apoyo consular a estos hombres y sus familias durante esta terrible experiencia”, dijo Garneau.

Donald Clarke, profesor de derecho en la Universidad George Washington y experto en derecho chino, escribió en el blog Lawfare en 2019 acerca de una serie de irregularidades en el caso de Robert Schellenberg, un canadiense condenado por cargos de drogas en China.

Schellenberg fue condenado originalmente a 15 años de prisión, sin embargo, poco después del arresto de Meng fue llevado de nuevo a la corte y condenado a muerte.

Entre las irregularidades en el caso señaladas por Clarke se encuentra que el resultado de su apelación fue anunciado tras solo 20 minutos de deliberaciones, “lo que sugiere que se decidió con anticipación”. El hecho de que la corte de apelaciones regresara su caso a la corte de primera instancia para un nuevo juicio fue otro hecho inusual, escribió Clarke, algo que solo ocurre en “como máximo el 2 por ciento de los casos penales”. Otra observación fue la insistencia por parte de los funcionarios chinos para que la prensa internacional cubriera el evento.

Además de Schellenberg, los ciudadanos canadienses Fan Wei, Ye Jianhui y Xu Weihong han sido condenados a muerte también por cargos de drogas en China durante los últimos dos años.

Con información de Allen Zhou.

Siga a Omid en Twitter: @Ghoreishi


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS