La industria de las bodas de California anda “de cabeza” por la ley de los trabajadores freelance

Por Jamie Joseph
31 de Enero de 2020
Actualizado: 31 de Enero de 2020

TEMECULA, Calif.—La planificadora de bodas y eventos de Temecula, Michelle Garibay, ha dirigido su negocio durante los últimos 14 años sin empleados. Garibay ha aparecido en algunas de las revistas de novias más prestigiosas del país, incluyendo Style Me Pretty, The Knot y Southern California Bride.

Sin embargo, el Proyecto de Ley de la Asamblea 5 (AB5) ha impedido sus últimas operaciones comerciales, al igual que muchas otras en su industria que utilizan contratistas independientes (freelance). La AB5 esencialmente prohíbe el trabajo independiente, con algunas excepciones; ordena que los negocios contraten empleados en vez de pagar a los contratistas.

“Esta industria no está bien adaptada para tener empleados, porque el trabajo no es estable”, dijo Garibay. “Y los contratistas que tengo trabajando para mí también tienen sus propios negocios, y son madres con hijos, dejaron el empleo a tiempo completo para poder tener la libertad de trabajar como contratistas”.

La planificadora de bodas y eventos Michelle Garibay. (Fotografía de Leah Marie)

En vigor desde el 1 de enero, la AB5 fue aprobada por los legisladores en septiembre para aclarar un caso de 2018, Dynamex Operations West, Inc. contra Tribunal Superior del Condado de Los Ángeles. Los legisladores pretendían que el proyecto de ley protegiera a los empleados de las empresas que los etiquetan como contratistas independientes para evitar darles los beneficios que se les deben a los empleados.

Pero el proyecto de ley ha tenido un efecto colateral sobre los propietarios de pequeñas empresas y los trabajadores independientes que han hecho de este modelo de negocio su medio de vida.

“Muchos de los negocios en la industria de las bodas son propiedad de mujeres”, dijo Garibay. “Esta es una industria dominada por mujeres, así que nos quita nuestra libertad. Realmente impacta negativamente a las mujeres en la fuerza laboral que quieren la libertad de trabajar en casa y estar con sus familias”.

La ley fue originalmente respaldada por trabajadores sindicalizados del mundo del trabajo temporal, como los que trabajan para las empresas de transporte de pasajeros Uber y Lyft. Una de las principales redactoras del proyecto de ley, la asambleísta Lorena González (D-San Diego), ha recibido tanto elogios como críticas por el proyecto.

Debido a la protesta y a las demandas de los propietarios de empresas y de los contratistas de diversas industrias, los legisladores se han apresurado a proponer exenciones. A principios de este mes, el gobernador Gavin Newsom asignó 20 millones de dólares en su propuesta de presupuesto para 2020 para hacer cumplir la AB5.

Como muchas industrias dominadas por autónomos, la industria de las bodas no tiene un horario de trabajo tradicional.

Los propietarios de pequeñas empresas de bodas contratan a los contratistas en base a las necesidades específicas de cada boda, dijo Garibay. Depende de la escala del evento. Tanto Garibay como sus trabajadores autónomos no están interesados en forjar un contrato de empleo permanente, ya que esos trabajadores también tienen sus propios negocios.

Cuando Garibay se enteró del proyecto de ley, su reacción fue pensar en su equipo y en “lo poco acogedor que sería esta noticia”.

“No quieren ser empleados, dejaron sus trabajos de tiempo completo para hacer lo que hacen ahora”, dijo Garibay.

En cuanto a los dueños de negocios que tendrán que contratar a sus contratistas como empleados, Garibay dijo, “Mi corazón está con aquellas personas que se verán obligadas a ganar mucho más [dinero] para pagar los impuestos que el pleno empleo requiere”.

Los propietarios de pequeñas empresas en California ya pagan muchos impuestos, y tendrán que pagar más para cubrir una parte de los impuestos de sus empleados si contratan a sus trabajadores independientes.

California impone tanto el impuesto sobre la renta de las empresas como el impuesto sobre la renta de las personas físicas a los propietarios de pequeñas empresas que establecen sociedades de responsabilidad limitada (LLC), creando una doble imposición sobre el ingreso neto transferido y sobre la propia empresa.

Prácticamente todos los negocios en California están sujetos a por lo menos uno de los tres impuestos estatales sobre la renta de las empresas: un impuesto corporativo, un impuesto de franquicia y un impuesto mínimo alternativo. A veces, las pequeñas empresas están sujetas a los tres.

Para pagar todos estos impuestos, además de los costes añadidos por la contratación de autónomos como empleados, los propietarios de pequeñas empresas tendrían que aumentar sus precios, dijo Garibay.

“Este estado no es muy amigable con las pequeñas empresas”, dijo. “Esta es nuestra principal fuente de ingresos para poner comida en la mesa de nuestras familias. Es realmente prohibitivo cuando el estado comienza a exigir que ahora contratemos a estas personas como empleados, porque va a hacer que esta industria ande de cabeza”.

Según el abogado Braden Drake, hay una excepción para las relaciones de negocios dentro de la AB5, y probablemente habrá más excepciones en los próximos meses. Sin embargo, en el negocio de las bodas, los autónomos que tienen sus propios negocios no estarían exentos; son contratados por un día por la pareja que se casa, en vez de por otro negocio.

Drake está trabajando con los propietarios de pequeños negocios para ayudarles a sortear en el futuro la AB5. “Estoy tratando de guiar a esos dueños de negocios sobre cómo cumplir con esas excepciones”, dijo Drake.

“Todavía no sabemos si van a hacer cumplir la ley a las empresas de California que empiezan a contratar contratistas fuera de California”, dijo Drake. “Lo que podría suceder es que los negocios decidan trasladarse fuera de California”.

Es más, hay empresas en otros estados que ahora se niegan a trabajar con autónomos en California, dijo Drake.

Carla Kayes es una florista de bodas y eventos en el condado de Riverside que dirije un pequeño negocio, y también ha estado en la industria de las bodas durante 14 años. Está preocupada por el futuro de la industria. Kayes tiene tres empleados a tiempo parcial, pero a menudo contrata a floristas freelance para trabajos temporales de alto nivel, y dijo que estaba “mal del estómago” cuando se enteró de la factura.

La AB5 es “muy insostenible para mi negocio”, dijo Kayes. “Ha acabado con toda una industria de la gente de aquí, y ahora la gente está contratando a gente de fuera del estado para evitarlo. La gente que está en el estado no está trabajando. Todos los que conozco que están en bodas y eventos tienen que usar a freelancers constantemente, es así. Esto afecta a todo el mundo”.

Los freelancers que Kayes contrata “también tienen sus propios negocios florales y rellenan el trabajo cuando no tienen sus propias reservas de clientes”, dijo.

Planea convertir a uno de sus trabajadores independientes en un empleado a tiempo completo, pero no puede permitirse convertir a más de uno. Los floristas de bodas de lujo en el Condado de Orange, San Francisco y ciudades más prósperas que tienen que subir sus precios para cubrir los costos de los empleados, presumiblemente no experimentarán un gran impacto negativo, dijo Kayes.

“Pero para alguien como yo, que vive en Temecula, la gente va a mirar mi trabajo y decir: ‘Oh, no puedo permitirme eso'”, dijo. “Creo que los legisladores no se dieron cuenta de nada. Entiendo completamente el caso Dynamex, y creo que los empleados que ganaron ese caso tenían razón, pero no creo que los legisladores supieran siquiera cuántas industrias se verían afectadas”.

Descubra

Qué está pasando con los impuestos de California y qué puede hacer al respecto | Joel Fox

TE RECOMENDAMOS