La Casa Blanca abre un nuevo frente en la guerra comercial con China

Por Emel Akan - La Gran Época
14 de Noviembre de 2018 Actualizado: 14 de Noviembre de 2018

WASHINGTON – La administración Trump está aumentando la presión en su actual guerra comercial con Beijing mediante la adopción de nuevas estrategias para frenar el robo de la propiedad intelectual (PI) de China.

Un reciente informe de The Wall Street Journal, citando fuentes familiarizadas con el asunto, afirma que Washington se está preparando para ir más allá de los aranceles y “usar controles de exportación, imputaciones y otras herramientas” para enfrentarse a China.

El gobierno de Estados Unidos tomó recientemente “acciones sin precedentes” para defender al mayor fabricante estadounidense de chips de memoria, Micron Technology. Los departamentos de Comercio y Justicia tomaron medidas enérgicas contra una empresa estatal china por robar los secretos comerciales de Micron.

El 1 de noviembre, el Departamento de Justicia emitió cargos contra Circuito Integrado Fujian Jinhua de China, su socio comercial United Microelectronics Corp. de Taiwán, y empleados, incluido el presidente de Jinhua, por conspiración para cometer robo de secretos comerciales, espionaje económico y delitos relacionados. Las empresas fueron acusadas de robar secretos comerciales de Micron relacionados con la producción de chips avanzados de memoria dinámica de acceso aleatorio (DRAM).

Micron es la única empresa con sede en Estados Unidos que fabrica DRAM, una tecnología que China no poseía hasta hace muy poco tiempo. El régimen chino identificó públicamente el desarrollo de las DRAM y otras tecnologías microelectrónicas como una prioridad económica nacional.

El Departamento de Justicia también presentó una demanda civil para impedir que Jinhua y su socio exporten a los Estados Unidos cualquier producto fabricado utilizando los secretos comerciales en cuestión.

Micron, con sede en Idaho, se mostró satisfecho con la decisión del Departamento de Justicia.

“Micron ha invertido miles de millones de dólares durante décadas para desarrollar su propiedad intelectual”, declaró la compañía en un comunicado de prensa. “Las acciones anunciadas hoy reafirman que la apropiación indebida será tratada de forma apropiada”.

La medida se produjo después de que el Departamento de Comercio anunciara en octubre que había restringido las exportaciones a Jinhua, al añadir a la empresa a su “lista de entidades”, ya que representaba una amenaza para la seguridad nacional de Estados Unidos.

El Departamento de Comercio declaró que la empresa amenazaba la “viabilidad económica a largo plazo de los proveedores estadounidenses de estos componentes esenciales de los sistemas militares estadounidenses”.

Según los expertos, esta medida de la administración Trump es un esfuerzo sin precedentes para utilizar una herramienta legal ampliamente conocida a fin de penalizar a las entidades extranjeras que apoyan al terrorismo, envían productos a países sancionados o violan las normas de control de exportaciones.

Los funcionarios estadounidenses están buscando ahora casos adicionales en los que podrían proteger a las empresas estadounidenses contra el robo de PI por parte de China, comunicaron las fuentes al Wall Street Journal, con la esperanza de que los líderes empresariales cooperen con el gobierno de Estados Unidos.

Costos del robo de propiedad intelectual

El costo anual del robo de propiedad intelectual para la economía de Estados Unidos podría ascender a 600.000 millones de dólares, según el informe de 2017 de la Comisión de Propiedad Intelectual del Buró Nacional de Investigación de Asia. Y China es el mayor infractor de la propiedad intelectual del mundo.

“El robo de propiedad intelectual por parte de miles de entidades chinas sigue siendo desenfrenado, y Estados Unidos compra constantemente sus propias invenciones y las de otros Estados a los infractores chinos”, señala el informe.

Beijing está profundamente comprometido con políticas económicas que incluyen la adquisición agresiva de tecnología e información extranjera, políticas que contribuyeron a un mayor robo de PI.

En la última década, a través de estas prácticas agresivas que alteran el comercio, China logró crear sus propias empresas líderes en industrias clave, apoyándolas para ampliar su cuota de mercado y superar a sus rivales extranjeros.

Las tácticas de Beijing debilitaron la competitividad de empresas estadounidenses como Micron.

Para poner fin a la “agresión económica” de China, la administración Trump estableció aranceles sobre productos chinos por valor de unos 250.000 millones de dólares e impuso restricciones a las inversiones chinas. Beijing tomó represalias con sus propios aranceles contra productos estadounidenses.

Las acciones sin precedentes de la administración Trump para defender a Micron abrieron un nuevo frente en la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

La medida se produjo semanas antes de la reunión prevista entre el presidente Donald Trump y el mandatario chino Xi Jinping en la cumbre del G-20 en Buenos Aires. Ambas partes están considerando la posibilidad de celebrar una reunión formal y bilateral en la cumbre, que podría incluir también debates sobre el comercio.

Durante las conversaciones comerciales bilaterales de este año, la administración Trump presentó a los funcionarios chinos una larga lista de demandas comerciales, entre las que se incluye la de poner fin al robo de PI.

Sin embargo, los funcionarios chinos no dieron ninguna señal de que estén listos para satisfacer las demandas de Washington. La última ronda de conversaciones terminó en agosto sin medidas concretas hacia un acuerdo.

La lista es muy importante para la administración, informó Larry Kudlow, el principal asesor económico de la Casa Blanca, en un evento del Washington Post el 1 de noviembre.

“Si no hacen una oferta satisfactoria, entonces el Presidente continuará agresivamente con sus planes. Y creo que tiene razón al hacerlo”, agregó.

“Francamente, el principal culpable es China”, añadió. “Creo que solo ellos pueden desbloquear la situación”.

***

A continuación

Cómo el comunismo busca destruir a la humanidad

TE RECOMENDAMOS