La canciller alemana y el presidente ruso discuten la crisis de Libia y el gasoducto Nord Stream 2

Por ELLA KIETLINSKA
14 de Enero de 2020 Actualizado: 14 de Enero de 2020

La canciller alemana Angela Merkel propuso celebrar una conferencia internacional en Berlín, Alemania, con ambas partes de Libia para resolver la crisis en ese país cuando se reunió con el presidente ruso Vladimir Putin en Moscú, Rusia, el 11 de enero para discutir el conflicto en Libia, país devastado por la guerra.

Putin apoyó la propuesta de Alemania, diciendo: “La conferencia de Berlín necesita asegurar la asistencia de aquellos estados que están verdaderamente decididos a ayudar a resolver la crisis de Libia, [y] … sus decisiones deben ser negociadas en un plan preliminar con las partes de Libia”.

Alemania planea realizar una cumbre para lograr la paz en Libia el 19 de enero, dijeron el 13 de enero los dos participantes en las negociaciones preparatorias, según Reuters.

El Ministro de Asuntos Exteriores ruso Sergei Lavrov (4º a la derecha), el Ministro de Defensa ruso Sergei Shoigu (3º a la derecha), el Ministro de Asuntos Exteriores turco Mevlut Cavusoglu (3º a la izquierda), el Ministro de Defensa turco Hulusi Akar (2º a la izquierda) asisten a las conversaciones en Moscú, el 13 de enero de 2020. (PAVEL GOLOVKIN/POOL/AFP vía Getty Images)

El 13 de enero, los dos líderes rivales de Libia estuvieron en Moscú para sostener conversaciones con la mediación conjunta de Rusia y Turquía, con el objetivo de poner fin a la larga guerra civil del país.

Fayez Sarraj, jefe del gobierno libio reconocido por la ONU en Trípoli, y su rival Khalifa Hifter vinieron para conversar con altos diplomáticos y militares de Rusia y Turquía. Las conversaciones se llevaron a cabo a puerta cerrada, y no quedó claro de inmediato si Sarraj y Hifter se reunirán directamente.

Los dos países mediadores apoyan a los gobiernos libios opuestos. Turquía apoya al gobierno de Trípoli liderado por Sarraj, que se ha enfrentado a una ofensiva de las fuerzas de Hifter.

Rusia ha mantenido contactos con ambas partes en conflicto en Libia. Sin embargo, el gobierno de Trípoli afirmó recientemente que los contratistas militares rusos de una compañía rusa conectada con un aliado de Putin han estado luchando junto a Hifter.

Putin dijo el 11 de enero al responder a una pregunta sobre las empresas de seguridad privada en Libia: “que, si algunos rusos están luchando allí, no representan los intereses del estado ruso y no reciben ningún dinero del estado ruso”.

Putin señaló que se enviaron mercenarios a Libia desde la provincia siria de Idlib, controlada por los rebeldes y situada junto a la frontera con Turquía, y expresó su esperanza de que una tregua duradera ayude a poner fin al despliegue de combatientes extranjeros en Libia.

El presidente turco Recep Tayyip Erdogan señaló a principios de este mes que su país estaba enviando personal militar a Libia para apoyar al gobierno de Sarraj. Sarraj visitó Estambul para conversar con Erdogan el 12 de enero antes de dirigirse a Moscú.

Rusia y Turquía propusieron un cese del fuego en Libia que comenzó el 12 de enero; sin embargo, hubo informes inmediatos de violaciones por ambas partes.

El Consejo de Ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea recomendó en una reunión extraordinaria, el 10 de enero, evitar una mayor escalada incontrolada de la crisis en Libia y “dio un mandato al Alto Representante de la UE para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, para que se comprometa con todos los actores con el objetivo de avanzar hacia una solución política en el marco del Proceso de Berlín y de los esfuerzos mediadores liderados por la ONU”, según una declaración.

Vista aérea tomada el 15 de noviembre de 2018 muestra el barco “Audacia” de la compañía de servicios offshore Allseas, desde donde partes del oleoducto Nord Stream 2 se colocan en el Mar Báltico frente a la costa de la isla de Ruegen, al noreste de Alemania. (BERND WUSTNECK/dpa/AFP vía Getty Images)

Gasoducto Nord Stream 2

Merkel y Putin también discutieron los esfuerzos para completar el Nord Stream 2, un gasoducto bajo el Mar Báltico que corre directamente desde la empresa estatal rusa Gazprom a Alemania.

Estados Unidos sancionó a Rusia por su gasoducto Nord Stream 2 como parte de la Ley de Autorización de la Defensa Nacional (NDAA), que el presidente Donald Trump firmó el 20 de diciembre.

La medida requiere que los funcionarios de la administración informen al Congreso sobre los buques que colocan tuberías “a profundidades de 100 pies (30 metros) o más por debajo del nivel del mar para la construcción del proyecto del gasoducto Nord Stream 2”, así como las personas que han proporcionado tales buques o facilitado las transacciones para proporcionar los buques, abriendo a las personas y a las empresas a sanciones.

El objetivo, según la ley, es “minimizar la capacidad” de Rusia de usar el Nord Stream 2 “como una herramienta de coerción y de influencia política”.

Inicialmente se esperaba que el Nord Stream 2 estuviera en funcionamiento en la primera mitad de 2020, pero ahora se prevé que esté terminado para finales de año o en el primer trimestre de 2021, después de que las sanciones impuestas por los Estados Unidos retrasaran su construcción.

Merkel afirmó que cree que el proyecto ha sido legitimado por la nueva normativa europea y que Alemania seguirá apoyando su finalización.

La reglamentación de la Unión Europea exige que los proveedores de gas no sean propietarios de los gasoductos de importación y que los terceros también puedan utilizarlos. El reglamento entra en vigor en 2020. “El gasoducto de 1,225 kilómetros bajo el Mar Báltico es propiedad total de la empresa estatal rusa Gazprom”, que también es el proveedor de gas, según EurActiv.

El parlamento alemán promulgó en noviembre de 2019 la ley que hace que Nord Stream 2 cumpla con las regulaciones de la UE, porque el gasoducto ya ha sido construido, según Deutsche Welle.

La empresa Allseas, con sede en Suiza, que estaba colocando el gasoducto “ha suspendido sus actividades de colocación de gasoductos de Nord Stream 2” debido a las sanciones de EE.UU., según el sitio web de la empresa.

EurActiv informó citando al Kommersant Daily que Putin expresó que Rusia tiene un ‘buque de colocación de tuberías’, llamado Académico Cherskiy, para completar la construcción del gasoducto Nord Stream 2. Fue adquirido por Gazprom en 2016, para ser utilizado como último recurso si las empresas europeas dejaban de trabajar en el Nord Stream 2. Sin embargo, su velocidad media de colocación de tuberías es más lenta que la de los buques de Allseas”, informó EurActiv.

The Associated Press y Reuters contribuyeron en este informe.

***

Video relacionado

Cómo China, Rusia, Irán y Cuba contribuyen a la inestabilidad de América Latina

TE RECOMENDAMOS