La Casa Blanca dijo que mirará todas las opciones, pero no frenará ahora el precio de la gasolina

Por Tom Ozimek
08 de Octubre de 2021
Actualizado: 08 de Octubre de 2021

La Casa Blanca dijo el jueves que el gobierno de Biden no está tomando medidas actualmente para controlar los precios del petróleo, el gas natural o de la gasolina, que han alcanzado los precios máximos de los últimos siete años. El enfoque está en esperar y ver mientras insisten en que “todas las opciones de la caja de herramientas” están listas.

La subsecretaria de prensa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, hizo las declaraciones en una sesión informativa el 7 de octubre en respuesta a una pregunta sobre las medidas que estaba tomando la administración para mantener bajo control el aumento de los precios de la gasolina, el gas natural y el petróleo.

“Seguimos vigilando la oferta del mercado energético mundial, y trabajaremos con nuestros socios de la agencia para determinar si es necesario tomar medidas y cuándo”, dijo, señalando que la administración reaccionó a una divergencia entre los precios de la gasolina y el petróleo crudo, durante el verano, poniéndose en contacto con la Comisión Federal de Comercio (FTC) para investigar una posible colusión de precios.

“Vamos a monitorear el mercado y los medios considerando todas las opciones en la caja de herramientas para proteger al pueblo estadounidense. Pero como dijimos, no hay un plan para tomar medidas en este momento”, agregó Jean-Pierre. Su declaración se hizo eco de los comentarios hechos a principios de semana por la secretaria de Energía, Jennifer Granholm, quien dijo que el gobierno de Biden estaba estudiando la posibilidad de recurrir a las reservas de petróleo de emergencia del país para frenar la subida de los precios de la gasolina.

Tras el anuncio de Granholm, los precios del petróleo cayeron por debajo de los USD 75 por barril, aunque después de que el Departamento de Energía aclaró más tarde que “no había un plan inmediato” para aprovechar las reservas de crudo de emergencia, el precio del petróleo volvió a subir.

La secretaria de Energía, Jennifer Granholm, habla con la prensa en la Casa Blanca, el 11 de mayo de 2021. (Drew Angerer/Getty Images)

Los precios de la gasolina alcanzaron un nuevo máximo de siete años esta semana. Los datos del 4 de octubre de la Administración de Información de Energía (EIA) muestran que el promedio nacional del combustible regular sin plomo es de USD 3,19 el galón en los surtidores.

“Las causas probables del aumento son un ligero repunte en la demanda y el alto precio del crudo, que se mantiene obstinadamente por encima de los 73 dólares” por barril, dijo la AAA en una nota del 4 de octubre, en donde se expresaba que conservaban la esperanza de que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus aliados, incluida Rusia, conocida como OPEP+, acordarían impulsar la producción de manera más pronunciada para aliviar la crisis de suministro.

El plan principal de la administración Biden para disminuir los altos precios de la gasolina era persuadir a la OPEP+ para que aceptara impulsar la producción de manera más pronunciada con el fin de reducir la crisis de suministro. Pero ese plan ha fracasado hasta ahora.

La OPEP+ terminó anunciando el lunes que se mantendría firme en los términos de un acuerdo anterior para impulsar la producción de petróleo en 400,000 barriles por día (bpd) para el mes de noviembre, ignorando los pedidos de la administración Biden, y de otros, para que se extraiga más crudo de los yacimientos.

El anuncio de la OPEP+ hizo que los futuros del crudo West Texas Intermediate (WTI) de EE.UU. alcanzaran los 79,78 USD, un máximo de casi siete años, mientras que el Brent alcanzó esta semana los USD 83,47, un máximo de tres años.

Bombas de petróleo cerca de Lost Hills, California, el 24 de marzo de 2014. (David McNew/Getty Images)

Otra opción en la caja de herramientas de la administración Biden para controlar los precios de la gasolina es prohibir las exportaciones de petróleo, una medida que Granholm también sugirió que podría implementarse.

“Esa es una opción que no hemos utilizado, pero también es una herramienta”, dijo Granholm, aunque el Departamento de Energía también aclaró más tarde que no había un plan inmediato para prohibir las exportaciones de petróleo.

Los precios del gas natural también se han enfrentado a presiones, lo que puede hacer que los costos de la calefacción se eleven considerablemente si el invierno venidero es especialmente fuerte. A principios de semana, los futuros de gas natural de EE.UU. alcanzaron los USD 6,312 por mmBtu, su nivel más alto desde 2008. Desde entonces han bajado hasta los USD 5,743 por mmBtu.

Si bien los precios de la gasolina en Europa y Asia se han más que triplicado este año, Estados Unidos se ha protegido de la crisis mundial, en parte, debido a la abundancia de suministros. Si bien el gas natural de EE.UU. se ha estado cotizando en alrededor de los USD 6 por mmBTu, en Europa y Asia está en alrededor de USD 30 o más.

Además de los precios más altos en los surtidores de gasolina y de la posibilidad que los precios de la calefacción se eleven considerablemente durante el invierno, los precios de la energía persistentemente elevados se sumarían a las presiones inflacionarias en general, afectando a los costes de transporte, entre otros.

La inflación ha aumentado drásticamente en los últimos meses, con el indicador de inflación preferido de la Fed, el llamado índice PCE subyacente, subiendo a un 3.6 por ciento en junio y permaneciendo en ese nivel hasta julio y agosto, un nivel no visto en 30 años.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS