La deficiencia de glutatión y el riesgo de padecer COVID-19 severo

Los investigadores sugieren que los bajos niveles del "antioxidante maestro" podrían ser la clave para entender la COVID severa
Por Joseph Mercola
27 de Noviembre de 2021
Actualizado: 27 de Noviembre de 2021

El glutatión es un antioxidante fabricado a partir de tres aminoácidos en su cuerpo. Lo produce el hígado y desempeña un papel importante en la lucha contra las especies reactivas del oxígeno que pueden dañar las células.

Ahora, los investigadores han relacionado la deficiencia de glutatión con las infecciones COVID más graves. Los datos demuestran que las personas con déficit de glutatión pueden experimentar algunos de los síntomas más graves del COVID-19, según un artículo publicado en ACS Infectious Diseases.

Un estudio anterior, publicado en enero en Nature, evaluó las diferencias en el potencial de coagulación de la sangre entre el COVID-19 y otras infecciones víricas respiratorias no provocadas por un coronavirus.

Encontró que las tasas de coagulación de la sangre no eran diferentes entre los dos grupos en la enfermedad leve. Sin embargo, descubrieron que la hipercoagulabilidad, una mayor tendencia a producir coágulos sanguíneos, en COVID-19 era un proceso dinámico y el mayor riesgo se daba en las personas gravemente enfermas. Las complicaciones de la hipercoagulabilidad incluyen dificultad para respirar y complicaciones pulmonares graves.

Los casos graves de COVID-19 incluyen frecuentemente la hipercoagulabilidad. Aunque la fisiología de este estado anormal no se conoce por completo, los investigadores han descubierto que la terapia anticoagulante ayuda a mejorar los resultados de salud.

En un estudio publicado en Thrombosis and Haemostasis en junio de 2020, los pacientes ingresados en el Hospital Universitario de Padua, Italia, por insuficiencia respiratoria aguda mostraban “perfiles de tromboelastometría marcadamente hipercoagulables”, que “se correlacionaban con un peor resultado”.

Al parecer, una de las diferencias entre quienes padecen una enfermedad leve y una grave está relacionada con la capacidad del organismo para reducir la respuesta hiperinmune que provoca una tormenta de citoquinas y la hipercoagulabilidad que suele acompañarla. El glutatión desempeña un papel en la lucha contra la respuesta inflamatoria grave desencadenada por el SARS-CoV-2.

La investigación publicada en ACS Infectious Disease calificó la deficiencia de glutatión como “la causa más probable de las manifestaciones graves y las muertes en los pacientes de COVID-19”.

En ese estudio, plantearon la teoría de que la mayor tasa de infección en individuos de edad avanzada y con comorbilidades son grupos sensibles a los factores ambientales. Se identificaron ciertas condiciones médicas que aumentan el riesgo de enfermedad grave por COVID-19. Entre ellas se encuentran la enfermedad pulmonar crónica, la diabetes de tipo 2, las afecciones cardíacas, la obesidad y el tabaquismo, que añaden un estrés oxidativo que agota el glutatión.

El glutatión desempeña un papel crucial en el control de la respuesta inflamatoria, lo que, según la teoría de los investigadores, es un medio factible para el tratamiento y la prevención de la COVID-19.

“La hipótesis de que la deficiencia de glutatión es la explicación más factible para la manifestación grave y la muerte en los pacientes de COVID-19, se propuso sobre la base de un análisis exhaustivo de la literatura y las observaciones”, escribieron.

“La hipótesis desvela los misterios de los datos epidemiológicos sobre los factores de riesgo que determinan las manifestaciones graves de la infección por COVID-19 y el alto riesgo de muerte y abre oportunidades reales para un tratamiento y una prevención eficaces de la enfermedad”.

Un artículo publicado en Antioxidants en julio del 2020 también propuso que el glutatión puede ser “crítico en la extinción de la inflamación exacerbada que desencadena el fallo de los órganos en COVID-19”.

En el artículo, los científicos presentaron una revisión de los mecanismos bioquímicos que se contrarrestan con el glutatión y las vías que pueden explicar el agotamiento endógeno (hecho en el cuerpo) del glutatión en las personas mayores y en aquellas con comorbilidades que se sabe aumentan el riesgo de enfermedad grave.

El glutatión interviene en la reducción de la inflamación pulmonar

Un estudiante de medicina puso a prueba esta teoría cuando su madre de 48 años fue diagnosticada de neumonía. Se le recetó hidroxicloroquina y azitromicina, que ayudaron a mejorar algunos síntomas, pero aún tenía dificultad para respirar. Cuando desarrolló graves problemas respiratorios, su hijo se puso en contacto con el Dr. Richard Horowitz, un especialista que estaba tratando a su hermana por la enfermedad de Lyme.

