La administración Trump analizará las cuentas de redes sociales de los inmigrantes

Por Matthew Vadum
16 de Septiembre de 2019 Actualizado: 16 de Septiembre de 2019

WASHINGTON—La administración Trump propone que por primera vez se exija a los inmigrantes que brinden información sobre sus cuentas en redes sociales como parte del proceso de solicitud para la ciudadanía estadounidense y otros beneficios relacionados con la inmigración.

El Departamento de Seguridad Nacional de EE.UU. (DSH) desea recopilar los usuarios de redes sociales, que no incluye las contraseñas, para al menos 19 plataformas, incluidas Twitter, YouTube, LinkedIn, MySpace, Flickr, Tencent Weibo de China y Vkontakte de Rusia, en formularios electrónicos y en documentación específica, según NextGov.

“Los departamentos gubernamentales y las agencias de los Estados Unidos involucradas en la detección y revisión (…) identificaron la recolección de identificaciones de usuarios en redes sociales (también conocidos como nombres de usuario, o “identificadores”) y las plataformas de redes sociales públicamente utilizadas y asociadas (…) durante los últimos cinco años, como importantes para la verificación de identidad, y verificación de inmigración y de seguridad nacional”, dijo la administración Trump en un aviso publicado en el Registro Federal el 4 de septiembre.

El cambio surge de la Orden Ejecutiva 13780 del presidente Donald Trump, fechada el 6 de marzo de 2017, mejor conocida como la segunda iteración de la prohibición temporal de viajes de Trump a los visitantes de países específicos plagados de terrorismo. El DHS ha estado recolectando datos de redes sociales disponibles al público desde 2012, pero hasta ahora no había solicitado información a quienes enviaban documentos. La orden ejecutiva también solicitó al DHS que mejorara el proceso de selección de visas, así como los procedimientos de investigación de antecedentes utilizados para los solicitantes de refugio.

Los comentarios públicos sobre la regla propuesta serán aceptados hasta el 4 de noviembre, según el DHS. Otro aviso del publicado por la agencia hace dos semanas, declaró que a los inmigrantes se les pedirá que incluyan sus números de teléfono , direcciones de correo electrónico actuales y pasados y otra información biográfica en los formularios relacionados con la inmigración.

Conseguir los usuarios en las redes sociales “ayudará al DHS a reducir el tiempo necesario para validar la atribución de la información publicada públicamente disponible al solicitante y evitar asociaciones erróneas”, afirmó la agencia. “Las redes sociales pueden ayudar a distinguir a las personas de interés de los solicitantes cuya información confirma su elegibilidad para viajar u [obtener] un beneficio de inmigración”.

Negarse a entregar la información no necesariamente significará la negación del beneficio solicitado. El Servicio de Ciudadanía e Inmigración de EE.UU., que forma parte del DHS, “continuará adjudicando un formulario en el que no se responda la información de las redes sociales, pero el hecho de no proporcionar los datos solicitados puede retrasar o imposibilitar que el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS) determine la elegibilidad de un individuo para el beneficio solicitado”.

Si esta regla propuesta entra en vigencia, se agregarán preguntas sobre las redes sociales a nueve formularios utilizados por el USCIS y la agencia de Aduanas y Protección Fronteriza de EE.UU.

Algunos de los formularios afectados incluyen la Solicitud de Naturalización (Formulario N-400) utilizada para solicitar la ciudadanía estadounidense, la Solicitud para Registrar la Residencia Permanente o Ajustar el Estatus (Formulario I-485) y la Solicitud de Asilo y de Retención de Deportación (Formulario I-589).

Los grupos de tendencia izquierdista dicen que la nueva información que busca el gobierno es intrusiva y se preguntan si ayudará a los funcionarios del DHS a hacer su trabajo y mantener a Estados Unidos a salvo.

Faiza Patel, codirectora del programa de libertad y seguridad nacional del Centro para la Justicia Brennan de la Universidad de Nueva York, dijo a NextGov que un informe de supervisión de 2017 indica que los programas de prueba y los procedimientos de investigación previos del departamento no demostraron si la vigilancia en las redes sociales ayuda a identificar las amenazas de seguridad nacional.

“Esto hace que sea mucho más fácil para ellos monitorear a estas personas”, dijo, y agregó que afecta particularmente a las personas con visas de estudiantes que buscan el estatus de residente permanente o residentes permanentes que desean convertirse en ciudadanos estadounidenses.

“No es que solo va a impactar a las personas en el extranjero, sino que también va a afectar a las personas en los Estados Unidos”, dijo Patel. “Hay mucha información que se puede obtener de las redes sociales, no solo sobre las personas sino sobre todos sus amigos”, dijo Patel. “Así que somos todos nosotros los que estamos vigilados”.

Una coalición de más de dos docenas de grupos de activistas, incluida la Unión de Libertades Civiles de Estados Unidos, el Consejo de Relaciones Islámico-Americanas vinculado al terrorismo y el grupo de fronteras abiertas conocido como la Red Organizadora de los Trabajadores del Día Nacional, firmó una carta oponiéndose a la propuesta, que dicen “le daría al DHS una ventana a la vida privada de los solicitantes”.

La “presencia online” de las personas podría incluir sus listas de lectura, afinidades políticas, actividades profesionales y desvíos privados. El escrutinio de sus sensibles o controvertidos perfiles online llevaría a muchos solicitantes de exención de visa a autocensurarse o eliminar sus cuentas, con consecuencias para actividades personales, comerciales y relacionadas con los viajes”.

A continuación

¿Que hay detrás del empuje para eliminar fronteras?

TE RECOMENDAMOS