La ley ya protege el derecho al voto, dice Manchin respecto a proyectos de ley electorales

Por Joseph Lord
19 de Enero de 2022 6:17 PM Actualizado: 19 de Enero de 2022 6:49 PM

El senador Joe Manchin (D-W. Va.) rechazó la noción de su partido de que el refuerzo de las leyes electorales a nivel estatal obstruiría el derecho al voto, una mala señal para los demócratas que esperan influir en Manchin para debilitar el filibusterismo.

Los demócratas hicieron un esfuerzo frenético para aprobar finalmente la legislación electoral ya que están buscando alguna victoria después de una serie de fracasos políticos del presidente Joe Biden antes del receso invernal del Congreso y antes de una temporada de mitad de período, la cual se espera vaya a favor de los republicanos.

Dado que los 50 republicanos del Senado se han opuesto a las propuestas electorales de los demócratas, el partido mayoritario tenía pocas esperanzas de aprobar cualquier proyecto de ley electoral partidista a través de los procesos normales del Senado. Para conseguir que los proyectos de ley se aprobaran en el Senado sin el apoyo de los republicanos, los demócratas reconocieron que tendrían que debilitar o abolir el filibusterismo.

Tras una semana de lo que la senadora Kyrsten Sinema (D-Ariz.), partidaria del filibusterismo, describió como “discusiones agobiantes” sobre cómo lograr este fin, Sinema y Manchin anunciaron su oposición unilateral al plan.

Manchin y Sinema, dos senadores moderados que a menudo se han aliado contra el resto de su caucus, defendieron el filibusterismo en sus declaraciones.

“Aunque sigo apoyando estos proyectos de ley [electorales], no apoyaré acciones separadas que empeoren la enfermedad subyacente de la división que afecta a nuestro país”, dijo Sinema a sus colegas en el pleno del Senado con voz temblorosa.

En su propia declaración sobre el debate, Manchin escribió: “Permitir que un partido ejerza el control total en el Senado con solo una mayoría simple solo echará leña al fuego del latigazo político y la disfunción que está desgarrando a esta nación. Especialmente”, añadió, “cuando un partido controla tanto el Congreso como la Casa Blanca”.

“Como tal, y como he dicho muchas veces antes, no votaré para eliminar o debilitar el filibusterismo “, dijo Manchin.

Mientras que Sinema dejó claro que apoyaba la reforma electoral si se manejaba a través de los procesos normales del Senado, Manchin indicó en una declaración el martes que no estaba tan seguro de que se necesite una reforma de tan amplio alcance.

Un periodista le preguntó a Manchin cómo respondería a las afirmaciones que algunos han hecho de que está amenazando el derecho al voto de la gente al oponerse a una exención del filibusterismo. El demócrata de Virginia Occidental refutó enérgicamente la acusación, argumentando que ya existen leyes federales para proteger el derecho al voto.

“La ley está ahí, las normas están ahí y básicamente el gobierno, el gobierno apoyará [a los votantes elegibles] y se asegurará de que tengan derecho a votar”, respondió Manchin.

También argumentó que los recientes litigios han demostrado que la ley sigue funcionando para corregir los verdaderos problemas. “Las cosas de las que se habla ahora están en los tribunales. Los tribunales han anulado [las violaciones del derecho al voto]… como en Ohio, anularon la manipulación de la circunscripción electoral”, dijo Manchin, refiriéndose a una decisión del Tribunal Supremo de Ohio de anular un distrito recién definido que el tribunal dictaminó como una división de una zona electoral que favorece a un partido.

“Las cosas están sucediendo, ¿bien?” concluyó Manchin. “Actuamos como si fuéramos a obstruir el voto de la gente, eso no va a suceder”.

A lo largo de 2021, muchos estados de Estados Unidos aprobaron leyes para fortalecer sus elecciones, impulsadas por las preocupaciones sobre el fraude generalizado en las elecciones de 2020. Lo más común es que estas leyes incluyan disposiciones para exigir la identificación del votante o para instituir requisitos más estrictos para el voto en ausencia, ya que se considera que este último es especialmente vulnerable al fraude.

Según algunos demócratas, estas nuevas medidas constituyen un “nuevo Jim Crow” en la medida en que, según alegan los demócratas, pretenden afectar de forma desproporcionada a los votantes de las minorías.

La Corte Suprema conoció esta reclamación en marzo de 2021, cuando el Comité Nacional Demócrata (DNC) alegó que las leyes electorales recién aprobadas en Arizona iban dirigidas a las minorías y, por tanto, eran ilegales en virtud de la Ley del Derecho al Voto. El fiscal general de Arizona, Mark Brnovich, logró convencer a la corte de lo contrario, pero los demócratas han persistido en la reclamación.

Para muchos demócratas, el refuerzo de las leyes electorales estatales ha llevado el derecho al voto a un punto de crisis, y sostienen que esta crisis exige una acción federal.

Los demócratas han presentado muchas leyes electorales que, según ellos, podrían hacer frente a la supuesta crisis, pero todas ellas se han enfrentado a ser anuladas por el filibusterismo de los republicanos del Senado, que constituyen la mitad de la cámara alta.

Los republicanos han argumentado que muchas de las medidas, en particular los requisitos de identificación de los votantes, han demostrado tener un apoyo bipartidista en las encuestas de opinión pública, y que las medidas estatales son totalmente legales en virtud de la Constitución y la Ley del Derecho al Voto. Los republicanos también han acusado a los demócratas de intentar utilizar la ley para beneficiar injustamente a su partido y han criticado los esfuerzos por “federalizar” las elecciones.

Debido a estas preocupaciones, los republicanos, con una sola excepción, han votado unánimemente para obstruir cada proyecto de ley electoral que los demócratas han llevado al pleno. Incluso el senador republicano de Utah Mitt Romney, que ha sugerido que está abierto a pequeños ajustes de la ley electoral, ha criticado los proyectos de ley presentados por los demócratas por sus medidas radicales de todo o nada.

Desde que fracasaron en su intento de convencer a su grupo del Senado para que votara a favor de la ya desaparecida ley de gasto social de Biden, de 1.85 billones de dólares, los demócratas del Senado volvieron a centrar su atención en la ley electoral.

Pero ahora que Manchin ha rechazado la afirmación de que existe un problema importante, es aún más improbable que los demócratas puedan influir en el inconformista de Virginia Occidental, lo que deja pocas esperanzas de que el partido pueda aprobar algún proyecto de ley electoral monolítico.

Sin embargo, a pesar de estas esperanzas que se desvanecen rápidamente, los demócratas han decidido seguir adelante con una votación en el pleno sobre dos proyectos de ley electoral, que se espera alrededor de las 6:30 EST del miércoles. A menos que Manchin y Sinema cambien de política o que haya una serie de deserciones del Partido Republicano, estos proyectos de ley y el esfuerzo corolario para cambiar las reglas del Senado, no pueden ser aprobados.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.