La humilde fiesta de 15 años de una chica ecuatoriana se hace viral por el fuerte mensaje de su mamá

Por Mariana Buendia
25 de Septiembre de 2019 Actualizado: 25 de Septiembre de 2019

La entrega de una madre hacia sus hijos suele convertirse en el motor de vida para muchas mujeres. Las cosas que a veces parecen imposibles, una mamá las vuelve posibles. Dentro de los más grandes legados hacia los hijos se encuentran el amor y la confianza, pues sentirse seguro y amado da una base sólida a cualquier ser humano.

El video de una mujer, que ha estado circulando en las redes sociales, se viralizó debido al conmovedor mensaje de una madre dirigiéndose a su hija de 15 años.

La madre de origen ecuatoriano, según indica la TC Televisión, a pesar de sus bajos recursos realizó una sencilla fiesta con un pastel y su hermosa hija a su lado. Aunque el festejo no es tan grande y majestuoso, y el vestido de la quinceañera no es como el de una gran princesa, sí es digno de una hermosa joven querida y amada.

Las palabras que esta mamá expresó a Jarely, su hija, conmovieron y demostraron a miles que la importancia de esos momentos es el compartir, amar y transmitir la humildad que le ha ayudado a llegar hasta este preciado momento.

“Es mi niña todavía mi niña. Le doy muchísimas gracias a Dios por llegar a estos 15 años”, dice la emocionada mamá. No tengo riquezas y no las quiero tener, con lo poco que tengo soy plenamente feliz. Yo te adoro, te amo con mi vida, eres parte importante de ella”, agregó la mujer.

La Sra. López se dirigió por varios minutos a todos los invitados, y entre lágrimas continúo agradeciendo las enseñanzas de vida que le han otorgado sus hijos.

“Así como está todo, te lo doy de corazón”, dice la mamá de Jarely, “Hace 15 años esta niña me enseñó a ser mamá por primera vez, nadie me enseñó cómo hacerlo, créanme que fue demasiado. Pero yo a ellos los amo con mi vida, cada día que me levanto a las 4 de la mañana, lo único que hago es pedir a Dios salud, fuerza y vida para ellos, porque son mi razón de ser”.

Para finalizar su discurso y con un conmovedor abrazo a su hija agregó:

“Ayer me decías ‘mami cada vez que cumplo años quiero llorar’, y hoy lloró pero de alegría y felicidad”.

Las palabras sinceras de esta mujer crearon realmente reacciones y comentarios de los cibernautas, donde incluso muchos acabaron agradeciendo a sus propias madres y reconociendo el gran valor de esta mamá.

Este conmovedor momento, llevó a la reflexión profunda de muchos y nos hace recordar el valor esencial de las fiestas o festejos de cumpleaños. El poder agradecer cada nuevo año de vida y principalmente no pedir más de lo que se nos ha dado.

chica joven
Imagen ilustrativa (AJR_photo/Shutterstock)

Si bien uno de los momentos más comunes donde los padres reconocen el periodo de vida de las hijas, es durante la celebración de 15 años. Desafortunadamente con el transcurso del tiempo, la tradición se ha comenzado a convertir en algo más banal de lo que imaginamos.

Aunque el vestido y la fiesta de esta joven no fueron aparentemente grandes, la verdadera grandeza del momento se sintió al escuchar el gran amor que tiene esta madre por su hija. Un gran ejemplo de bondad y humildad, pues el legado de estos valores hacia los hijos es de los mejores regalos que una madre puede dar.

¡Ser mamá no es fácil!

¿Te gusto este artículo? Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya el periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS