La brillante idea de esta niña salva su vida y la de su hermano durante un sorpresivo secuestro

Por La Gran Época
21 de Enero de 2019 Actualizado: 22 de Enero de 2019

Que un hijo sea secuestrado es una verdadera pesadilla para todo padre. Un hombre de California, se enfrentó a esta realidad cuando le robaron el auto con sus hijos sentados en el asiento trasero.

Rodney Cole, padre de Malaiah, de 8 años y de un hijo de 3, sufrió un error de cálculo cuando dejó a los niños en el coche frente a un almacén de artículos de belleza, en Lincoln Park, San Diego, a principios de abril de 2018.

Imagen ilustrativa/Crédito: Pxhere /CCO 1.0

Quería comprar suministros para el cabello, así que dejó el auto y el aire acondicionado en funcionamiento porque era un día caluroso, según ABC7.

Una mujer se percató del coche con los niños dentro y decidió robarlo.

“Ella miró el auto y lo vio en marcha y a los niños en él. Luego se metió en él y se marchó”, contó Malaiah.

Imagen ilustrativa. (Crédito: uniqueHxC/Pixabay)

Rodney vio que su coche se alejaba y se fue corriendo a atraparlo.

“Vi a mi papá salir de la tienda y lo vi golpeando la ventana, pero ella la subió”, dijo Malaiah.

Una testigo le dijo a la NBC, que cuando vio lo que sucedía, empezó a tocar el claxon para llamar la atención del padre.

Él dijo: “Me vio tocar el claxon y le señalé su coche y empezó a correr para perseguirlo”.

También admitió que sinceramente quería ayudar mucho más en la situación, pero que se vio obligado a alimentar a su propio hijo en el asiento del acompañante.

Rodney hizo todo lo posible para perseguir a la mujer y a sus hijos corriendo, pero desafortunadamente no pudo seguirles el ritmo.

Imagen ilustrativa/ Crédito: Pxhere/ CCO 1.0

“Casi agarro el auto, pero ella empezó a conducir erráticamente”, dijo.

Al final, el pobre padre no pudo hacer mucho y siguió gritando en medio de la calle, después de ver cómo la secuestradora se llevaba a sus pequeños.

Imagen ilustrativa. (Crédito: Free-Photos/Pixabay)

Afortunadamente, Malaiah tenía un teléfono y estaba bien familiarizada con la forma de llamar al 911 en caso de emergencias. Esta acción podría salvar su vida, así como la de su hermano.

“Dijeron, ‘911, ¿cuál es su emergencia?’ Y yo dije: ‘Nos secuestraron a mí y a mi hermanito’. Y ella  niña respondió, ‘¿Puedes decirnos dónde estás? ¿Qué es lo que ves?’, y dije, ‘Veo carteles que dicen frontera con México’. Intentó quitarme el teléfono, pero luego me alejé de ella y me dijo, ‘Dame el teléfono o voy a conducir en círculos y chocar contra la pared de la autopista'”, relató Malaiah.

Imagen ilustrativa/Crédito: Joachim Pietsch/ Wikipedia (CC BY-SA 2.0)

Sin otra opción, Malaiah entregó el teléfono a la secuestradora. Pero su acción ayudó a la policía a localizarlos, rescatándolos a dos minutos de la frontera.

La mujer fue detenida y no se conocía el motivo del intento de secuestro.

Rodney expresó, “Estoy muy orgulloso de ella”.

Gracias a Dios que Malaiah piensa rápido ante el peligro, ¡es una niña muy valiente!

Mira el video a continuación:

Patinadora cruza los EEUU para recaudar fondos para las niñas del África y para demostrar que la generosidad, ¡sí existe!

Si esta conmovedora historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS