La economía de EE. UU. crecerá el doble de lo previsto anteriormente, dice la OCDE

Por Tom Ozimek
10 de Marzo de 2021
Actualizado: 10 de Marzo de 2021

La economía estadounidense crecerá dos veces más rápido en comparación con las previsiones anteriores, según predice un nuevo informe, que basa sus optimistas perspectivas en la enorme dosis de estímulo fiscal y en la aceleración de la vacunación.

“El importante estímulo fiscal en Estados Unidos, junto con la aceleración de la vacunación, podría impulsar el crecimiento del PIB estadounidense en más de tres puntos porcentuales este año, con unos bienvenidos efectos indirectos de la demanda en los principales socios comerciales”, escribió la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) en su llamado informe provisional de marzo, publicado el martes (pdf).

En el muy esperado informe de diciembre de la OCDE, uno de los dos principales productos de perspectivas económicas que se han salvado con los pronósticos provisionales del martes, preveía que la economía estadounidense crecería un 3.2 por ciento. El informe provisional del martes eleva las estimaciones de la producción económica estadounidense para este año hasta el 6.5 por ciento.

“Siguen existiendo riesgos considerables”, advierte el informe, principalmente la lentitud en el despliegue de las vacunas y la aparición de nuevas mutaciones resistentes a las vacunas del virus del PCCh (Partido Comunista Chino), el nuevo coronavirus que causa la COVID-19.

Si los riesgos se materializan, la OCDE predice una recuperación más débil, mayores pérdidas de empleo y más quiebras de empresas.

“Un progreso más rápido en el despliegue de las vacunas en todos los países permitiría levantar las restricciones más rápidamente y mejorar la confianza y el gasto”, dijo la OCDE.

Laurence Boone, economista jefe de la OCDE, dijo a los periodistas en una rueda de prensa que “la COVID sigue siendo el motor dominante de las perspectivas económicas mundiales”.

Dijo que, a pesar de la mejora de las previsiones económicas, sigue “muy preocupada porque no estamos haciendo lo suficiente para acelerar la recuperación”.

Aunque el apoyo fiscal es “apropiado”, dijo que el ritmo de las vacunaciones no es lo suficientemente rápido para “consolidar la recuperación” e instó a apresurarse.

“El estímulo sin vacunas no será tan eficaz porque los consumidores no saldrán a hacer cosas normales”, dijo Boone. “Lo que importa es la combinación de política sanitaria y fiscal”.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) afirman que a fecha del 9 de marzo más de 61 millones de personas en Estados Unidos habían recibido al menos una dosis de la vacuna COVID-19, es decir, alrededor del 18.4 por ciento de la población. Algo más de 32 millones, o alrededor del 9.7 por ciento, han recibido dos dosis. Las nuevas directrices de los CDC publicadas el lunes dicen que los estadounidenses totalmente vacunados pueden reunirse con otras personas vacunadas en el interior sin necesidad de llevar una mascarilla o distanciarse socialmente.

Boone dijo que se espera que la combinación de las vacunas, el estímulo fiscal y la reapertura de la economía en Estados Unidos “impulsen significativamente la recuperación a medida que la gente pueda volver a comprar, cenar y viajar”.

La expansión económica de Estados Unidos, por encima de las expectativas, también contribuirá a impulsar la producción mundial un punto porcentual por encima de las predicciones de diciembre: un 5.6 por ciento, según la OCDE.

El Congreso se dispone a aprobar el miércoles el proyecto de ley de ayuda por valor de 1.9 billones de dólares que acaba de ser aprobado por el Senado. La medida prevé pagos directos de hasta 1400 dólares para la mayoría de los estadounidenses, la ampliación de las prestaciones de desempleo de emergencia, así como cientos de miles de millones para las vacunas y los tratamientos de la COVID-19, las escuelas, los gobiernos estatales y locales, y las industrias en dificultades.

“Es una pieza legislativa notable, histórica y transformadora que recorre un largo camino para aplastar el virus y resolver nuestra crisis económica”, dijo el martes la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi (D-Calif.).

Los republicanos se han opuesto al proyecto de ley, calificando el Plan de Rescate Estadounidense de excesivo y derrochador.

El líder republicano del Senado, Mitch McConnell (R-Ky.), dijo que el paquete es demasiado grande en un momento en que el virus está mostrando signos de alivio y la economía está preparada para volver a “rugir”.

Y en lugar de trabajar conjuntamente hacia la unidad, como ha prometido Biden, McConnell dijo que los demócratas están “apresurando lo que llaman ‘la legislación nacional más progresista en una generación'”, citando al jefe de Gabinete de la Casa Blanca.

“Explicaron su intención muy claramente: aprovechar esta crisis como ‘una tremenda oportunidad para reestructurar las cosas para que se ajusten a nuestra visión'”, dijo McConnell.

El Plan de Rescate Estadounidense es el primer proyecto de ley de ayuda que no ha contado con el apoyo de los republicanos en la Cámara o el Senado.

Siga a Tom en Twitter: @OZImekTOM


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS