La Corte Suprema de Texas falla a favor de limitar las urnas electorales

Por Isabel van Brugen
28 de Octubre de 2020
Actualizado: 28 de Octubre de 2020

La Corte Suprema de Texas emitió el martes un fallo que respalda la orden del gobernador del estado que limita los sitios de entrega de boletas electorales a uno por condado.

El fallo de esta semana revoca la decisión que la corte de apelaciones tomó el viernes para bloquear la orden del gobernador Greg Abbott que limita a un solo lugar la entrega de boletas de voto ausente en los condados para las elecciones presidenciales del 3 de noviembre. Abbott ha argumentado que es una medida necesaria para prevenir el fraude electoral, pero los demócratas han dicho que la medida desalienta o impide el voto.

En un fallo de 17 páginas (pdf), la Corte Suprema de Texas escribió que una decisión de un tribunal inferior “se equivocó” al bloquear la orden de Abbott y que la medida que limita la ubicación de las urnas “no privaría a nadie del derecho a votar”.

Los críticos han argumentado que la orden excedía la autoridad del gobernador y que los residentes de los condados más grandes se verían obligados a viajar más lejos para llegar a los lugares de las urnas. También argumentaron que aumentaba el riesgo de contraer la COVID-19, la enfermedad causada por el virus del PCCh (Partido Comunista Chino).

El tribunal no estuvo de acuerdo y dijo que los tejanos también pueden emitir su voto de forma presencial durante un largo período de tiempo durante la pandemia de COVID-19, o enviar sus votos por correo.

“Los demandantes se quejan de que la limitación de la entrega anticipada de las boletas por correo a una oficina por condado requiere más tiempo de viaje para algunos votantes. Pero esto ignora las otras opciones de emisión del voto que tienen dichos votantes”, dice el fallo.

“Los votantes que estén preocupados por ello disponen de tiempo suficiente para enviar sus boletas por correo antes del día de las elecciones para eliminar la posibilidad de una entrega tardía”, añadió.

A fecha del martes, casi 8 millones de residentes de Texas habían emitido su voto, cerca del 90 por ciento del total de los votos emitidos en 2016, un porcentaje más alto que el de cualquier otro estado del país, según el Proyecto Elecciones EE.UU. de la Universidad de Florida.

En Texas, solo pueden votar por correo los votantes que tienen más de 65 años, aquellos que tienen una discapacidad, que están confinados en una cárcel o que estarán fuera de la ciudad el día de las elecciones.

La lucha entre republicanos y demócratas por el voto por correo se ha convertido en un tema definitorio de las elecciones de 2020. Los republicanos han presentado la expansión a gran escala de las iniciativas de voto por correo como un caldo de cultivo para el fraude electoral, mientras que los demócratas la han considerado como una medida de seguridad para proteger a los votantes durante el brote del virus del PCCh.

Aunque no hay evidencia de fraude electoral coordinado a gran escala a nivel nacional, el fraude electoral no es un mito, dijo un experto en elecciones a The Epoch Times este mes.

Hans von Spakovsky, un abogado que dirige la Iniciativa de Reforma de la Ley Electoral de la Fundación Heritage, hizo alusión a una base de datos gestionada por la fundación que tiene 1298 casos probados de fraude electoral.

El presidente del Partido Demócrata de Texas, Gilberto Hinojosa, dijo que el fallo demostró que “la Corte Suprema de Texas continúa torciendo la ley de cualquier manera para asegurar el poder político republicano”, añadiendo que “cuatro mujeres demócratas sobresalientes” se presentan para puestos en la Corte Suprema del estado este año.

El presidente Donald Trump ganó el estado de Texas por nueve puntos porcentuales en 2016.

Con información de Tom Ozimek y Reuters.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Descubra

Peste porcina en China; Los vínculos entre Argentina y el PCCh | China al Descubierto

TE RECOMENDAMOS