La mala gestión de las autoridades chinas provocaron graves inundaciones, dice ciudadano

Por Hong Ning y Ling Yun
04 de Septiembre de 2020
Actualizado: 04 de Septiembre de 2020

El condado de Lujiang, provincia de Anhui, se sumergió recientemente en inundaciones de 8 metros de profundidad (cerca a 26.25 pies) tras las fuertes lluvias.

Si bien las autoridades locales y la prensa estatal dijeron que una presa local se rompió debido a las lluvias torrenciales que causaron las inundaciones, algunos ciudadanos dijeron que ellos creen que las autoridades la dañaron intencionalmente para desviar las aguas pluviales al condado y proteger las áreas urbanas.

Dado que las históricas lluvias cayeron en gran parte de China este verano, las autoridades locales han empleado esta estrategia de sacrificar las áreas rurales al gestionar los desbordes de las aguas pluviales.

Los residentes locales de Lujiang dijeron que durante 40 días estuvieron atrapados con poca comida o suministros.

La situación

Chen Liang (alias), un residente de la ciudad de Tongda, condado de Lujiang, dijo a The Epoch Times: “El agua no ha retrocedido. Aún hay unos 2 metros (6.5 pies) de agua en nuestra casa, y el primer piso todavía está bajo el agua (…) Ahora, el gobierno dice que lo drenarán [con bombas]. Sobre cuándo desaparecerá por completo, nadie sabe”.

Las aldeas de Shidaxu y Niuguangxu, ubicadas a unos 30 kilómetros (unas 18.6 millas) de distancia, también estuvieron inmersas en las inundaciones, dijo Chen. Decenas de miles de personas en Shidaxu fueron desplazadas de sus hogares y, por el momento, están obligadas a permanecer en viviendas de alquiler a las afueras de la aldea.

Chen ha estado viviendo en un apartamento de alquiler por más de 40 días. Hasta el momento, las autoridades proporcionaron una bolsa de arroz y una botella de aceite de cocina, pero nada más.

Él, su esposa y sus dos hijos viven en un apartamento de 20 metros cuadrados (unos 215 pies cuadrados), y pagan un alquiler de 500 yuanes (USD 73) al mes.

El aldeano dijo que ha sido difícil mantener a su familia, ya que también mantiene a sus padres y abuelo.

Chen es propietario de una pequeña empresa con dos tiendas, pero una de ellas se inundó por completo. El hombre estimó que perdió entre cuatro y cinco millones de yuanes (USD 586,555- USD 733,193).

“Gasté la mayor parte de los ahorros de mi vida en la tienda. También hay deudas y préstamos (…) nosotros, la gente común, tenemos dificultades indescriptibles”, dijo.

También está preocupado por los daños en su casa, la cual él mismo construyó.

El agua no ha disminuido. Hace unos días, cuando Chen intentó irse a casa y recoger algo, vio que la vivienda estaba en pésimas condiciones. “Ya no se puede usar nada. La casa huelemuy mal. Es terrible, no puedes entrar. La ropa está toda sumergida y no se puede usar nada”, dijo.

Las autoridades ordenan evacuar

Chen recordó que la noche anterior a la inundación del 22 de julio, las autoridades locales pidieron a los residentes que evacuaran, pero no permitieron que los residentes llevaran sus cosas.

Según el medio chino 21st Century News, el 22 de julio, el nivel del agua en el lago local Chaohu se disparó de 8.80 metros antes de la temporada de lluvias a un máximo de 13.43 metros, estableciendo un récord histórico. El volumen de agua del lago aumentó en casi 3600 millones de metros cúbicos, el cual es el doble de su capacidad normal de agua.

En condiciones normales, el agua del lago se desvía hacia el río Yangtze. Pero debido a las inundaciones, el lago se desbordó.

Alrededor de las 8 a. m. del 22 de julio, los medios locales informaron que la presa cercana al lago se había derrumbado.

Chen sospecha que las autoridades rompieron la presa a propósito—ya que sabían que debían evacuar a los residentes antes de que comenzaran las inundaciones.

“Es difícil asimilarlo… ¿Por qué el gobierno no admitió que se liberó el agua, pero dijo en cambio que una presa colapsó? ¿Por qué? Hemos hecho un sacrificio muy grande. ¿No merecemos una explicación?”, dijo Chen.

El residente agregó que había cerca de 100,000 mu (16,474 acres) de tierra fértil en las dos aldeas, las cuales están ahora sumergidas. La economía local se basa principalmente en el cultivo de arroz y la pesca, dijo.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Le puede interesar

Película documental: Cuando llega la plaga

TE RECOMENDAMOS