La búsqueda de la perfección artística del tenor Gao Liang

La búsqueda de la perfección artística del tenor Gao Liang

El tenor Geo Liang. (Cortesía Shen Yun Performing Arts)

06 de Enero de 2022

El tenor Gao Liang tiene una hermosa voz. Siempre ha tenido una hermosa voz, y desde muy joven su canto recibió elogios.

Pero cuando hablaba, los adultos hacían una pausa y sus compañeros se reían de él. Durante mucho tiempo, Liang no podía entender por qué. Él pensó que hablaba como todos los demás y no sabía por qué se reían.

Pero un día, el destino llevó a Liang a encontrarse una vieja grabadora, y cuando escuchó una grabación suya, se quedó conmocionado. La forma en que pensaba que sonaba y lo que realmente sonaba eran completamente diferentes.

Resultó que Liang tenía un trastorno del habla. No había nada malo física o mentalmente en él, explicó Liang, pero pronunciaba la mayoría de las palabras incorrectamente. Con gran persistencia, Liang volvió a aprender a hablar desde cero, escuchando a los demás e imitando su habla, y consiguió deshacerse de un hábito que había desarrollado en los últimos 10 años, dijo. Naturalmente, lo que vivió le dejó una profunda impresión.

Si pude superar esta montaña de obstáculos, cuando muchos otros no pueden superar sus problemas del habla, es porque estaba destinado a cantar, explicó Liang.

“Sentí que era el destino”, dijo. “Se sentía como mi misión”.

Ese joven tímido con un trastorno del habla crecería hasta convertirse en un vocalista clásico galardonado internacionalmente, y Liang sigue considerando eso como un milagro.

Una estrella en ascenso

Su talento le llevó lejos. La hermosa voz de Liang le hizo participar en muchas producciones escolares, conduciéndolo a buscar un profesor de canto para potenciar su talento. Se le presentó la idea de la música como carrera, y se graduó en el Conservatorio de Música de Shanghai, y luego en la Academia Rusa de Música Gnessin.

Durante sus estudios, tuvo la oportunidad de presentarse en siete concursos vocales internacionales y ganó cinco premios. Se presentó en escenarios de renombre mundial, junto a los mejores vocalistas internacionales.

En el Tercer Concurso Vocal Internacional B.T. Shtokolov de Rusia, celebrado en San Petersburgo, Liang fue el único tenor que pasó a la tercera ronda de la final. Actuó junto a los mejores vocalistas europeos y junto a las estrellas del Teatro Mariinsky. Además, recibió valiosas opiniones de los jurados del concurso.

“Estas experiencias son inolvidables. Fue un estado de maduración, una etapa de afirmación que fortaleció mi confianza y me permitió seguir mejorando”, dijo Liang.

Los concursos de canto clásico difieren de otros concursos de canto, señaló Liang. En la mayoría de las competiciones, la gente canta diferentes canciones para aprovechar sus puntos fuertes y se enfatiza la originalidad en la interpretación. Pero en estas competiciones clásicas, casi siempre se pide a los vocalistas que canten el mismo repertorio. La valoración de la técnica es estricta, y también se critica la capacidad de los vocalistas para cantar en varios idiomas, así como sus interpretaciones artísticas.

La belleza de la música clásica llevó a Liang a avanzar en su carrera vocal como cantante de ópera en China y en Europa, y actuó como Don Ottavio en “Don Giovanni” de Mozart, Tamino en “La flauta mágica”, Rodolfo en “La Bohème”, y otros. Luego, en 2019, Liang se fue a Estados Unidos en busca de nuevos desafíos.

“La razón por la que Estados Unidos es grandioso es porque ha heredado y desarrollado lo mejor de las tradiciones del mundo”, dijo Liang. La música clásica se estableció y desarrolló en Europa, pero los artistas de todo el mundo sueñan con debutar en Estados Unidos para obtener fama internacional, por ejemplo. En opinión de Liang, esto proviene del respeto de las instituciones estadounidenses por la cultura y las cosas de excelencia.

“De hecho, muchas, muchas cosas en China fueron destruidas en China y se fueron de China, pero fueron protegidas y heredadas en Estados Unidos y se están llevando adelante”, dijo Liang. “Esto es algo muy bueno, y Estados Unidos es realmente un país asombroso”.

Hoy, como tenor de la compañía Shen Yun Performing Arts con sede en Nueva York, Liang es uno de los pocos artistas de esta época dedicados a preservar y revivir todo el bagaje artístico que cultivó el bel canto.

Pero no siempre le gustó el bel canto.

Gao Liang en una presentación. (Cortesía de Shen Yun Performing Arts)

Descubriendo el Bel Canto

Cuando Liang era joven, él, como muchos de su edad, quería hacer lo que estaba de moda y era popular, y el bel canto ciertamente no estaba de moda.

