La milicia marítima de China: El brazo militar encubierto del PCCh

Por Antonio Graceffo
08 de Octubre de 2021
Actualizado: 08 de Octubre de 2021

Análisis de noticias

A pesar de las afirmaciones de Beijing, la milicia marítima china es muy real. Está compuesta por buques que parecen barcos de pesca civiles, pero que tienen la misión de apoyar a la Marina china en el control de los mares.

Los marineros se llaman “Pequeños Hombres Azules”, un juego de palabras por los “pequeños hombres verdes de Marte”. Cuando se le pide una explicación, el Partido Comunista Chino (PCCh) se refiere a ellos como la “llamada milicia marítima”.

El marisco es clave para la seguridad alimentaria de China. China consume 65 millones de toneladas de pescado al año, lo que supone el 45% del volumen mundial. China mantiene la mayor flota pesquera del mundo, con 2701 barcos y buques,  según fuentes oficiales del PCCh. Sin embargo, el Instituto de Desarrollo de Ultramar, con sede en Londres, calcula que China despliega 187,000 barcos de pesca, incluidos 17,000 navíos en operaciones en aguas lejanas.

Al menos 100 de estos barcos y 1800 marineros operan bajo el mando de la Milicia Marítima de las Fuerzas Armadas Populares (PAFMM). Este subcomponente de las fuerzas armadas del PCCh está entrenado y equipado para apoyar al Ejército Popular de Liberación (EPL) en la reivindicación de islas, accidentes y aguas en las zonas en disputa.

Carl Schuster, exdirector de operaciones del Centro de Inteligencia Conjunta del Mando del Pacífico de Estados Unidos, dijo a la CNN que los barcos tienen armas automáticas y cascos reforzados, y pueden alcanzar una velocidad máxima de entre 18 y 22 nudos, lo que es más rápido que el 90% de los barcos pesqueros del mundo.

Además, los barcos están equipados con sistemas de navegación por satélite Beidou para ser independientes del GPS. Una investigación de Radio Free Asia (RFA) descubrió que muchos de los barcos pertenecen a la empresa estatal Sansha City Fisheries Development Co, Ltd., que ha gestionado proyectos gubernamentales que implican datos clasificados de seguridad nacional.

Las embarcaciones llevan sistemas de comunicación de última generación, lo que las convierte en plataformas móviles de comunicación y vigilancia que pueden recoger y transmitir información a las autoridades en un lugar remoto. La PAFMM puede utilizarse para rastrear buques extranjeros y aviones estadounidenses, así como para vigilar las costas de los países que forman parte de la Iniciativa de la Franja y la Ruta (BRI, en inglés) de China.

Jay Batongbacal, director del Instituto de Asuntos Marítimos de la Universidad de Filipinas, afirma que la PAFMM desempeña un papel importante en el plan del PCCh de establecer el control sobre todo el mar de China Meridional.

En abril, los guardacostas filipinos empezaron a sospechar cuando observaron que los mismos 200 barcos pesqueros chinos permanecían inactivos en el mismo lugar, cerca del arrecife Whitsun de las Spratly, una posesión filipina, durante varias semanas. Según el Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (IISS), el incidente del arrecife Whitsun fue la mayor concentración de buques pesqueros chinos de la historia.

Una fotografía tomada el 21 de diciembre desde un helicóptero surcoreano muestra a 12 barcos pesqueros chinos atados con cuerdas para frustrar un intento de los barcos de la guardia costera surcoreana de detener su presunta pesca ilegal en el Mar Amarillo frente a las costas de Corea del Sur. (Foto de PARK YOUNG-CHUL / AFP a través de Getty Images)
Una fotografía tomada el 21 de diciembre desde un helicóptero surcoreano muestra a 12 barcos pesqueros chinos atados con cuerdas para frustrar un intento de los barcos de la guardia costera surcoreana de detener su presunta pesca ilegal en el Mar Amarillo frente a las costas de Corea del Sur. (Foto de PARK YOUNG-CHUL / AFP a través de Getty Images)

Los barcos no estaban pescando y es poco probable que los barcos de pesca legítimos se queden quietos durante un período prolongado de tiempo, sin hacer nada. Por ello, los guardacostas filipinos informaron de su sospecha de que estos barcos estaban en realidad en una operación militar encubierta.

Confrontado por el gobierno filipino, el Ministerio de Asuntos Exteriores y la embajada china en Manila negó la acusación de que los barcos sospechosos estuvieran en una misión de la milicia marítima china. De hecho, la embajada de la República Popular China en Manila emitió un comunicado en el que afirmaba: “No existe ninguna milicia marítima china como se alega”.

Aunque algunos diplomáticos chinos niegan la existencia de la PAFMM, sus responsabilidades se han ampliado enormemente. En 2013, Xi Jinping visitó la Milicia Marítima Tanmen de Hainan, ante el reconocimiento del papel que desempeñó en la toma del banco de arena Scarborough. El general de división Gai Longyun, comandante del distrito militar de Guangdong, se dirigió a los marineros de la PAFMM y dijo que “la lucha marítima es cada vez más urgente“, y que el Estado estaba estudiando formas de reforzar la milicia marítima. Además, las autoridades militares llamaron a las “fuerzas de movilización“, como las milicias, a participar en la “lucha” marítima.

En 2016, cuando se reorganizó el EPL, el sistema de la Comisión de Movilización de la Defensa Nacional (CMDN) pasó a depender del Consejo de Estado chino y de la Comisión Militar Central del EPL, con una estructura de mando dual civil-militar encargada de supervisar y movilizar a la milicia.

La PAFMM, apoyada por la Guardia Costera china, se utiliza para hacer cumplir las reclamaciones territoriales de China en el 90% del mar de China Meridional, en particular, alrededor de las islas Paracel y Spratly. China también ha construido 3200 acres de nuevos terrenos, para ampliar aún más sus reclamaciones territoriales.

Las operaciones militares del PCCh en el banco de arena Scarborough en 2012 fueron un excelente ejemplo de la estrategia militar marítima del régimen, que utiliza la PAFMM como primera línea, mientras que reserva la Guardia Costera y la Marina como segunda y tercera línea.

La PAFMM plantea un problema especialmente difícil para Estados Unidos. En primer lugar, está formada por buques civiles, por lo que cualquier acción contra la milicia por parte de Estados Unidos o sus aliados se consideraría un ataque contra civiles. Para los reclamantes del mar de China Meridional y de otras aguas en disputa, la PAFMM representa una fuerza militar que tal vez no puedan derrotar. Además, al enfrentarse a la PAFMM, se arriesgarían a las represalias del EPL.

Desde un punto de vista puramente militar y estratégico, una flotilla de la Marina estadounidense podría destruir cualquier número de barcos con los que se encontrara. Sin embargo, el gran número de estas pequeñas embarcaciones las haría esquivas. Mientras Estados Unidos actúa en un lugar, la PAFMM podría estar activa en otro. También se teme que Filipinas, el país más amenazado por la PAFMM, se enfrente a uno de los barcos, arrastrando a Estados Unidos a una guerra con China.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Las opiniones expresadas en este artículo son propias del autor y no necesariamente reflejan las opiniones de La Gran Época

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS