La mayoría de estadounidenses no quieren que gobierno tome medidas sobre la variante Delta: encuesta

Por Tom Ozimek
29 de Junio de 2021
Actualizado: 29 de Junio de 2021

Una nueva encuesta de Trafalgar muestra que la mayoría de los estadounidenses no quieren que el gobierno tome medidas sobre la variante Delta del virus del PCCh (Partido Comunista Chino), una mutación altamente infecciosa que algunos funcionarios de salud predicen que pronto se convertirá en la cepa dominante en los Estados Unidos.

La encuesta, publicada el lunes y basada en una muestra representativa de 1101 probables votantes de las elecciones generales, preguntó a los encuestados cuál creen que debería ser la respuesta a medida que la variante Delta continúa extendiéndose en el país.

Una gran mayoría (63,0 por ciento) dijo que “el gobierno no debería tomar ninguna medida” y que, “con la amplia disponibilidad de las vacunas y los tratamientos, las personas pueden tomar decisiones personales sobre cómo responder”.

Los encuestados que se identificaron como republicanos mostraron la mayor oposición a la acción del gobierno en respuesta a la variante Delta, con un 83,4 por ciento que dijo que el gobierno debería mantenerse al margen.

Los encuestados demócratas, que en encuestas anteriores han tendido a favorecer medidas gubernamentales más fuertes en respuesta al virus del PCCh, también se opusieron en su mayoría, y el 50,1 por ciento dijo que no quiere ninguna acción del gobierno.

Al mismo tiempo, el 17,7 por ciento de todos los encuestados dijo que el gobierno debería restablecer los mandatos de uso de mascarillas y de distanciamiento social, mientras que el 7,0 por ciento dijo que también quieren confinamientos cerrados además de los requisitos de mascarilla y distanciamiento.

Solo el 7,2 por ciento de los republicanos dijo que quiere mandatos del uso de mascarillas y distanciamiento, mientras que solo el 2,4 por ciento dijo que también quiere confinamientos.

Por el contrario, el 25,8 por ciento de los demócratas dijeron que quieren que el gobierno imponga restricciones al uso de mascarillas y al distanciamiento social en respuesta a la amenaza de la variante Delta, mientras que el 11,3 por ciento dijo que también quieren confinamientos.

Una protestante sostiene un letrero en rechazo al confinamiento durante una manifestación en el Edificio de Administración del Condado, en San Diego, California, el 16 de noviembre de 2020. (Sandy Huffaker/Getty Images)

La encuesta se da cuando los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) recientemente etiquetaron la mutación Delta, que se identificó por primera vez en India, como una “variante de preocupación“, mientras que la directora de la agencia, la Dra. Rochelle Walensky, ha dicho que espera que se convierta en la cepa dominante en los Estados Unidos.

“La variante del Reino Unido fue más transmisible. Eso es ahora casi el 70 por ciento del virus aquí”, dijo a CNN en una entrevista el 18 de junio. “Sabemos que la variante Delta es incluso más transmisible que la variante del Reino Unido, y anticipo que será la variante predominante en los próximos meses”.

Estados Unidos entró en un bloqueo casi a nivel nacional en la primavera de 2020 durante la pandemia del COVID-19. Desde entonces, todos los estados, así como el gobierno federal, han revocado las restricciones, aunque algunos han mantenido las reglas a pesar de una fuerte mejora en las métricas de COVID-19, como los casos diarios promedio y los pacientes en los hospitales.

Los funcionarios de salud han dicho que los bloqueos ayudaron a mantener a las personas seguras, pero algunos expertos han argumentado que la estrategia tuvo consecuencias no deseadas, incluyendo el aumento del desempleo, el cierre generalizado de empresas, y un aumento de los problemas de salud mental.

El presidente Joe Biden ha dicho que es poco probable que la prevalencia de la cepa Delta provoque otro bloqueo en los Estados Unidos.

“No lo creo, porque mucha gente ya ha sido vacunada”, dijo en la Casa Blanca cuando se le preguntó sobre la posibilidad de otro cierre.

“Pero la variante Delta puede causar que más personas mueran en áreas donde la gente no ha sido vacunada”, dijo. “Entonces, no, no es un bloqueo, pero algunas áreas se verán muy afectadas”.

Los líderes de Alemania y Francia instaron recientemente a los demás líderes de la Unión Europea a adoptar una posición más firme en los viajes desde países fuera del bloque para combatir la variante Delta, mientras que las preocupaciones de que la cepa pueda provocar brotes han llevado al gobierno de Australia a imponer cierres en tres grandes ciudades y restricciones de diferentes rigores en varias más, afectando a más de 20 millones de australianos, o alrededor del 80 por ciento de la población.

Con información de Zachary Stieber.

Siga a Tom en Twitter: @OZImekTOM


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS