La historia falsa enseñada en las escuelas incita a los niños a odiar a Estados Unidos: Alex Newman

Por Ella Kietlinska
27 de Octubre de 2020 5:25 PM Actualizado: 27 de Octubre de 2020 5:25 PM

La historia que se enseña en las escuelas públicas es “una completa y total inversión de la realidad” y esta es la causa fundamental de los disturbios civiles provocados por la muerte de George Floyd bajo custodia policial en Minneapolis que luego se ha extendido por todo el país, dijo Alex Newman, autor y galardonado periodista internacional.

El presidente Donald Trump, dijo durante la celebración del Día de la Independencia en el Monte Rushmore el 3 de julio: “En contra de todas las leyes de la sociedad y la naturaleza, a nuestros niños se les enseña en la escuela a odiar a su propio país y a creer que los hombres y mujeres que lo construyeron no fueron héroes, sino villanos”.

“El caos violento que hemos visto en las calles de las ciudades gobernadas por demócratas liberales, en cada caso, es el resultado predecible de años de adoctrinamiento extremo y prejuicios en la educación, en el periodismo y en otras instituciones culturales”, dijo Trump.

“Dio justo en el clavo. Eso es lo que he estado discutiendo durante años”, dijo Newman, quien también es coautor del libro “Crimes of the Educators: How Utopians are Using Government Schools to Destroy America’s Children” (Crímenes de los educadores: cómo los utopistas utilizan las escuelas píblicas para destruir a los niños de Estados Unidos).

“Ahora, cuando digo [que lo que se ha enseñado es] una completa y total inversión de la realidad, eso es lo que quiero decir”, dijo al programa “Crossroads” de The Epoch Times. “No es una hipérbole, no es una exageración”.

Lo que define a los estadounidenses como estadounidenses son los principios consagrados en el documento fundacional del país, la Declaración de Independencia, “que todos los hombres son creados iguales y que todos están dotados por su Creador de derechos inalienables”, agregó.

La entrevista con Alex Newman comienza en el minuto 14:47.

Sin embargo, el pensamiento histórico en las escuelas ha sido reemplazado por una narrativa histórica que invierte estos principios, afirmando que los principios fundacionales del país fueron “la esclavitud, la opresión, el racismo, la supremacía blanca” y cosas similares, dijo Newman.

Un ejemplo de la inversión de la historia de Estados Unidos es una serie del New York Times, llamada 1619 Project, creada por la reportera del New York Times, Nikole Sheri Hannah-Jones, cuya primera línea de un ensayo que le hizo ganar un Pulitzer fue: “Los ideales fundacionales de nuestra democracia eran falsos cuando se escribieron”.

Según 1619 Project, Estados Unidos se fundó en 1619 cuando un grupo de 20 africanos, que fueron considerados los primeros africanos esclavizados en la América británica, llegó a la colonia de Virginia.

El proyecto es “esencialmente una historia falsa, tal como lo confirmaron públicamente historiadores de todo el espectro político —e incluso el propio verificador de hechos del New York Times—”, escribió Newman para The Epoch Times.

A pesar de las críticas, la serie, que postula que Estados Unidos no se fundó sobre la base de la libertad en 1776, sino sobre la base de la esclavitud [en 1619], se ha convertido en un plan de estudios escolar que se enseña en todo Estados Unidos, dijo Newman.

Según Hannah-Jones, la noción es que el racismo y la maldad están incrustados en el ADN mismo de Estados Unidos, dijo Newman. Dado que el ADN no se puede cambiar ni eliminar, “entonces lo que realmente está diciendo es, tal como dicen los mulás en Irán, ‘Muerte a Estados Unidos’. Tienes que matar a Estados Unidos para deshacerte de este horrible ADN”, añadió.

“Esto no podrías ser más errado”, porque los padres fundadores de Estados Unidos querían abolir la esclavitud, ya que era incompatible con los principios fundacionales del país basados ​​en los valores cristianos, explicó Newman, y agregó que Thomas Jefferson libró una guerra contra los cazadores de esclavos en el norte de África y James Madison, el padre de la Constitución, “detestaba la esclavitud” y expresó esta opinión en muchas ocasiones.

Casi todas las civilizaciones o culturas han practicado alguna forma de esclavitud en un momento determinado de su historia, dijo Newman.

Reescribiendo la historia estadounidense

Monte Rushmore, en Keystone, Dakota del Sur. Los presidentes fueron seleccionados con base en lo que cada uno simbolizaba. George Washington (izq.) representa la lucha por la independencia; Thomas Jefferson (2º izq.), la idea del gobierno por parte del pueblo; Theodore Roosevelt (2º der.), por el papel de Estados Unidos en los asuntos mundiales en el siglo XX; y Abraham Lincoln (der.) por sus ideas sobre la igualdad y la unión permanente de los estados. (Karen Bleier/AFP/Getty Images)

La consecuencia de enseñar a los niños la historia estadounidense invertida e incorrecta es que “nuestros hijos odien a Estados Unidos” y “estén quemando nuestras ciudades”, dijo Newman.

Uno de los libros de historia más populares en Estados Unidos es “A People’s History of the United States” (La otra historia de Estados Unidos), de Howard Zinn, que es un texto clave en las escuelas y ha vendido más de 3 millones de copias, dijo Newman.

La Dra. Mary Grabar, miembro residente del Instituto Alexander Hamilton para el Estudio de la Civilización Occidental, expuso las alteraciones de Zinn sobre la historia estadounidense en su libro “Debunking Howard Zinn: Exposing the Fake History that Turned a Generation against America” (Desenmascarando a Howard Zinn: Exponiendo la historia falsa que volvió a una generación en contra de Estados Unidos).

Zinn retrató a Cristóbal Colón como un “monstruo genocida” en su libro, de acuerdo con Newman, quien agregó que ya sabía que el libro de Zinn estaba sesgado al comenzar su proyecto. Sin embargo, Grabar escribió en su libro: “Incluso a mí me sorprendió lo descarada y deliberadamente que mintió Zinn”.

Le lectura de los propios diarios de Colón muestra muy claramente cómo Zinn describió erróneamente a Colón. Colón quería llevar la Biblia y el cristianismo a la gente, dijo Newman, y se inspiró en sus creencias religiosas para emprender su viaje.

“Creo que la verdad es mucho más poderosa que la mentira” y esa es nuestra gran ventaja, dijo.

“Cualquiera puede revisar los documentos de la fuente principal, investigar estas cosas por sí mismos y ver qué sucedió realmente”, dijo.

El Partido Comunista Chino aclama a “1619 Project”

Guardias rojos chinos, estudiantes de secundaria y universitarios, agitando copias del “Pequeño Libro Rojo” del líder Mao Zedong, desfilan en las calles de Beijing al comienzo de la Revolución Cultural en junio de 1966. (Jean Vincent/AFP/Getty Images)

“El Partido Comunista Chino (PCCh) ha estado celebrando abiertamente el 1619 Project”, dijo Newman, porque a través de la propaganda, lavado de cerebro, mentiras, adoctrinamiento, información errónea, desinformación y guerra psicológica, se puede convencer a los estadounidenses para odiar a su propio país y desmantelarlo desde adentro. Entonces, el poder económico estadounidense o sus fuerzas armadas ya no representarán una amenaza para el PCCh.

Los estadounidenses simplemente “quemarán a su propio país y eso es lo que estamos viendo ahora mismo”, dijo. “Es increíblemente peligroso”.

El PCCh entendió este principio e inició la Revolución Cultural, de la que uno de los elementos clave fue la borrar la verdadera historia de China, dijo Newman.

“China era una civilización increíble con miles de años de historia asombrosa e increíble que contribuyó tanto a la humanidad”, explicó Newman, así que los comunistas “estuvieron quemando libros, derribando estatuas, incendiando bibliotecas y asesinando a personas que conocían la historia real para poder empezar desde cero”.

Todo lo previo a la revolución comunista  fue etiquetado como “malvado, retrógrada, incivilizado, bárbaro, etc.”, dijo. “Después de la Revolución Comunista todo fue maravilloso, glorioso, y todo lo demás”.

“Eso es exactamente lo mismo que están tratando de hacer en Estados Unidos y es lo mismo que han hecho en todo el mundo”.

Con información de Joshua Philipp.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Cómo el comunismo está destruyendo los cimientos de la ley estadounidense

Lea la serie completa Cómo el espectro del comunismo rige nuestro mundo

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.