Historias de la antigua China: La amistad entre caballeros es simple como el agua

02 de Enero de 2017 Actualizado: 02 de Enero de 2017

Durante el período de los Reinos Combatientes (475-221 a. C.), Zhuang Zi dijo: “La amistad de un caballero es simple como el agua. La amistad entre villanos es dulce como el vino”.

El agua es incolora y no tiene gusto. Es suave y clara. En la antigua China se recomendaba que entre caballeros, uno debe dar prioridad a la rectitud al mantener la amistad, ser claro y puro. Por eso es apropiado usar al agua para describir la amistad entre caballeros. Hay muchas historias antiguas que ilustran cómo llevar esto a la práctica.

La amistad entre Xue y Wang en la Dinastía Tang

Xue Rengui (614-683) fue un famoso general en la Dinastía Tang. Provenía de una familia pobre y vivía en una cueva con su esposa cuando eran jóvenes y sobrevivían de la agricultura. Su vecino, Wang Maosheng, les ayudaba a menudo y se volvieron buenos amigos.

Más tarde, Xue se unió al ejército, siguiendo al Emperador Taizhong quien conquistó Liao en el este. Xue ganó gran mérito con su valentía y sabiduría y fue nombrado comandante general.

Cuando organizó fiestas luego de su regreso triunfal, toda la gente importante competía para mostrar su buena voluntad ofreciéndole regalos preciosos. Xue los rechazó todos excepto uno, dos barriles de vino de Wang Maosheng.

Cuando abrieron los barriles, lo que Wang presentó fue agua. Todos los invitados estaban impresionados, pensando que Wang se estaba burlando del General. Pero Xue se rio feliz, se sirvió tres vasos y se los bebió en un respiro, luego dijo: “Cuando era pobre, sentí gratitud por la ayuda del hermano Wang. Ahora él me envía dos barriles de agua clara, este es el mejor regalo”.

Las dos familias permanecieron tan cercanas como antes.

La recomendación de talento de Sima Guang en Song del Norte

Sima Guang (1019-1086), político e historiador en la dinastía Song del Norte, recomendó a Liu Yuancheng para un trabajo en la Biblioteca del Palacio cuando asumió como Primer Ministro.

Sima le preguntó a Liu: ¿Sabes por qué te recomendé?, Liu respondió: ¿Quizá porque practiqué con usted, y nos veíamos con mucha frecuencia?

“¡Incorrecto!” respondió Sima. “Es porque averiguabas a menudo cómo estaba cuando no tenía trabajo. Pero desde que asumí como Primer Ministro nunca me enviaste una carta. ¡Por eso te recomiendo!”

No menospreciar a la gente cuando es de origen humilde, no adularla cuando tiene poder. Liu era un caballero con una mente pura. Sima Guang debía recomendar a un hombre con alta calidad moral para servir a la nación.

TE RECOMENDAMOS