Además, al crecer en China, Liang no tenía una buena impresión del bel canto. No tuvo contacto con las óperas europeas ni con las grandes obras vocales del canon clásico, por lo que el único canto de óperas que conocía eran las canciones destinadas a glorificar al Partido Comunista Chino (PCCh). Estas piezas propagandísticas le resultaban poco atractivas; las consideraba de mal gusto y no tenían nada de atractivo.

“Por ejemplo, el ‘Mesías’ [de Handel], no hay forma de representarlo en China”, dijo Liang. Cuando amplió sus estudios, conoció el mundo de la ópera y su mundo musical se amplió.

“Es un arte totalmente diferente en la cultura europea”, dijo Liang. Las canciones son elegantes y su contenido es relevante para la humanidad. “Son poemas, y [las obras] cantan alabanzas a la amistad, al amor y no tienen nada que ver con la política”.

El bel canto es un arte difícil de dominar, pero con un nuevo repertorio de obras maestras significativas esperándolo, Liang estaba dispuesto a esforzarse.

“’Bel canto’ significa canto hermoso. Está conectado con la ópera; si no hubiera ópera, no habría bel canto”, explicó Liang. No era el estilo de canto utilizado en 1600, cuando la ópera hizo su gran debut en la historia de la música, pero con el tiempo las técnicas vocales alcanzaron su punto máximo alrededor del siglo XIX, y ese pináculo del estilo se conoce como bel canto.

Un nuevo desafío

Cantar es un arte que requiere una fuerza y habilidad tremendas: el vocalista busca hacer realidad un sonido que primero existe solo en su imaginación, como lo hacen todos los músicos, excepto que en este caso el instrumento es invisible e intangible para el músico, dijo Liang. En la interpretación, se requiere tranquilidad absoluta, un tipo de atención plena con la que la mayoría solo sueña, para producir la perfección en cada sonido.

Liang fue a Estados Unidos en busca de un desafío, y lo encontró cuando adicionó con éxito en Shen Yun, la principal compañía de danza y música clásica china del mundo. Si bien la compañía de renombre mundial es conocida por revivir el arte de la danza clásica china, sus programas también incluyen muchos componentes musicales, incluidas actuaciones de bel canto en solitario. Liang pronto se enteraría que Shen Yun tenía un listón igual de alto para sus vocalistas.

Por un lado, las obras vocales originales de Shen Yun están escritas en chino. Los cantantes de ópera saben que no todos los idiomas son iguales cuando se les pone música, y algunos idiomas representan desafíos únicos cuando se cantan, especialmente en el estilo bel canto, que exige que cada palabra y sílaba se cante en el mismo timbre. El estilo en sí tiene altos requisitos de belleza y pureza de sonido, pero Liang nunca había encontrado tal inclinación por este requisito hasta que ingresó a Shen Yun.

“En ningún otro lugar se pedía tanta perfección”, dijo Liang. Se llevó una sorpresa cuando se dio cuenta del riguroso entrenamiento que seguían sus colegas artistas. Para la mayoría de los cantantes, cuando llegan al punto de su carrera que alcanzó Liang, puede que sigan entrenando, y puede que busquen entrenadores vocales si están asumiendo un nuevo papel, pero es sobre todo para mantenerse en buenas condiciones. No era el tipo de estudio profundo y trabajo duro que Liang asociaba con su época de estudiante.

Sin embargo, cuando entró en esta nueva empresa estadounidense y vio los corazones puros con los que sus colegas perseguían la perfección artística, de repente, fue como una larga escalera abierta ante él, mostrándole un nuevo camino a seguir, un camino infinito de mejora. Liang se inspiró nuevamente.

Creación

El arte no es mera artesanía, dijo Liang.

Requiere constancia y perseverancia, como cualquier oficio, pero también requiere un don, dijo Liang, explicando su motivo de gratitud por poder dedicar su vida a su arte. Todo el mundo es bueno en diferentes cosas, y él está agradecido por haber sido bendecido con talento para el canto.

“Se necesita el don, y una percepción muy sensible”, dijo Liang. “Por eso he dicho que los artistas son personas que se sienten cerca de Dios”.

“El arte se trata de cosas que son superiores a nosotros. El arte es algo que nos ilusiona y el artista tiene que ser capaz de traducir lo profundo de su arte y comunicarlo al público”, dijo. “No es algo que puedas dominar en una vida”.

“Aprender a ser vocalista es bastante mágico”, dijo Liang. No solo es necesario desarrollar habilidades fundamentales sólidas, sino que hay un aspecto del talento que él ve como un regalo, dijo. “Me asombró. ¿Cómo pueden los seres humanos producir este tipo de sonidos?… Así que realmente siento pasión por esta carrera, por eso nunca he dejado de explorar esta profesión y siempre quiero ir más allá”.

Reporte de Astrid Wang/ELITE Magazine.