La mayoría de votantes de los estados del cinturón industrial apoyan el fracking: encuesta

Por Ivan Pentchoukov
20 de Septiembre de 2020
Actualizado: 20 de Septiembre de 2020

La mayoría de votantes en los estados clave en el campo de batalla del “rust belt”, también conocido como cinturón industrial, apoya el fracking como un medio para aumentar la producción del petróleo y gas natural en Estados Unidos, según la encuesta Rust Belt de The Epoch Times.

Más del 39 por ciento de los posibles votantes y de los votantes registrados en los estados del cinturón industrial de Iowa, Michigan, Minnesota, Ohio, Pensilvania y Wisconsin apoyan el fracking, más del 33 por ciento se opone y el 27 por ciento está indeciso, según la encuesta.

El exvicepresidente Joe Biden ha dicho que prohibiría “todas las perforaciones de petróleo o perforaciones de gas en tierras federales”, un plan que se estima, uno por uno, provocará la pérdida de un millón de puestos de trabajo. El presidente Donald Trump apoya el fracking.

Fracking es un término común para la fracturación hidráulica, un método de extracción de petróleo y de gas de partes de la corteza terrestre inaccesibles mediante métodos de perforación convencionales.

Trump ha sugerido que Biden prohibiría todo el fracking, lo cual es una exageración de la propuesta actual de Biden de una prohibición limitada en tierras federales.

“Biden—él quiere acabar con el fracking, acabar con los productos derivados del petróleo—acabar con el petróleo. Sin gas natural, sin nada. Acabar con todo. Así es. ¿Cómo funciona eso en Texas? ¿Cómo funciona eso en Pensilvania?”, dijo Trump en un evento en Virginia el 21 de agosto.

Probablemente, el presidente se estaba refiriendo a las posibles perspectivas futuras para la industria del fracking bajo el plan energético general de Biden, el cual requiere que toda la electricidad de Estados Unidos se produzca sin emisiones de carbono, y requiere una transición rápida y subsidiada por el gobierno hacia los autos eléctricos. Biden afirma que su plan creará un millón de puestos de trabajo.

“No estoy prohibiendo el fracking. Déjeme decirlo de nuevo. No estoy prohibiendo el fracking, no importa cuántas veces Donald Trump mienta sobre mí”, dijo Biden durante un discurso en el oeste de Pensilvania, el hogar de uno de los depósitos de gas natural más grandes del mundo.

El apoyo al fracking se divide entre líneas ideológicas. Más del 65 por ciento de los conservadores lo apoyan, en comparación con el 15.6 por ciento de los liberales.

Los estados del cinturón industrial probablemente jugarán un papel crucial en la determinación del ganador de las elecciones presidenciales del 3 de noviembre. Los votantes del cinturón industrial que participaron en la encuesta de The Epoch Times favorecen a Biden (46.7 por ciento) respecto a Trump (40.7 por ciento).

Los activistas ambientales dicen que el fracking puede contaminar los mantos acuíferos subterráneos, una afirmación que la industria dice que es exagerada. La tecnología de la perforación ha experimentado un aumento en la producción nacional de petróleo y gas, lo cual ha molestado a los grupos preocupados por el cambio climático, sin embargo otros grupos lo anuncian como una victoria para la seguridad energética de los Estados Unidos, ya que reduce la dependencia del petróleo de Medio Oriente.

Con información de Reuters.

Siga a Ivan en Twitter: @ivanpentchoukov


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Descubra

Cambio climático: una campaña de desinformación magistral

TE RECOMENDAMOS