La amistad de un caballero es tan simple como el agua

Por JOYCE LO
25 de Marzo de 2020 Actualizado: 25 de Marzo de 2020

Durante el período de los Estados en Guerra (475-221 a.C.), Zhuang Zi dijo: “La amistad de un caballero es tan simple como el agua. La amistad entre los inferiores es tan dulce como el vino”.

El agua es incolora y no tiene sabor. Es suave y clara. En la antigua China se aconsejaba que, entre los caballeros, se dé prioridad a la rectitud, para poder mantener una amistad, ser claro y puro. Así que es apropiado usar el agua para describir la amistad entre caballeros. Hay muchas historias antiguas para ilustrar cómo poner esto en práctica.

La amistad entre Xue y Wang en la dinastía Tang

Xue Rengui (614-683) fue un famoso general de la temprana dinastía Tang. Provenía de una familia empobrecida y vivió en una cueva con su esposa cuando eran jóvenes, viviendo de la agricultura. Su vecino Wang Maosheng  frecuentemente le ayudaba y se hicieron buenos amigos.

Más tarde, Xue se unió al ejército, siguiendo al emperador Taizong que conquistó Liao en el Este. Obtuvo grandes méritos por su valentía y sabiduría y fue nombrado general al mando.

Cuando celebró fiestas a su regreso de la victoria, todos los nobles compitieron para mostrar su buena voluntad a través de la entrega de regalos preciosos. Xue rechazó todos menos uno, dos barriles de vino de Wang Maosheng.

Cuando abrieron los barriles, lo que Wang presentó fue agua. Todos los invitados estaban sorprendidos, pensando que Wang se estaba burlando del General. Pero Xue rió felizmente, sacó tres tazones y los bebió todos de un tirón, y luego comentó: “Cuando era pobre, estaba agradecido por la ayuda del hermano Wang. Ahora me ha enviado dos barriles de agua clara, este es el mejor regalo”.

Sima Guang de la dinastía Song del Norte lo recomendó por su talento

Sima Guang (1019-1086), político e historiador de la dinastía Song del Norte, recomendó a Liu Yuancheng para que trabajara en la Biblioteca del Palacio cuando se convirtió en Primer Ministro.

Sima le preguntó a Liu, “¿Sabes por qué te recomendé?” Liu respondió: “¿Quizás fue porque una vez entrené bajo tu mando, que nos veíamos a menudo?”.

“¡Mal!” respondió Sima. “Es porque a menudo preguntabas por mí cuando estaba desempleado. Pero desde que me convertí en primer ministro, nunca me enviaste ninguna carta. ¡Es por eso que te recomendé!”.

No desprecies a las personas cuando son de aspecto ordinario, no las halagas cuando tienen poder. Liu era un caballero con una mentalidad pura. Sima Guang pensó que debía recomendar a un hombre de alta calidad moral para servir a la nación.

Editado por Damian Robin

***

¿Sabía?

Qué es Falun Dafa y por qué se propagó por todo el mundo

TE RECOMENDAMOS