La miel reduce el riesgo de enfermedades cardíacas

La miel puede tener un impacto opuesto y saludable en el colesterol en comparación con el azúcar
Por GREENMEDINFO
14 de Febrero de 2020
Actualizado: 14 de Febrero de 2020

¿Te gusta lo dulce y no lo puedes reprimir? Relájate. La naturaleza ha proporcionado una forma saludable de satisfacer tus antojos de azúcarse.

En un esfuerzo cooperativo entre los investigadores de los departamentos de ciencias médicas de la Universidad de Isfahan y la Universidad de Mashhad de Irán, se ha demostrado que la miel ayuda al cuerpo a procesar las grasas de forma saludable al disminuir la cantidad total de colesterol y grasas en el torrente sanguíneo. El estudio se publicó en agosto de 2018 en la revista de la Sociedad Europea para la Nutrición Clínica y el Metabolismo (ESPEN), Clinical Nutrition ESPEN.

Los investigadores se inspiraron en estudios anteriores que demostraron los efectos beneficiosos de la miel en los síntomas de las enfermedades cardiovasculares. Su principal objetivo era investigar si el efecto del consumo de miel en los lípidos totales en la sangre era notablemente diferente de los efectos de la sacarosa, o el azúcar de mesa, en el perfil de lípidos en la sangre de 60 sujetos masculinos jóvenes y sanos.

Las grasas buenas son la clave para la salud del corazón

Un perfil de lípidos, también llamado perfil de riesgo coronario, es un análisis de sangre que mide el total de triglicéridos en la sangre, incluyendo las lipoproteínas de alta densidad (HDL), a menudo denominadas “colesterol bueno”, y las lipoproteínas de baja densidad (LDL), comúnmente conocidas como “colesterol malo”. En realidad, solo hay un “tipo” de colesterol, una molécula que es incapaz de disolverse en la sangre. Para transportar el colesterol a las diferentes células del cuerpo, las lipoproteínas como las LDL y HDL actúan como portadoras del colesterol.

Las LDL pueden haberse ganado su mala reputación debido al hecho de que una vez que han depositado su carga de colesterol, se vuelven lo suficientemente pequeñas como para excavar en el revestimiento de las arterias donde pueden oxidarse, lo que resulta en una inflamación perjudicial. Por el contrario, una de las funciones de los HDL es llevar enzimas antioxidantes a las células, donde pueden ayudar a neutralizar el posible daño causado por la oxidación de los LDL agotados.

El análisis de los lípidos en la sangre es una herramienta de detección primaria para evaluar el riesgo de un individuo de desarrollar una enfermedad coronaria. La palabra “lípidos” se refiere a las grasas y a las sustancias parecidas a las grasas que son reguladores clave de la actividad celular, como las funciones energéticas del cuerpo.

La eficacia de este sistema de transporte celular depende de que se tenga la cantidad adecuada de grasas saludables en el torrente sanguíneo. Si se produce un desequilibrio, el exceso de colesterol puede depositarse en las paredes de los vasos sanguíneos, lo que a la larga conduce a la aterosclerosis o al endurecimiento de las arterias, que puede causar un ataque al corazón y un derrame cerebral debido a la obstrucción del flujo sanguíneo al corazón y al cerebro.

En el enfoque de la investigación, 60 sujetos masculinos de entre 18 y 30 años de edad fueron reclutados al azar y asignados a uno de los dos grupos: miel (experimental) y sacarosa (control). Los participantes se incluían en el estudio si estaban sanos, no eran atléticos y no eran fumadores. Se excluyó a los participantes si ya consumían una gran cantidad de miel en su vida diaria, tomaban algún tipo de medicamento o habían experimentado recientemente cambios importantes en su dieta y estilo de vida.

Se midió el índice de masa corporal (IMC) y la actividad física de los participantes, se autoinformó mediante el Cuestionario Internacional de Actividad Física (IPAQ), una encuesta que evalúa el tiempo de caminata, las actividades físicas moderadas y vigorosas, y el tiempo que pasan sentados durante una semana típica.

