La estrategia nuclear de China es un “seguro al apocalipsis”: Experto

Por Andrew Thornebrooke
12 de Enero de 2022
Actualizado: 13 de Enero de 2022

El Partido Comunista Chino (PCCh) está ampliando y mejorando su arsenal de armas nucleares para explotar las debilidades de la estrategia militar de Estados Unidos.

Dichos esfuerzos mejorarán la capacidad del régimen para la coerción nuclear, según expertos en defensa y seguridad.

“Los chinos se han posicionado para que puedan ejecutar esencialmente cualquier estrategia nuclear plausible que deseen”, dijo Christopher Yeaw, director ejecutivo asociado de disuasión estratégica y programas nucleares en el Instituto Nacional de Investigación Estratégica.

Los comentarios reiteran las opiniones realizadas ​​el año pasado por el almirante, Charles Richard, comandante del mando estratégico de Estados Unidos. Richard advirtió que el programa nuclear del PCCh era parte de una “irrupción estratégica” y que los objetivos del PCCh eran mucho más amplios y agresivos de lo que se pensaba anteriormente.

La estrategia nuclear del PCCh fue diseñada para la agresión

Los comentarios de Yeaw se produjeron durante un seminario web del Hudson Institute que exploró la estrategia de misiles coercitivos de China y la respuesta de Estados Unidos a la misma. Y dijo que, si bien el rápido crecimiento del arsenal nuclear del PCCh en era preocupante, el tema más importante en cuestión era su desarrollo de capacidades que podrían aumentar el riesgo de conflicto o ser utilizadas para coaccionar a otras naciones.

“Los números no son tan importantes”, dijo Yeaw. “Lo que en realidad están logrando es una fuerza estratégica (…) Una fuerza estratégica que esencialmente actúa como un seguro al apocalipsis”.

Yeaw explicó que los esfuerzos del PCCh para aumentar la producción de ojivas nucleares y desarrollar una amplia gama de diferentes tipos de sistemas con capacidad nuclear que pudieran contrarrestar varias capacidades estadounidenses representaban un alejamiento de la política nuclear declarada públicamente por China de disuasión mínima.

“Todo esto, en su conjunto, trata de ofrecer una estrategia”, agregó Yeaw. “Se trata de capacidades que sustentan una estrategia. La pregunta es ¿Cuál es esta estrategia nuclear?”

Yeaw dijo que hablar de las fuerzas nucleares estratégicas de China oculta con demasiada frecuencia la amenaza de sus fuerzas nucleares tácticas en aumento.

Mientras que las armas nucleares estratégicas están diseñadas para atacar prioridades estratégicas como bases militares, reservas de recursos o incluso ciudades, las armas nucleares tácticas están diseñadas para usarse en el campo de batalla y, con frecuencia, incorporan ojivas de menor rendimiento que pueden ser utilizadas con mucha más precisión.

Aunque tienen un potencial destructivo general menor que sus contrapartes estratégicas, con frecuencia se piensa que las armas nucleares tácticas representan una amenaza igual, si no mayor, ya que su control relativo y su papel en el campo de batalla implica que los líderes nacionales podrían ser más propensos a utilizarlas.

La razón por la que el PCCh invirtió en tales tecnologías fue bastante simple.

“La única capacidad militar en la que Estados Unidos ha demostrado que no quiere competir, la única capacidad militar, son las fuerzas nucleares tácticas”, dijo Yeaw.

Y explicó que, desde los ejercicios de desarme que sucedieron a la Guerra Fría, Estados Unidos se abstuvo constantemente de buscar armas nucleares tácticas o de nivel táctico.

La presencia de tales armas supone una enorme ventaja en términos de poder coercitivo.

Los expertos advirtieron previamente que la presencia de tales armas aumentaría la probabilidad de que el PCCh se involucre en un conflicto tanto en Asia como a nivel mundial.

Esto se debe a que, se usen o no las armas, la mera amenaza de las mismas puede darle al régimen un medio real de coaccionar a Estados Unidos, sus aliados y socios para que no se unan a cualquier posible conflicto.

“Esta es una estrategia nuclear diseñada para respaldar sus acciones agresivas”, dijo Yeaw.

Estados Unidos ya está en una carrera armamentista

Mark Lewis, director ejecutivo del instituto de tecnologías emergentes de la Asociación Industrial de Defensa Nacional, expresó su preocupación por el hecho de que el PCCh esté superando militarmente a Estados Unidos debido a la falta de proactividad por parte del ejército estadounidense.

“Quitamos el pie del acelerador y [China] vio una oportunidad”, dijo Lewis.

“Eso les ha dado una capacidad que, francamente, creo que ahora mismo es sorprendente y cada vez más preocupante”.

Lewis señaló que el desarrollo tecnológico del PCCh estaba superando al de Estados Unidos. Mencionó la prueba del régimen de un arma hipersónica en julio que voló alrededor del mundo y desplegó un misil antes de volver a lanzarse a la tierra.

Y dijo que el logro no solo demostró las capacidades de ingeniería del régimen, sino también sus objetivos para la estrategia militar futura.

“Los chinos claramente han desarrollado un nivel de destreza técnica que es notable”, dijo Lewis. “Pero también muestra intención”.

Lewis destacó las palabras de John Hyten, el entonces vicepresidente del Estado Mayor Conjunto, quien dijo en noviembre que el arma hipersónica de China parecía estar diseñada para un primer uso nuclear, afirmando la idea de que el régimen se estaba alejando de una estrategia nuclear sólo de disuasión.

“Para mí, indica que los chinos no solo están buscando capacidades que les permitan controlar el espacio en su dominio inmediato (…) están buscando capacidades globales y están usando tecnologías para mejorar eso”, dijo Lewis.

También dijo que Estados Unidos no estaba disuadiendo eficazmente a China de la agresión, ni de la acumulación nuclear, y condenó el fracaso de Estados Unidos para construir tecnologías comparables.

“Tenemos que examinar todas esas tecnologías y preguntarnos, francamente, ¿Qué es lo que le va a asustar a China?”, dijo Lewis. “Si nuestra idea de la hipersónica es producir cinco misiles, hacer una demostración y declarar el éxito, eso no va a asustar a nadie”.

“Necesitamos producir estas tecnologías a escala”, dijo Lewis. “No podemos detenernos en diez armas hipersónicas o 100. Necesitamos llegar a los miles para tener un impacto real”.

Los comentarios coincidieron con otra entrevista de Hyten en octubre, en la que el general dijo que una burocracia “cruel” y una cultura de aversión al riesgo estaban frenando constantemente el desarrollo militar.

Con ese fin, Lewis dijo que el liderazgo estadounidense necesitaba aceptar la realidad de que se estaba produciendo una carrera armamentista y que Estados Unidos perdería si no se comprometía a mejorar su capacidad para crear y desplegar nuevas tecnologías militares.

“Hay gente que dice, ‘Oh, pero vamos a entrar en una carrera armamentista’”, dijo Lewis. “¿Adivinen qué? Ya estamos en la carrera. Los chinos están llevando la carrera ya sea que decidamos participar o no, y esa debe ser nuestra mentalidad”.

“Se trata de una amenaza existente y debemos verla de esa manera”, agregó Lewis.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS