La advertencia de Sean Hannity a Estados Unidos y el mundo

Por Jan Jekielek
17 de Agosto de 2020
Actualizado: 17 de Agosto de 2020

En esta entrevista para la serie American Thought Leaders, el editor senior de The Epoch Times, Jan Jekielek, habló con el presentador del programa de radio y televisión Sean Hannity sobre porqué escribió su primer libro en diez años: “Vive libre o muere: Estados Unidos (y el mundo) al borde del abismo”.

Jan Jekielek: Sean Hannity, es un placer tenerte en American Thought Leaders.

Sean Hannity: Jan, gracias. Leo The Epoch Times diariamente. Todavía me gustan los periódicos en papel. Entregué el Long Island Press News Day y el New York Daily News cuando era niño, en diferentes momentos. Y todavía me gusta tener ese periódico en mi mano. Recibo más versiones impresas de historias que nunca, pero ustedes han hecho un trabajo increíble. Y realmente creo que hay un gran vacío en los medios, especialmente en los periódicos. Se inclinan tan sólidamente hacia un lado que hay muy pocos periódicos en los que pueda confiar, y The Epoch Times es uno de ellos.

Es increíble, en mi opinión, ¿acaso los medios no se han vuelto tan corruptos, tan abusivamente parciales, tan unilaterales? ¿Cómo afirman que les importa la obstrucción de la justicia, pero no les importan los correos electrónicos requeridos de Hillary y no les importa BleachBit ni los martillos?

Y cualquiera que vea este programa de American Thought Leaders o lea The Epoch Times sabría que, si fuera un conservador, estaría en grandes problemas. Intente borrar los correos electrónicos requeridos. Eso no va a funcionar o terminar bien para ti.

Se preocupan de la colusión con Rusia, pero ignoraron el expediente ruso comprado y pagado por Hillary Clinton, que luego se utilizó, sin verificar, para espiar a un candidato presidencial y a su equipo de transición y en lo profundo de la presidencia. Impulsaron la teoría de la conspiración rusa que ahora sabemos que el FBI sabía —incluso antes de la primera solicitud FISA en agosto de 2016— que no estaba verificada. Sabían con seguridad que fue desacreditada en enero de 2017, cuando la fuente secundaria de Christopher Steele dijo, “Oh, no, nada de esto es real. Todo eso fue una charla de bar”. Pero aun así arrastran al país a través de esto.

Se preocupan de los quid pro quos con Ucrania, pero no les importaba que Joe Biden en video dijera, no vas a conseguir mil millones de dólares de los contribuyentes estadounidenses a menos que despidas a este fiscal en particular que está investigando a mi hijo que no tiene experiencia. Sin embargo, hicieron un gran alboroto por una llamada con [el presidente ucraniano] Zelensky y el presidente Trump. Después de todo lo que le hicieron pasar al país, solo hubo un testigo de hechos. Todos los demás testigos eran testigos de rumores o de opinión.

¿Y qué dijo el testigo de hechos? “Bueno, hablé con el presidente”. “¿Dijo que quería algo de Ucrania?”, dijo: “No, no hay quid pro quo. …solo quiero que no sean corruptos”. Nada en absoluto.

Cuando miras atrás y tomas estos ejemplos, es una hipocresía impresionante. Y luego los medios de comunicación que hacen tanto alboroto y dicen que estas cosas son importantes: la colusión de Rusia es importante, la obstrucción de la justicia es importante, no puede haber interferencia rusa, no puede haber quid pro quos. [Pero] simplemente hacen la vista gorda a su lado.

Así que son realmente propagandistas, estatistas, no mejores que el Pravda de la antigua Unión Soviética. Ellos mienten, difaman, calumnian, denigran, ensucian. Están involucrados en el asesinato de personajes cotidianos. Tienen una psicosis de culto y odio hacia todas las cosas de Donald Trump, y esos son los tiempos que vivimos.

Y ahora tenemos elecciones en 82 días, y tenemos la opción más radical en la historia de este país que ahora está avanzando abiertamente las mismas políticas que son la antítesis de las políticas que hicieron grande a este país. Y eso es lo que reconocí hace un año. Dije que esta será una elección de punto de inflexión. Perderemos el país. Si se implementan sus políticas declaradas, Estados Unidos, literalmente todo se pondrá de cabeza.

El cuarto capítulo del libro [es] “Socialismo: Una historia de fracaso”. Nunca ha funcionado. No importa el nombre que se le dé, no importa el país en el que se haya probado, no funciona. No funcionará aquí. Las promesas que todo va a ser gratis nunca se cumplirán. Llevará a la pobreza, a la miseria y a la pérdida de libertades. Ese es el resultado final siempre.

O viviremos libres y defenderemos los principios de un gobierno limitado, una mayor libertad, que nuestros derechos vienen de Dios, no del gobierno, y la libertad y el riesgo y la recompensa y el capitalismo, o nos hundiremos en el infierno que es el socialismo, porque eso es lo que está en juego en solo 82 días.

Sr. Jekielek: Usted tiene esta estadística increíble aquí en el libro. Usted dijo que el 43 por ciento de los estadounidenses en general dicen que el socialismo sería algo bueno. Pero lo que me sorprendió fue que el 51 por ciento dice que es algo malo. Eso significa que el 49 por ciento no dirá que es algo malo. Eso es asombroso. ¿Y cómo llegamos aquí?

Sr. Hannity: Tienen este atractivo. Mira Jan, casi puedo entenderlo. En papel, pondremos todas nuestras cosas en una olla grande, y le daremos a cada uno según su necesidad, de cada uno según su capacidad, ¿verdad? Diversas formas de socialismo, comunismo, redistribución, incluso el estatismo.

Esto es lo que prometen. Prometen que obtendrás desde pre-preescolar hasta la educación universitaria. Prometen la condonación de los préstamos para las escuelas. Prometen un trabajo garantizado por el gobierno con un salario garantizado con unas vacaciones garantizadas por el gobierno, comida sana garantizada por el gobierno. Garantizan el cuidado de la salud del gobierno, Medicare para todos, o la expansión del Obamacare —el cual es un desastre. Y luego tendrás una jubilación garantizada. Vale, esas son muchas garantías.

Y lo predicen con la creencia que lo vamos a hacer, y en 10 años, vamos a abolir la sangre vital de la economía mundial: petróleo, gas y carbón. Ahora, esa es la decisión más tonta que he escuchado.

El gobierno promete todo esto. Les pregunto a todos: “¿Cómo ha sido el historial del gobierno hasta ahora?” Porque miro a la ciudad de Nueva York, y miro a Chicago, y miro a Seattle y Portland, Los Ángeles y San Francisco, ¿cómo les está yendo en el papel más fundamental que el gobierno debería tener en términos de ley y orden, seguridad y protección? Si yo fuera profesor, les daría una F. Están fallando a un nivel espectacular.

Lo siguiente más importante, ¿cómo van con la educación de nuestros hijos? Bueno, Estados Unidos de América gasta más per cápita que cualquier otro país del mundo industrializado. Y llegamos como del 37° al 40° dependiendo de si es en lectura o en matemáticas. De hecho, hay 13 escuelas secundarias públicas en la ciudad de Baltimore. Baltimore es la tercera ciudad del mundo con mayor gasto per cápita por estudiante. 13. No es un examen. No es una pregunta de examen. Pregunto a sus televidentes ¿qué porcentaje de esos chicos de esas 13 escuelas públicas cree que son competentes en matemáticas? Les daremos unos segundos de “Jeopardy”. Dah dah dah dah dah. Ahora, la respuesta es: no hay un solo niño. Ni uno.

¿Qué tienen todas estas ciudades en común? Han sido dirigidas por demócratas liberales durante décadas.

¿Cómo funcionó eso del Obamacare? Bueno, millones de personas perdieron a sus médicos. Eso no es lo que prometieron. Millones perdieron sus planes. Y, en promedio, todo el mundo en todo el país está pagando un 200 por ciento más. No estamos ahorrando USD 2500 por familia al año para un mejor cuidado. Y hay casi el 40 por ciento del país que solo tiene una opción de intercambio de Biden Obamacare.

Entonces esas son sus promesas. Añadiré un par de cosas más. La última vez que revisé la Seguridad Social y Medicare, estaban en bancarrota. ¿Lo recuerda? No sé cuándo fue la última vez que lo revisaste, pero vamos en una trayectoria en la que no vamos a tener suficiente dinero para pagarlo. Por cierto, se suponía que iban a poner ese dinero en una caja de seguridad, como nos dijeron. Ese dinero ha sido despilfarrado. Se ha gastado. Lo asaltaron, lo gastaron. Donde yo crecí, lo llamábamos robo porque hicieron una promesa.

Así que ahora fallaron en cada promesa importante que hicieron, ¿pero vamos a creer este nuevo conjunto de promesas? Y ahora vamos a contar con que tengan un historial del 100 por ciento porque ¿qué va a pasar cuando volvamos a depender de la energía? Ahora somos energéticamente independientes debido a las políticas de Donald Trump por primera vez en 75 años. Somos el mayor productor de energía del mundo en más de 75 años.

¿Cómo vamos a lograr esto? Son 94 billones para el Nuevo Acuerdo Verde. Son 52 billones para Medicare para todos o la expansión del Obamacare. No podemos permitírnoslo. Déjame hacerte un cálculo simple. Solo recibimos de 4 a 4.5 billones de dólares al año. En 10 años, estamos cerca de los 50 trillones de dólares. Vaya. Así que eso no pagaría ni siquiera el Medicare para todos. Y eso sin el gasto en defensa. Cero. Ninguno de los otros programas gubernamentales está financiado y aun así te quedas, bueno, con unos dos tercios del dinero, según las estimaciones.

Es una fantasía, es una mentira, es una falsa seguridad. Y terminará mal ya que el socialismo siempre termina mal. Comienza con las grandes promesas. “Tomaremos el dinero de esa gente malvada y rica, y lo redistribuiremos”.

Eso no es lo que ha hecho grande a Estados Unidos. La bondad y la grandeza de Estados Unidos es la creencia que estamos dotados por nuestro Creador. Tenemos talentos de ese Creador. Cavamos profundo y encontramos esos talentos. Creamos bienes y servicios que la gente quiere, necesita y desea. ¿Y adivina qué? Mientras servimos a nuestros semejantes, también pagamos nuestra hipoteca y compramos un coche, como nos sirven las personas que crean los coches y construyen la casa. Nunca ha habido un sistema diseñado por el hombre que sea mejor. Muéstrame uno, lo miraré. No lo he visto.

Sr. Jekielek: Así que, Sean, quiero entrar en la parte de “el mundo” de su título. Cuando vi “el mundo al borde” estaba pensando en China, ¿pero en qué estabas pensando?

Sr. Hannity: Bueno, China es una gran parte de ello, especialmente ahora, lo que le hicieron al mundo. La parte más siniestra de todo lo que hicieron aquí, para mí, es que impidieron que la gente de Wuhan volara de Wuhan a cualquier otra parte de China. Pusieron su propia prohibición de viaje, y evitaron que la gente del resto de China volara a Wuhan. Pero dejaron que los residentes de Wuhan viajaran por el mundo, y se podía venir de cualquier parte, se podía aterrizar en la provincia de Wuhan. Eso te dice todo lo que necesitas saber sobre lo egoístas que eran.

El mundo habría unido a los mejores científicos, investigadores, profesionales de la medicina, podríamos haber llegado a China para contener esta cosa — el enemigo invisible que el presidente llama— inmediatamente, si tan solo hubieran buscado ayuda. Todo el mundo se habría ocupado del asunto, y ellos permitieron que esto sucediera.

En mi opinión, los hago responsables. Y para los senadores, este último paquete de ayuda para tratar de darles protección de responsabilidad es una locura. No se lo merecen. Y las familias deberían ser compensadas por lo que permitieron que pasara. Ellos no crearon el virus, pero permitieron la propagación del virus. No le dijeron al mundo la verdad.

Sin embargo, aquí está el panorama más amplio…aislemos el último siglo. Más de 100 millones de almas humanas cuando lo sumas todo. Mao, la revolución, China, Rusia, Stalin, Hitler, Mussolini, el fascismo, [Hideki] Tojo, Japón, los campos de exterminio, Camboya, más de 100 millones de almas muertas en estos sistemas gubernamentales.

Estados Unidos de América, derrotó a las fuerzas del fascismo. Derrotamos a las fuerzas del nazismo, el Japón imperial y el comunismo y, más recientemente, lideramos al mundo en esta lucha contra el islamismo radical. Y pagamos sangre, sudor, lágrimas, carga financiera. Eso es todo lo que tenemos. Lo asumimos y protegemos el mundo. Así que, así va Estados Unidos, Jan, así va el mundo.

Y necesitamos un Estados Unidos fuerte. Y necesitamos un poderoso ejército para lidiar con el verdadero mal, el verdadero peligro que existe en el mundo. Y negar esa realidad o ese hecho es más que ingenuo.

Es sorprendente porque nunca ha existido un presidente que haya sido un aliado más cercano, un amigo de Israel. Más recientemente, vimos las acciones del presidente, estás hablando de China, con Hong Kong. Creo que lo que era inconcebible hace cinco años está sucediendo ahora. Ves esta alianza que ha surgido con Jordania y Egipto e Israel y Estados Unidos y los saudíes y los Emiratos. Todo esto es algo histórico. Pero el alineamiento realmente va en contra de la hegemonía iraní en la región.

China, Irán y Rusia [son] los tres peligros reales, claros y presentes para el mundo, creo, que tenemos que estar más alertas.

Esta entrevista ha sido editada para mayor claridad y brevedad.

“American Thought Leaders” es un programa de The Epoch Times disponible en Facebook, YouTube, y el sitio web de The Epoch Times.

Siga a Jan en Twitter: @JanJekielek


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo


A continuación

¿Qué es el comunismo y cuál es su objetivo?

Las opiniones expresadas en este artículo son propias del autor y no necesariamente reflejan las opiniones de La Gran Época

TE RECOMENDAMOS