La creación de un atleta corporativo

Cuando se trata de grandeza profesional, la investigación muestra que el autocuidado es clave
Por Nancy Colier
30 de Octubre de 2021
Actualizado: 30 de Octubre de 2021

¿Qué habilidades son necesarias para la grandeza profesional? ¿Qué hace que alguien pueda desempeñarse con éxito bajo intenso estrés y cambio constante y seguir haciéndolo con el tiempo sin desmoronarse? Como resultado, tenemos muchas respuestas a esta pregunta, y la mayoría se centran en las recompensas necesarias para la grandeza, el tipo de cultura que genera el éxito y los conjuntos de habilidades particulares necesarias para el máximo rendimiento.

Pero, la Escuela de Negocios de Harvard realizó un estudio diferente, uno que examinó las estrategias y hábitos de los atletas ganadores y si podrían transferirse para aplicarlos a los negocios, en esencia, si podríamos entrenar a ejecutivos de alto nivel como atletas corporativos. Parece que la respuesta es “sí”. De hecho, podemos aplicar la sabiduría del deporte para ayudarnos a nosotros mismos a tener éxito en cualquier cosa y todo lo que sea desafiante.

Como alguien que compitió como jinete de alto nivel durante más de dos décadas, durante mucho tiempo me ha quedado claro que las habilidades y la mentalidad que aprendí como atleta competitivo son las que me permiten tener éxito en cualquier otra búsqueda en mi vida, tanto profesional como personales. Parece que ahora hay pruebas.

La investigación en el campo del deporte demuestra que los mejores atletas tienen éxito en gran parte debido a su capacidad para desempeñarse bajo estrés y, lo que es más importante, para recuperarse después de que se haya producido el estrés. La recuperación es el proceso crítico en el que el cuerpo y la mente no solo descansan, sino que también reconstruyen nuevas fortalezas y desarrollan resiliencia, como lo hace un músculo entre entrenamientos.

Sin embargo, al comparar las carreras de atletas y ejecutivos, existen grandes diferencias en las oportunidades naturales de recuperación. La mayor parte del tiempo de un atleta se pasa en la práctica, con solo un pequeño porcentaje en la competencia real. Un ejecutivo, sin embargo, está en competencia todos los días, todo el día. La temporada de alto estrés de un atleta suele ser bastante corta con mucho tiempo para recuperarse en la temporada baja, mientras que un atleta corporativo obtiene algunas semanas libres por año si tiene suerte (durante el cual generalmente trabaja). Y finalmente, la carrera del atleta promedio de alto nivel dura menos de una década, mientras que la carrera de un ejecutivo abarca toda la vida. Dicho todo esto, un ejecutivo, si quiere cosechar los beneficios del proceso de recuperación, debe encontrar formas alternativas de descansar y reconstruir.

Para tener un buen desempeño constante en entornos de alto estrés, los ejecutivos deben centrarse no solo en las habilidades necesarias para su campo específico, sino más ampliamente, en crear una vida consciente y nutritiva, una que los alimente física, emocional, mental y espiritualmente. Para crear excelencia en el trabajo, un atleta corporativo debe, en última instancia, crear excelencia en la vida.

El atleta corporativo “fit”

Aunque los ejecutivos están principalmente enfocados mentalmente, el atleta corporativo debe, sin embargo, prestar mucha atención al bienestar de su cuerpo, no solo a cómo se ve sino cómo se cuida. Un atleta corporativo no puede funcionar a un alto nivel durante mucho tiempo como solo una cabeza corriendo desunida del cuerpo. Los atletas corporativos tienden a olvidarse de sus cuerpos y, sin embargo, con el tiempo, esta actitud desdeñosa es una receta segura para el agotamiento. La atención a la dieta, el ejercicio, el sueño y un programa de bienestar físico no se pueden excluir cuando la excelencia es el objetivo.

A nivel emocional, el atleta corporativo debe prestar mucha atención a su estado de animo. No puede esperar a que una emoción fuerte como la ira o la frustración lo abrume y termine aterrizando en el banquillo. Así como un atleta puede preguntarse cómo se siente a nivel físico, un atleta corporativo debe ser consciente de cómo está a nivel emocional y también ser capaz de manejar las emociones fuertes cuando surgen. La atención plena de la emoción es, por lo tanto, una práctica crítica en la creación de la excelencia.

Desde una perspectiva mental, la capacidad de controlar nuestra atención es el ingrediente clave en la capacidad de desempeñarse y recuperarse del estrés. Debemos ser capaces de enfocar nuestra atención cuando sea necesario, y desviar nuestra atención de los pensamientos negativos y distractores. La meditación es la práctica de observar y separarnos de nuestros pensamientos, que nos protege de quedar atrapados y marginados por los pensamientos que destruyen el rendimiento. Como tal, la meditación es la práctica de mayor importancia, mentalmente, para crear el máximo rendimiento.

Y finalmente, a nivel espiritual, un atleta corporativo debe descubrir el significado de su vida: por qué está haciendo lo que está haciendo, qué es lo que realmente le importa, a qué valores está sirviendo. Por muy poco relacionado que pueda parecer a la mentalidad ejecutiva, un actor de alto nivel en cualquier campo, para sostenerse, debe contemplar conscientemente de qué se trata su vida. El sentido del significado es, por encima de todo, el antídoto contra el agotamiento.

Los ejecutivos de alto nivel son atletas, atletas corporativos. La excelencia se crea no solo por las habilidades obvias que exige la profesión, sino por nutrir a un ser humano completo y bien. Para crear y mantener un rendimiento de alto nivel en entornos estresantes, debemos prestar atención y nutrir todas las áreas de nuestra vida. Resulta que el autocuidado es, de hecho, la receta para la grandeza.

Este artículo se basa en el trabajo de Jim Loehr y Tony Schwartz, los principales investigadores y acuñadores del término “atleta corporativo”.

Nancy Colier es psicoterapeuta, ministra interreligiosa, oradora pública, líder de taller y autora de “The Power of Off: The Mindful Way to Stay Sane in a Virtual World”. Para obtener más información, visite NancyColier.com.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS