La gratitud es buena para el corazón y el alma

Investigación revela que la gratitud tiene una serie de beneficios, desde una mejor salud hasta una mayor resistencia mental
Por VALERIE BURKE
31 de Octubre de 2020
Actualizado: 31 de Octubre de 2020

Todos sabemos que la salud mental y física están estrechamente entrelazadas, pero las pruebas sugieren que su actitud puede tener una influencia importante en el riesgo de sufrir un ataque al corazón. Los últimos avances científicos revelan que un “corazón agradecido” es un corazón sano.

El Dr. Paul Mills de la Escuela de Medicina de San Diego, de la Universidad de California, ha estado investigando la conexión entre la salud mental y la salud del corazón durante décadas. Una actitud positiva se asocia con un menor riesgo de sufrir enfermedades cardíacas porque reduce el estrés, la ansiedad y la depresión, todo lo cual contribuye a las enfermedades cardiovasculares.

¿Pero qué hay de la gratitud y su corazón? Para responder a esta pregunta, Mills diseñó un estudio. Reunió a 186 hombres y mujeres con enfermedades cardíacas y elaboró un cuestionario de gratitud.

Descubrió que cuanto más agradecidas están las personas, son más saludables. Mills también realizó análisis de sangre para medir los niveles de inflamación. La inflamación tiene una fuerte relación con la acumulación de placa arterial y el desarrollo de enfermedades cardíacas. Curiosamente, los individuos más agradecidos presentaron los marcadores inflamatorios más bajos.

Luego Mills profundizó más con un estudio de seguimiento que incluía un diario de gratitud. Después de dos meses, los individuos con antecedentes de enfermedades cardíacas que llevaron diarios de gratitud disfrutaron de una disminución de su riesgo cardíaco general, mientras que el grupo que no llevaba diarios continuó igual. Mills no está seguro de cómo la gratitud ayuda al corazón, pero cree que la clave puede ser la reducción del estrés.

Estos resultados no son sorprendentes a la luz de estudios previos que relacionan estados emocionales negativos con un mayor riesgo de ataque cardíaco y derrame cerebral. Una revisión en 2012 de 200 estudios de la Escuela de Salud Pública de Harvard concluyó que el optimismo y la felicidad sí reducen el riesgo cardiovascular.

La gratitud ofrece beneficios para la mente y el cuerpo

Robert A. Emmons dirige un proyecto de investigación a largo plazo destinado a crear y difundir datos científicos sobre la naturaleza de la gratitud, sus causas y las posibles consecuencias para la salud y el bienestar de los seres humanos. La neurocientífica Emiliana Simon-Thomas, directora científica de Greater Good Science Center (GGSC) de la UC-Berkeley, trabaja junto a Emmons en el estudio de la gratitud. Simon-Thomas reportó:

“Después de ocho semanas de práctica, los escáneres cerebrales de los individuos que pusieron en práctica la gratitud tuvieron una estructura cerebral más fuerte para la cognición social y la empatía, así como la parte del cerebro que procesa la recompensa”.

Simon-Thomas también ha visto cómo la gratitud alivia los síntomas del estrés postraumático y ayuda a los individuos con TEPT a recuperarse más rápidamente. Estudios realizados con sobrevivientes de traumas (veteranos de Vietnam y del 11 de septiembre) han encontrado que la gratitud es un factor significativo para la curación de traumas.

En un reportaje sobre el programa especial de radio “La ciencia de la gratitud”, la revista online Greater Good de la Universidad de California en Berkeley dice que la receta para la felicidad se puede destilar en una simple recomendación: Decir gracias. Pero la felicidad es solo la punta del iceberg. Investigaciones revelan que la gratitud viene con una impresionante gama de beneficios, incluyendo los siguientes:

  • Mejora de las relaciones personales y laborales
  • Mejor salud física
  • Mayor empatía, sensibilidad y conexión con los demás
  • Mayor autoestima
  • Aumento de la felicidad
  • Mejor cuidado personal
  • Aumento de la fuerza mental y la resistencia
  • Mayor optimismo
  • Dormir mejor; además, un buen sueño nocturno también promueve la gratitud
  • Reducción del estrés y la ansiedad
  • Disminución de la agresión
  • Menos atención a los bienes materiales

¿Hay una receta para tener un corazón agradecido?

En especial me gusta la forma en que el editor Jeremy Adam Smith describe la gratitud en un artículo del Greater Good:

“La gratitud (y su hermano, el aprecio) es la herramienta mental que usamos para recordarnos a nosotros mismos las cosas buenas. Es una lente que nos ayuda a ver las cosas que no están en nuestra lista de problemas a resolver. Es un foco que ilumina a la gente que nos da las cosas buenas de la vida”.

Creyendo que le faltaba un poco de disciplina en el departamento de gratitud, Smith hizo una lista de seis rasgos que cree que diferencian a las “personas fantásticamente agradecidas” del resto:

1. De vez en cuando, piensan en la muerte y la pérdida. Conocido también como “sustracción mental”, esto implica reconocer lo que tenemos reflexionando sobre lo que podría no haber sido. No se trata de la fatalidad y la tristeza, sino de desarrollar la apreciación observando todas las posibilidades.

2. Tomarse el tiempo para oler las rosas. Saborear experiencias positivas hace que se peguen más en el cerebro. ¿Alguna vez ha notado que el primer sorbo de café sabe mejor? Tenemos una tendencia a adaptarnos a las cosas placenteras, disfrutándolas menos con el tiempo, un fenómeno llamado “adaptación hedónica”. El remedio es dejar temporalmente esas cosas y hacerlas como si fueran nuevas de nuevo.

3. Tomar las cosas buenas como regalos, no como derechos de nacimiento. Lo opuesto a la gratitud es el derecho. La preocupación por el yo anulará rápidamente cualquier sentimiento de gratitud.

4. Están agradecidos por las personas, no solo por las cosas. Expresar gratitud a los demás fortalece los lazos sociales y aumenta la confianza, la compasión y el afecto.

5. Mencionan los pasteles. Las personas agradecidas son muy específicas en sus expresiones de gratitud, lo que hace que esas expresiones se sientan más auténticas. Por ejemplo, dirían, “Te amo por hacerme crepes los sábados por la mañana cuando sabe que tuve una semana difícil”, en lugar de, “Te amo porque lo maravillosa que es ella”.

6. Agradecen de todo lo que les sucede. Esta no es una negación de la negatividad, sino una forma de pensar en el mundo que convierte los obstáculos en oportunidades.

Practicar la gratitud

La práctica de la gratitud consiste en frenar y mirar profundamente en tu vida pasada, presente y futura. Además de buscar regalos en el presente, se cultivan oportunidades adicionales de gratitud recuperando recuerdos del pasado y desarrollando una perspectiva positiva para el futuro. Las siguientes son algunas sugerencias para desarrollar una práctica de gratitud:

Dar las gracias. Escriba a menudo breves notas de agradecimiento. Para tener un impacto aún mayor, escriba una carta de agradecimiento detallada por mes. En ocasiones puede escribir una para usted mismo.

Agradezca a alguien mentalmente. Nunca subestimes el poder de sus pensamientos.

Lleve un diario de gratitud. Antes de acostarse, pase unos minutos escribiendo las cosas por las que está agradecido. Una o dos veces por semana es suficiente. Centrarse en las relaciones interpersonales, en vez de en las cosas materiales, ha demostrado ser más impactante.

Cree un frasco de gratitud. En un trozo de papel, escriba lo que agradece cada día, y póngalo en un tarro. En un día difícil, saque y relea algunos como recordatorio de su gratitud.

Practique el agradecimiento a la hora de comer. Practique compartir sus gratitudes diarias con su familia durante la cena.

Medite o rece. Es mucho más difícil comprender una situación en el momento, así que reserve un tiempo para estar solo. La meditación ofrece una panoplia de beneficios, incluyendo el pensar con más lógica y claramente desde múltiples perspectivas.

Valerie Burke, MSN es una escritora de salud independiente en Olympia, Washington, tiene experiencia en medicina alopática e integral y una maestría en ciencias de la enfermería. Sus áreas de interés incluyen la nutrición, la psicología energética, la protección de los CEM y la integración de los principios de salud holística para crear un equilibrio en la mente, el cuerpo y el espíritu. Puede aprender más sobre ella en shungitequeen.com. Este artículo fue publicado originalmente en GreenMedinfo.com


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Mire a continuación

Calma para el alma: la quietud de la madrugada de pie bajo las estrellas

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS