La mentalidad de hospitalidad

Un corazón cálido y un hogar abierto pueden ser una forma poderosa de hacer las cosas
Por SCOTT MANN
05 de Marzo de 2020
Actualizado: 05 de Marzo de 2020

Recientemente participé en una producción teatral en Nueva York.

Cuando el elenco se bajó del avión, me sorprendió la cantidad de trabajo que se había dedicado a la preparación y la recepción, no solo para el elenco, sino para todo el equipo. Los voluntarios tenían comida preparada y transporte disponible a pedido. En el mundo del entretenimiento, las divas y los artistas de alto rendimiento esperan ese nivel de servicio, pero eso no era lo que sucedía allí. Todos eran voluntarios.

Esta fue la verdadera hospitalidad. Fueron personas influyentes y líderes de la comunidad que entendieron el poder de tener una mentalidad de hospitalidad en un entorno de alto riesgo. Sabían que si mostraban la hospitalidad al elenco y realmente los recibían bien, tendrían un mejor desempeño. Produciría una sensación de reciprocidad y el elenco, a su vez, querría hacer todo lo posible por ellos.

Es una forma muy natural de liderazgo, y es esencial para las habilidades de “Lawrencian” (como en Lawrence de Arabia) de las que hablamos. Lawrence movilizó a toda la tribu Badu para confederar y derrocar a la ciudad de Aqaba, la joya de la corona de los turcos otomanos, y esto realmente cambió la situación en la Primera Guerra Mundial; utilizando, entre otras estrategias, una mentalidad de hospitalidad.

Comprender el poder de la hospitalidad tiene enormes impactos comerciales para aquellos en la era moderna, especialmente cuando piensa en lo distraído, desconectado y reducido de confianza esta nuestro mundo.

Comprender el poder de la hospitalidad tiene enormes impactos comerciales para aquellos en la era moderna, especialmente cuando piensa en lo distraído, desconectado y reducido de confianza esta nuestro mundo. (Toa Heftiba Şinca/Pexels)

Mientras todavía estaba en el ejército, fui a lugares en Afganistán que estaban completamente agotados y violentos, pero un anciano nos llevó a su casa, nos dio su último cuarto de carne, compartió su fuego con nosotros, nos contó historias y nos hizo sentir bienvenidos. Como resultado de eso, la confianza se aceleró y demostró el estado y la capacidad del anciano para ocuparse de los negocios. Es una poderosa herramienta de liderazgo que rara vez se usa hoy en día.

Somos criaturas sociales en nuestro núcleo, pero hoy en día algunas personas rara vez abren la puerta cuando alguien toca.

Alguna vez recibimos a la gente de forma habitual. Incluso los visitantes no anunciados esperarían un saludo cordial. Cuando demostramos hospitalidad en nuestra vida y negocios, todavía genera la misma respuesta primitiva que tuvo con nuestros antepasados.

La misma hospitalidad que experimenté en Afganistán es tan efectiva como la hospitalidad que presencié con la producción teatral en Nueva York. Es igual de efectivo en su oficina. Es igual de efectivo cuando utiliza la hospitalidad para organizar una segunda reunión. La hospitalidad provoca conexión y reciprocidad.

Recientemente, mi esposa y yo fuimos a una boda. La hospitalidad que nos mostraron, la forma en que nos hicieron sentir y la sensación percibida de seguridad y confianza es algo que nunca antes había visto en una boda. Odio las bodas, pero la hospitalidad fue tan genuina que sentí una conexión primaria con toda esa experiencia.

Entonces, ¿dónde lo ha visto en su vida? ¿Ha estado en un restaurante? ¿Ha estado en la oficina de otra persona? ¿Dónde ha visto la hospitalidad y qué lo hizo posible? ¿Qué le hizo sentir?

Evalúe la hospitalidad en su vida. Mire su negocio, organización sin fines de lucro y oficina. ¿Muestra hospitalidad a sus clientes? ¿Muestra hospitalidad en su llamada de ventas o solo está siendo transaccional? ¿Muestra hospitalidad cuando su gente viene a hablar con usted en la oficina?

La hospitalidad es una poderosa herramienta de liderazgo que rara vez se usa hoy en día. (Jill Wellington/Pixabay)

Si está organizando eventos o talleres, ¿cómo trata a los participantes? Si vende productos en línea, ¿cómo es su experiencia? ¿Hay alguien trabajando en la hospitalidad?

En su propia casa, ¿cómo se sienten los amigos de sus hijos cuando entran? ¿Se levanta y les da la mano? ¿Les da la bienvenida a su casa o solo les hace una señal con la cabeza mientras sigue trabajando en su computadora portátil?

La forma en que tratamos a las personas en nuestra vida y negocios determina cómo nos tratarán, cómo pensarán sobre nosotros y cómo se desempeñarán cuando no estemos mirando.

Scott Mann es una antigua boina verde que se especializó en misiones no convencionales de alto impacto y construcción de relaciones. Es el fundador de Rooftop Leadership y aparece con frecuencia en la televisión y en muchos programas sindicados de radio. Para más información, visite RooftopLeadership.com

*****

Puede interesarle

Guerrillas colombianas adoctrinan a niños venezolanos en las escuelas

TE RECOMENDAMOS