La “barbárica” sustracción de órganos en China debe terminar, afirman parlamentarios británico

Por Jane Werrell - La Gran Época
03 de Abril de 2019 Actualizado: 03 de Abril de 2019

LONDRES – Un grupo de legisladores británicos está instando al gobierno del Reino Unido a responsabilizar a China por un crimen que algunos podrían considerar demasiado perturbador para creer: la práctica de sustracción forzada de órganos a prisioneros de conciencia.

La miembro del parlamento del Partido Nacional Escocés, Patricia Gibson, la comparó con algo que “uno esperaría leer en una novela de ciencia ficción”.

“Esta práctica bárbara e inhumana debe terminar”, dijo, en el debate en Westminster Hall el 26 de marzo.

En respuesta a los distintos discursos de los parlamentarios, Mark Field, Ministro de Estado para Asia y el Pacífico del Ministerio de Relaciones Exteriores y Asuntos del Commonwealth (FCO, por sus siglas en inglés), dijo que planteará la cuestión de la sustracción forzada de órganos a nivel internacional.

“Los miembros han expresado hoy su preocupación por el hecho de que no solo se extraigan órganos de prisioneros ejecutados condenados a muerte, sino también de prisioneros de conciencia, principalmente practicantes de Falun Gong, así como de otras minorías religiosas y étnicas”.

“Se ha planteado la preocupación de que a veces se extirpan órganos mientras la víctima aún está viva y sin anestesia”, dijo.

Dijo que el FCO examinará la situación, pero que necesitaría más pruebas para demostrar que la práctica es ejecutada por el Estado chino.

En 2016, el Parlamento Europeo aprobó una declaración escrita sobre la suspensión de la sustracción de órganos de los prisioneros de conciencia, y en ese mismo año, el Congreso de Estados Unidos aprobó por unanimidad una resolución en la que condenaba la sustracción de órganos autorizada por el Estado en China.

El Primer Hospital Central de Tianjin parece haber trasplantado muchos más órganos de los que dice haber realizado, sin tener ningún suministro conocido. Los investigadores dicen que los órganos probablemente provienen de prisioneros de conciencia que languidecen en los campos de trabajo de China. (La Gran Época)

Algunos, como el miembro del parlamento del Partido Unionista Democrático Jim Shannon, que fue el anfitrión del debate, querían que el ministro adoptara una postura más firme.

“Honestamente, me pareció que quizás podría haber sido un poco más fuerte”, dijo Shannon, pero añadió: “No creo que eso le quite su compromiso con lo que estamos tratando de cambiar”.

“Tenemos que convencer a China de que no es ético. Que es un asesinato a pedido”, dijo.

‘Un número muy significativo de víctimas’

El informe de 2016, ‘Cosecha Sangrienta: Una actualización’ (pdf) dice que los prisioneros de conciencia son sometidos a exámenes médicos para evaluar su idoneidad para el trasplante de órganos.

Ethan Gutmann es uno de los autores del informe. Dijo que era alentador ver que cada vez más parlamentarios en el Reino Unido se involucren.

“Se ve la formación de un grupo que sabe de lo que está hablando, que realmente conoce el tema y habla elocuentemente sobre él, y que está muy determinado. Esto es nuevo”, dijo.

Hablando de la sustracción forzada de órganos, dijo: “En términos de corrupción médica, estamos viendo algo que no hemos visto desde los nazis, en términos de experimentos médicos”.

Un tribunal popular creado para investigar la sustracción forzada de órganos en China emitió un fallo provisional el pasado diciembre, con el presidente, Sir Geoffrey Nice, diciendo que la sustracción forzada de órganos de prisioneros de conciencia ha ocurrido en China “en una escala significativa”.

“Nosotros, los miembros del tribunal, estamos seguros, unánimemente, y más allá de toda duda razonable, que en China, la sustracción forzada de órganos de prisioneros de conciencia fue practicado durante un período de tiempo considerable, con la participación de un significativo número de víctimas”, dijo.

Sir Geoffrey Nice QC, presidente del Tribunal de China en la sustracción forzada de órganos en el primer día de audiencias públicas en Londres, el 8 de diciembre de 2018. (Justin Palmer)

Los testimonios de testigos apoyaron las acusaciones de que las víctimas de la sustracción de órganos eran a menudo personas encarceladas por sus creencias, principalmente practicantes de Falun Dafa, una práctica espiritual que fue prohibida en China desde 1999, así como lo son también los musulmanes uigures, budistas tibetanos y cristianos de las casas-iglesia.

Un ex cirujano, Enver Tohti, dijo que se vio obligado a extraer órganos de un hombre que aún estaba vivo.

“Estaba tratando de luchar para resistirse a mi inserción, pero estaba demasiado débil para actuar en contra”, dijo durante su testimonio como testigo.

El Dr. Adnan Sharif, Secretario de Médicos Contra la Sustracción Forzada de Órganos, describió la práctica como “uno de los más graves crímenes contra la humanidad”.

“A veces es muy difícil escuchar esos testimonios, escuchar los testimonios de los testigos, porque para algunas personas les resulta demasiado increíble aceptar que es así”, dijo el Dr. Sharif, un nefrólogo especialista en trasplantes del Hospital Queen Elizabeth de Birmingham.

“En este momento, desde una perspectiva global, esta es la más grande mancha negra contra la donación de órganos”, dijo.

En el momento de esta publicación, 40 diputados habían firmado una moción que pide al gobierno del Reino Unido que condene la práctica de la sustracción forzada de órganos. También pide que se introduzca una legislación que prohíba a los ciudadanos a participar en el turismo de órganos.

Fiona Bruce, miembro conservador del parlamento, dijo durante el debate: “En el caso de los asesinatos por medio de la sustracción forzada de órganos de los prisioneros de conciencia en China, no hay víctimas que puedan contar sus historias. Eso es porque nadie sobrevive. Es casi un crimen perfecto. ¿Debería eso impedirnos hablar? No debería hacerlo”.

No es la primera vez que esto se debate en el parlamento, y Bruce dijo que no será la última.

A continuación

Los practicantes de Falun Gong están siendo asesinados por sus órganos en China

TE RECOMENDAMOS