La inflamación puede causar estragos en su comportamiento

Una respuesta inmune desenfrenada también está afectando su buen juicio
Por DEBORAH MITCHELL, WWW.NATURALLYSAVVY.COM
24 de Noviembre de 2019 8:56 PM Actualizado: 24 de Noviembre de 2019 8:56 PM

Recientemente un grupo de investigadores reportó que la inflamación interfiere con el comportamiento de las personas y está asociada con la impulsividad, la dificultad para concentrarse y la incapacidad para retrasar la gratificación (como en “tengo que comerme esa rosquilla ahora”). ¿Cómo es posible que exista una relación entre la inflamación y el comportamiento?

La inflamación es un proceso natural que utiliza dos sombreros. Su sombrero de buen tipo está involucrado en la defensa del cuerpo contra la invasión de bacterias, virus y otros patógenos o traumas tales como cortes o caídas. Por ejemplo, si te cortas el dedo, tu sistema inmunológico se activa. El tejido dañado libera sustancias que provocan inflamación y desencadena que el sistema inmunitario bloquee el área lesionada, elimine cualquier organismo invasor que pueda causar infección, elimine el tejido dañado y comience el proceso de curación. A medida que progresa la curación, la inflamación desaparece.

La inflamación crónica, sin embargo, usa el sombrero de tipo malo y es un escenario diferente. Es una señal de que su cuerpo está desequilibrado y está asociado con muchos problemas de salud y enfermedades que van desde dolores de cabeza y enfermedades cardíacas hasta artritis y problemas digestivos.

La inflamación sistémica profundamente arraigada puede tener muchas causas y contribuyentes, la mayoría de las cuales están relacionadas con el estilo de vida. Encabezando la lista se encuentra una dieta deficiente (alimentos procesados y refinados, azúcares y grasas poco saludables). Otros factores incluyen la falta de ejercicio, el estrés crónico, el sueño insuficiente, el consumo de alcohol y tabaco, y las alergias alimentarias. Afortunadamente, todos ellos pueden ser modificados.

Inflamación y conducta

Un grupo de investigadores de la Universidad Cristiana de Texas publicó recientemente un informe que sugiere que “la inflamación puede contribuir a los patrones de toma de decisiones que pueden resultar en resultados personales y sociales indeseables”. Dicho de otra manera, la inflamación parece tener un impacto en la forma en que la mente toma decisiones, lo que resulta en comportamientos como la impulsividad, la participación en conductas de riesgo como el uso de drogas o la bebida, o la dificultad para mantenerse enfocado en las actividades.

Antes de esta investigación, ha habido evidencia de que la inflamación promueve cambios psicológicos que pueden aumentar la sensibilidad de una persona a los cambios en su ambiente. Por ejemplo, parece que la inflamación puede tener un efecto en una experiencia negativa, como ser rechazada por otros. Sin embargo, también puede impactar nuestros encuentros positivos, como recibir apoyo social.

Inflamación y conducta: un nuevo estudio

En un nuevo estudio, los autores plantearon la hipótesis de que la inflamación se asociaría con una gratificación más inmediata. Probaron esta idea observando la relación entre la inflamación y la toma de decisiones centrada en la actualidad entre 159 adultos jóvenes (80 hombres y 79 mujeres) a los que se les dijo que se abstuvieran del sexo, el alcohol y el tabaco durante 48 horas antes de la prueba.

Los autores midieron los niveles de sustancias asociadas con la inflamación, a saber, la interleucina-6, la interleucina 1 beta, el factor de necrosis tumoral alfa y el recuento de glóbulos blancos después de la estimulación del sistema inmunológico. Se utilizó una técnica llamada LPS (lipopolisacárido) para promover la inflamación. El LPS estimula ciertas células del sistema inmunológico, que a su vez causan la producción de mediadores inflamatorios.

La relación entre los niveles de las sustancias inflamatorias se comparó con los factores conductuales, que incluían el enfoque temporal, la impulsividad autoinformada y la incapacidad autoinformada para retrasar la gratificación.

En general, los autores encontraron que la inflamación, incluso los niveles bajos en personas sanas, pueden afectar nuestras decisiones, causando más impulsividad, problemas para concentrarse en la tarea en cuestión y retrasar la gratificación. Los expertos señalaron que estos resultados “sugieren que las actividades del sistema inmunológico pueden jugar un papel importante en la configuración de las preferencias en la toma de decisiones”.

Los hallazgos son importantes porque proporcionan una nueva perspectiva de cómo la inflamación tiene un impacto en nuestro comportamiento, lo que a su vez sugiere nuevas maneras de manejar y tratar los problemas sociales y de salud al dirigirnos a la inflamación”.

Cómo puede reducir la inflamación

Afortunadamente, hay varios cambios en el estilo de vida que usted puede iniciar ahora mismo para ayudarle a reducir la inflamación en el cuerpo y comenzar a sentirse mejor.

  • Evite o limite significativamente su consumo de azúcares añadidos y alimentos procesados.
  • Elija alimentos enteros y naturales que no contengan conservantes ni otros aditivos alimentarios.
  • Trabaje con un profesional de la salud que pueda ayudarle a identificar cualquier deficiencia nutricional y luego hacer ajustes a su dieta o usar suplementos para devolverle el equilibrio a su cuerpo.
  • Limite o evite el alcohol.
  • Participar en actividad física diariamente, por lo menos 30 minutos de ejercicio moderado 4-5 veces a la semana.
  • Participar diariamente en actividades para reducir el estrés, como meditación, tai chi, yoga, relajación progresiva, respiración profunda, escuchar música relajante u otras actividades de relajación.
  • Dormir de 7 a 8 horas cada noche y adoptar hábitos saludables para dormir y dormir.

Conclusión

La inflamación parece tener un impacto significativo en nuestras habilidades de toma de decisiones que, a su vez, puede tener un gran efecto en cómo nos comportamos y en nuestras interacciones con los demás. Aunque se necesita mucha más investigación para entender la relación entre la inflamación y el comportamiento, mientras tanto todos pueden tomar medidas para reducir la inflamación en sus vidas adoptando algunas pautas generales de estilo de vida.

Deborah Mitchell es una escritora de salud independiente apasionada por los animales y el medio ambiente. Es autora y coautora de más de 50 libros y miles de artículos sobre una amplia gama de temas. Este artículo fue publicado originalmente en NaturallySavvy.com

A continuación

El lupus la tenía al borde del suicidio, pero tres palabras cambiaron su vida para siempre

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.