La misión de la esposa de un bombero caído ayuda a “devolver lo ‘humano’ a nuestros héroes”

Por Louise Bevan
18 de Abril de 2020 10:11 PM Actualizado: 18 de Abril de 2020 10:11 PM

Ashley Iverson perdió a su marido, Cory, un ingeniero de equipos de bomberos de Cal Fire, mientras luchaba contra los incendios de Thomas en el condado de Ventura, California, en 2017. Tras la incomprensible pérdida de su joven familia, Ashley creó la Fundación Iverson para la Conciencia Activa en un esfuerzo por ofrecer apoyo de salud mental a los servicios de emergencia que soportan tanto por nuestra seguridad colectiva.

En una entrevista con The Epoch Times, Ashley, madre de dos hijos, compartió su historia y el nacimiento de la fundación que mantiene vivo el legado de su esposo.

Ashley, Cory y su hija Evie Iverson. (Imagen cortesía: Ashley Iverson)

Perfectamente imperfecto

“Fue un amor que nunca imaginé posible”, comenzó Ashley, explicando que Cory ya era un bombero forestal cuando la pareja se conoció. Su tío Stephen, un veterano retirado de los bomberos de California, lo motivó a unirse al Departamento Forestal y de Protección contra Incendios de California.

Ashley y Cory se conocieron por casualidad en un bar de San Diego en el cumpleaños 26 de Ashley, el 8 de septiembre de 2012. Se casaron 18 meses después. “Nos permitimos y alentamos mutuamente para ser exactamente quienes éramos”, dijo Ashley, “y éramos perfectamente imperfectos el uno para el otro”.

Ashley y Cory se casaron el 22 de marzo de 2014. (Imagen cortesía: Ashley Iverson)

El mundo se detuvo

Los recién casados se establecieron juntos en San Diego, dando la bienvenida a su primera hija, Evie, mientras Cory seguía sirviendo en Cal Fire. Entonces, 20 días antes de la Navidad de 2017, todo cambió.

Ashley estaba embarazada de su segunda hija, Taylor, cuando Cory fue llamado para luchar contra el incendio de Thomas en el condado de Ventura, el mayor incendio forestal de California desde la década de 1930.

La pareja se mantuvo en contacto durante el despliegue de Cory, pero el 14 de diciembre de 2017, llegó una llamada que cambiaría el curso de la vida de Ashley para siempre. Cory había perdido su vida mientras luchaba contra las llamas del incendio de Thomas.

(Imagen cortesía: Ashley Iverson)

“Era como si el mundo se hubiera detenido”, recordó Ashley. La trágica muerte de Cory llegó a los titulares, y la familia de Ashley fue puesta en el centro de atención. La futura madre decidió en un instante que tenía una opción: huir o aprovechar la notoriedad.

Ashley hizo su elección: “Acabo de decidirme a aparecer”.

Al saber que no hubo otras muertes, Ashley recordó haber sentido una genuina gratitud. “Justo después de que Cory murió, todo lo que podía pensar eran en sus colegas”, explicó Ashley. “Había que aprovechar esta oportunidad”.

“[Cory] me dio una plataforma para ser escuchada”, añadió.

(Imagen cortesía: Ashley Iverson)

El comienzo de una campaña para el cambio

Justo un día después de la muerte de Cory, Ashley ya estaba canalizando su dolor en una campaña para el cambio. Tras el fallecimiento de Cory, decidió que la organización en su conjunto necesitaba cambiar radicalmente su enfoque sobre la salud mental.

“La razón por la que tomé el camino de la salud mental”, explicó Ashley, “es que un mes antes de que Cory murió, uno de sus colegas, [Ryan] se quitó la vida”. Cory se vio directamente afectado […] El suicidio de Ryan nos hizo tomar conciencia a ambos”.

(Cortesía: Ashley Iverson)

El resultado del impulso de Ashley de honrar a su esposo y apoyar a sus camaradas fue la inauguración de una fundación en el nombre de la familia, la Fundación Iverson para la Conciencia Activa (IFAA). “No era la típica viuda afligida”, comentó Ashley. “Era hora de ir a trabajar; [Cory] me dio sus alas y me dijo que volara”.

Habiendo luchado con la ansiedad y la depresión a lo largo de su propia vida y habiendo visto el devastador impacto emocional de la pérdida de Cory y de sus colegas, Ashley puso la salud mental y la atención a los demás en el centro de la misión de la fundación.

“Tengo pruebas de primera mano de que [los de emergencia] no son invisibles a las amenazas físicas o mentales”, explicó. “Han sido condicionados para que sean superhumanos”.

El objetivo de la fundación, expresó Ashley: es “ayudar a devolver lo ‘humano’ a nuestros héroes”.

(Imagen cortesía: Ashley Iverson)

Proactivo, no reactivo

Los estudios han demostrado que los miembros del equipo de emergencias son vulnerables a alarmantes índices de suicidio, divorcio y abuso de sustancias en comparación con la población en general. Por ello, la misión de la Fundación Iverson es triple: aumentar la conciencia de las luchas por la salud mental tanto dentro como fuera de la organización, reducir el estigma que acompaña a la expresión emocional y alentar a los primeros intervinientes a practicar la atención plena.

La fundación se ha ido fortaleciendo cada vez más.

A partir de 2020, la IFAA está trabajando con una organización de terapia musical llamada Resounding Joy y ya ha completado con éxito dos programas piloto de seis semanas de duración en dos estaciones de bomberos separadas en 2019. Un tercer programa digital está en preparación, así como una serie de ejercicios de atención guiada que Ashley espera que lleguen a más personas.

(Imagen cortesía: Ashley Iverson)

La IFAA también ofrece un programa de yoga en el lugar de trabajo y ha lanzado una campaña publicitaria con la esperanza de aumentar la conciencia. Hasta ahora todo es voluntario, comentó Ashley, “porque la atención plena debe ser una elección, y nosotros solo estamos brindando la opción”.

“Una gran parte de la base es ser proactivo en lugar de reactivo”, continuó. “Antes de este tiempo, todo era reactivo […] Una persona tenía que llegar al punto de necesitar ayuda y luego buscarla, y sé de primera mano que eso es a veces la gota que colma el vaso”.

Ashley reconoce lo difícil que puede ser para los de emergencia pedir ayuda. Sin embargo, a partir de 2020, informa que ya hay tanta gente a bordo que está “ensordeciendo a todos los que lo niegan”.

El mayor regalo

Hablando con The Epoch Times, Ashley explicó que una de sus mayores luchas en la vida siempre fue tratar de hacer más para ayudar a los demás.

“Por extraño y potencialmente horrible que esto suene”, Ashley reflexionó: “No lo cambiaría, porque no estaría en esta posición”. Las cosas que he experimentado desde que se fue han sido alucinantes. Ha sido el mayor regalo de mi vida”.

Ashley con sus dos hijas, Evie y Taylor. (Imagen cortesía: Ashley Iverson)

Hoy en día, el legado de Cory sigue vivo en el increíble trabajo de la fundación de Ashley, y a través de las vidas de sus dos hijas en crecimiento, Evie y Taylor.

“Fui muy afortunada de compartir con él un amor que muchas personas buscan durante toda su vida”, mencionó Ashley. “Vivía para sus hijas. Seremos eternamente bendecidas por el amor que continúa proporcionándonos”.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


***

A continuación

“Camino de regreso”, una película basada en hechos reales (¡activa los subtítulos en español!)

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.