El grupo experimental recibió 70 gramos de miel natural por día, mientras que el grupo de control recibió 70 gramos de sacarosa por día durante un período de seis semanas. El perfil lipídico en ayunas, incluido el colesterol total, el colesterol HDL, el LDL y el triacilglicerol, se determinó para cada sujeto al comienzo del ensayo (línea de base) mediante una muestra de sangre de 5 mililitros, que se recogió por la mañana después de un período de ayuno de 12 horas.

Las pruebas de laboratorio se repitieron después de completar el período de intervención de seis semanas. Los 60 participantes completaron con éxito el ensayo, y en el análisis final se ajustó la variable de confusión que incluía la edad, la actividad física y cierta ingesta de nutrientes.

La miel mejora el colesterol mientras que el azúcar de mesa es tóxica

Las mediciones iniciales de referencia de los participantes para el azúcar en la sangre en ayunas, la presión arterial sistólica y la presión arterial diastólica no fueron diferentes entre los grupos de la miel y la sacarosa, lo que indica que no había diferencias significativas preexistentes entre los grupos al comienzo del estudio. Después de que se produjeron los perfiles finales de lípidos en sangre, los investigadores recopilaron los siguientes hallazgos:

  • El consumo de miel disminuyó el colesterol total y el LDL y aumentó la presencia del HDL en la sangre.
  • El consumo de sacarosa tuvo el efecto inverso, aumentando el colesterol total y elevando significativamente los niveles de LDL, mientras que disminuía el HDL en la sangre.

En resumen, el colesterol total disminuyó significativamente en el grupo de la miel en comparación con el comienzo del ensayo, mientras que el colesterol total aumentó en el grupo de la sacarosa. El colesterol LDL se redujo con el consumo de miel y aumentó con el consumo de azúcar. La miel también aumentó el colesterol HDL en la sangre, mientras que la sacarosa disminuyó la presencia de esta grasa saludable.

El principal hallazgo de este estudio, señalaron los investigadores: fue “la capacidad de la miel natural para modular algunos de los factores de riesgo de las enfermedades cardiovasculares”. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos, las enfermedades cardíacas son la principal causa de muerte en los Estados Unidos, con una persona que muere de enfermedad cardiovascular cada 37 segundos. Los investigadores pidieron más ensayos clínicos para confirmar sus prometedores resultados.

Miel: El alimento más antiguo de la naturaleza

La miel tiene una historia sin precedentes de uso como alimento y medicina, que se remonta a la historia registrada. Se ha encontrado en antiguas tumbas egipcias, aún perfectamente conservadas, y en el arte rupestre que data de unos 8.000 años. La miel contiene muchos componentes biológicos activos, incluidos los polifenoles, que son fitoquímicos nutricionalmente densos que tienen propiedades antioxidantes.

Muchos estudios han confirmado que los polifenoles proporcionan un efecto protector contra enfermedades como las cardíacas, el cáncer, la diabetes, las enfermedades arteriales y otras. Hay más de 200 resúmenes en GreenMedInfo.com que destacan los numerosos beneficios para la salud del consumo de miel pura y cruda. Los miembros pueden acceder a las herramientas de investigación en profundidad de GreenMedInfo y aprender más sobre cómo la miel es uno de los alimentos más milagrosos de la naturaleza.

El Grupo de Investigación de GMI se dedica a investigar los temas de salud y medio ambiente más importantes del día. Se hará especial hincapié en la salud ambiental. Nuestra investigación enfocada y profunda explorará las muchas maneras en que la condición actual del cuerpo humano refleja directamente el verdadero estado del medio ambiente. Este trabajo se reproduce y distribuye con el permiso de GreenMedInfo LLC. Suscríbase al boletín de noticias.

***

Descubra a continuación

¡El viaje de un ingeniero de software hacia el éxito y la felicidad!

TE RECOMENDAMOS