Sugirió añadir glutatión para ayudar a reducir la inflamación y proteger el tejido pulmonar. Los resultados fueron espectaculares. Una hora después de recibir una dosis de 2000 miligramos de glutatión, su respiración había mejorado. Siguió tomando el glutatión durante cinco días y no tuvo ninguna recaída. Horowitz publicó dos estudios de casos, documentando los resultados del glutatión oral e intravenoso.

Hace aproximadamente un año, el Dr. Alexi Polonikov, de la Universidad Médica Estatal de Kursk, Rusia, publicó unos artículos en los que proponía que el glutatión desempeñaba un papel crucial en la capacidad del organismo para responder a una infección por COVID-19.

Además de utilizar el glutatión durante una enfermedad, Polonikov postula que el glutatión puede utilizarse como agente preventivo. Basándose en un análisis exhaustivo de la literatura, posteriormente dio una explicación de por qué cree que la deficiencia de glutatión es una razón plausible para la enfermedad grave por COVID-19.

“1) El estrés oxidativo contribuye a la hiperinflamación del pulmón, lo que conduce a resultados adversos de la enfermedad, como el síndrome de dificultad respiratoria aguda, el fallo multiorgánico y la muerte”;

“(2) La mala defensa antioxidante debida a la deficiencia de glutatión endógeno como resultado de la disminución de la biosíntesis y/o el aumento de la depleción de GSH es la causa más probable del aumento del daño oxidativo del pulmón, independientemente de cuál de los factores el envejecimiento, la comorbilidad de enfermedades crónicas, el tabaquismo o algunos otros fueran responsables de este déficit”.

En un par de vídeos de YouTube, el neumólogo Dr. Roger Seheult explica cómo el COVID-19 sienta las bases para un aumento significativo del estrés oxidativo al elevar los niveles de superóxido, una especie reactiva del oxígeno (ROS) perjudicial.

El glutatión: un antioxidante maestro

Este aumento del superóxido se produce en personas que tienen niveles elevados debido a enfermedades crónicas que son comorbilidades de la COVID-19. Entre ellas se encuentran las enfermedades cardíacas, la diabetes de tipo 2 y la hipertensión arterial.

La potente función antioxidante del glutatión le ha dado el apodo de “antioxidante maestro”, ya que los antioxidantes ayudan a evitar que otras moléculas se oxiden. Una de las funciones del glutatión es reciclar otros antioxidantes. Esto ayuda a aumentar su eficacia. Las deficiencias de ciertas vitaminas, como la C, la E y la A, pueden causar una deficiencia de glutatión.

Factores de riesgo comórbidos relacionados con la deficiencia de glutatión

En una revisión de la literatura que evalúa el efecto de la enfermedad pulmonar en COVID-19 que se publicó en 2020 en el Journal of Infectious Diseases and Epidemiology, los investigadores escribieron que, en 2002, los datos mostraron que el glutatión protegía contra la inflamación crónica durante la enfermedad respiratoria. Postularon que aumentar directamente los niveles de glutatión en los pulmones “sería un enfoque lógico para la protección contra la inflamación crónica y la lesión mediada por oxidantes en la enfermedad pulmonar”.

Además de proteger el tejido pulmonar, el glutatión se estudia en muchas de las afecciones comórbidas asociadas a la COVID-19 grave. Durante más de una década, los investigadores observaron que las personas con obesidad, enfermedades cardíacas y diabetes de tipo 2, y que son ancianos, tienen una mayor incidencia de la deficiencia de glutatión asociada a esas condiciones.

Mejorar la producción de glutatión

Aquellos que buscan aumentar los niveles de glutatión producidos por su cuerpo pueden poner en práctica hábitos alimenticios y de estilo de vida que demostraron ser útiles. Los alimentos que tienen un impacto positivo en la producción de glutatión incluyen las verduras crucíferas como el brócoli, el té verde, la curcumina, el romero y el cardo mariano. Dormir bien también puede ayudar.

Los distintos tipos de ejercicio también pueden influir en sus niveles. En un estudio publicado en la revista European Journal of Cardiovascular Prevention and Rehabilitation, los investigadores reclutaron a 80 voluntarios sanos pero sedentarios para medir el tipo de ejercicio que puede tener el mayor efecto. Descubrieron que el entrenamiento aeróbico en combinación con el entrenamiento con pesas en circuito mostraba el mayor beneficio.

El Dr. Joseph Mercola es el fundador de Mercola.com. Médico osteópata, autor de best-sellers y ganador de múltiples premios en el campo de la salud natural, su visión principal es cambiar el paradigma de la salud moderna proporcionando a la gente un recurso valioso para ayudarles a tomar el control de su salud. Este artículo fue publicado originalmente en Mercola.com


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí.


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS