La fuente principal de Steele fue un analista ruso que vivía en Washington

Por Ivan Pentchoukov
26 de Julio de 2020
Actualizado: 26 de Julio de 2020

La fuente principal del infame expediente Steele fue un analista de negocios de Rusia que vivía en Washington, según confirmó su abogado a The Epoch Times el 26 de julio.

Siguiendo el ejemplo de los reportajes de código abierto de los detectives de Internet, The Epoch Times identificó y contactó con el analista, Igor Danchenko, el 19 de julio, pero no recibió respuesta y se abstuvo de hacer pública su identidad.

“Igor Danchenko ha sido identificado como una de las fuentes que proporcionó datos y análisis a Orbis Business Intelligence”, escribió March Schamel, el abogado de Danchenko, en un correo electrónico.

Orbis Business Intelligence es la empresa cofundada por el exoficial de inteligencia británica Christopher Steele.

“El Sr. Danchenko es un analista de investigación senior muy respetado”, añadió Schamel. “No es ni autor ni editor de ninguno de los informes finales producidos por Orbis. El Sr. Danchenko mantiene su análisis de datos e investigación y dejará que otros evalúen e interpreten cualquier historia más amplia con respecto al informe final de Orbis”.

Si bien Schamel no dijo que su cliente era la fuente principal de Steele, la confirmación de que Danchenko es una de las fuentes es suficiente para establecer que él es la fuente principal según el registro recientemente desclasificado de la entrevista de Danchenko en enero de 2017 con el FBI.

Steele afirmó que basó la gran mayoría de su expediente en los informes de Danchenko, que a su vez tenía una red de subfuentes. El expediente jugó un papel central en la decisión del FBI de conseguir una orden para espiar al asociado de campaña de Trump, Carter Page, en octubre de 2016.

El inspector general del Departamento de Justicia determinó que las solicitudes de la Ley de Vigilancia de Inteligencia Extranjera (FISA) del FBI estaban plagadas de errores y uno de los más atroces tenía que ver con que Steele falsificara y exagerara lo que había obtenido de Danchenko. Steele también presentó rumores de que Danchenko había transmitido las afirmaciones como creíbles.

El FBI entrevistó a Danchenko durante tres días a fines de enero de 2017. Durante la entrevista, Danchenko disputó algunas de las afirmaciones que se le atribuyen en el expediente y dijo a los agentes que las alegaciones que Steele había presentado como creíbles eran simplemente rumores de los bares.

A pesar de conocer los problemas del expediente, el FBI —y posteriormente el fiscal especial Robert Mueller— renovaron las órdenes de espionaje sobre Page. En lugar de informar al Tribunal de Vigilancia de Inteligencia Extranjera (FISC) sobre los principales problemas del expediente expuestos durante la entrevista con Danchenko, la oficina repitió las afirmaciones que Danchenko había rebatido y se limitó a decir que él era “sincero y cooperativo”.

Después de la publicación del informe del inspector general y una severa reprimenda del FISC, el FBI admitió que no debería haber procurado renovar las órdenes.

Además de jugar un papel central en el espionaje de Page, el expediente parece haber figurado en la decisión del FBI de investigar la campaña de Trump, según sugiere un conjunto creciente de pruebas circunstanciales. La campaña de Hillary Clinton finalmente pagó por el expediente, un hecho que la oficina también omitió en sus solicitudes de FISA.

El Departamento de Justicia publicó el 17 de julio una copia muy editada de la comunicación electrónica que resume las entrevistas con Danchenko de enero de 2017 (pdf). A pesar de que los datos personales se ocultaron en gran medida, la extensión de las redacciones, así como otros detalles del documento, permitieron triangular la información sobre Danchenko.

Un usuario de Twitter que se hace llamar “Hmmm…” fue el primero en identificar a Danchenko como la fuente después de localizar un resumen del hombre, cuyos detalles coinciden exactamente con las partes redactadas y no redactadas del documento desclasificado. Danchenko bloqueó sus perfiles de los medios sociales poco después de que los investigadores de internet mencionaron su nombre.

La identificación de Danchenko es el último de muchos golpes severos a la credibilidad del expediente de Steele. Mientras que el informe del inspector general describía a Danchenko como una fuente con base en Rusia, Danchenko de hecho vivió en Washington por más de una década, incluyendo el tiempo en que proporcionó información para el expediente de Steele. El currículum de Danchenko, el perfil de LinkedIn y la entrevista del FBI pintan un cuadro de un analista de negocios ordinario que se conectaba con Steele cuando estaba ansioso por ganar un ingreso. Nada de lo que Danchenko dijo al FBI o lo que está en el dominio público sugiere que tuviera acceso al funcionamiento interno del Kremlin. Danchenko dijo al FBI que se basaba en conversaciones con amigos de la infancia y otros conocidos para la información que le pasó a Steele.

Los líderes del FBI, incluyendo al entonces director James Comey, pensaron que el expediente era tan significativo que presionaron para incluirlo en un anexo clasificado de la influyente Evaluación de la Comunidad de Inteligencia de enero de 2017 sobre la interferencia rusa en las elecciones de Estados Unidos. Tres agencias de inteligencia evaluaron en ese tiempo que Rusia interfirió en las elecciones para perjudicar a Clinton y ayudar a Trump.

La investigación del FBI sobre la campaña Trump se convirtió en la investigación del consejo especial de Robert Mueller. Después de una investigación a gran escala, de 22 meses, Mueller no encontró pruebas de colusión entre la campaña Trump y Rusia.

Siga a Ivan en Twitter: @ivanpentchoukov


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Bajo investigación judicial, lo que calla la prensa sobre Hillary Clinton

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS