La affluenza: una enfermedad que solo afecta a personas ricas

02 de Enero de 2016 Actualizado: 02 de Enero de 2016

El término affluenza, o síndrome del niño rico, fue utilizado por un psicólogo que declaró por la defensa de Ethan Couch durante la fase de sentencia del juicio en un tribunal de menores. El experto sostuvo que los padres adinerados de Ethan Couch habían mimado y malcriado a su hijo hasta inculcarle un sentido de irresponsabilidad —un trastorno que el experto llamó “affluenza”–, al grado de que el joven nunca aprendió a distinguir el bien del mal ni sufrió las consecuencias de su mala conducta.

La palabra affluenza fue difundida en la década de 1990 por Jessie O’Neill, nieta de un ex presidente de General Motors, en su libro “The Golden Ghetto: The Psychology of Affluence” (El gueto dorado: psicología de las personas pudientes). Desde entonces se le utiliza para describir un trastorno en el que los niños, generalmente los de las familias más pudientes, se creen con derechos, son irresponsables, justifican su mala conducta y a veces caen en las drogas y el alcohol.

E PUEDE INTERESAR:

Affluenza parece haber pasado al léxico de la cultura popular como combinación de “affluent” (pudiente) e influenza (gripe). Una página web llamada The Affluenza Project pretende explicar las consecuencias del dinero sobre las relaciones. Diversos libros sobre el tema conjeturan que el hecho de ser pudiente no suele traducirse en felicidad o que conduce al exceso de consumo y la sensación creciente de enajenación y angustia.

La affluenza no está reconocida como diagnóstico médico por la Asociación Psiquiátrica Estadounidense, y su uso como argumento durante un juicio provocó duras críticas de especialistas médicos y de los familiares de las cuatro personas muertas en un accidente. El manual diagnóstico y estadístico de trastornos mentales, publicado por la asociación y ampliamente utilizado por los profesionales de la salud mental, no menciona el término.

Artículo original aquí

Encuentre también en LA GRAN ÉPOCA información sin censura sobre China

 

 

TE RECOMENDAMOS