La misión del OIEA llega a la central de Zaporiyia

Por Noticia de agencia
01 de Septiembre de 2022 1:18 PM Actualizado: 01 de Septiembre de 2022 1:21 PM

La misión del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) enviada para investigar la central nuclear ucraniana de Zaporiyia, controlada por tropas rusas, ya está en esa instalación, informó la agencia nuclear ucraniana Energoatom.

Un portavoz del OIEA confirmó la llegada del equipo de inspectores internacionales.

“La misión del OIEA ha llegado a la central de Zaporiya”, señaló a Efe Fredrik Dahl, que viaja con el equipo que debe establecer cuál es la situación en la planta, la más grande de Europa, y que ha sido sometida a ataques que han puesto en riesgo su funcionamiento.

Según la agencia Interfax, el convoy de la ONU, formado por nueve vehículos, entró en el territorio de la mayor planta atómica de Europa alrededor de las 14.15 horas (11.15 GMT).

El grupo de 14 expertos del OIEA, la agencia nuclear de la ONU con sede en Viena, tiene como misión evaluar la situación en Zaporiyia, que fue tomada por el Ejército ruso hace más de seis meses.

La central fue objeto de bombardeos recientes que dañaron algunas de sus instalaciones, y el OIEA lleva meses advirtiendo del riesgo de un desastre nuclear y pidiendo permiso para efectuar esta misión.

Hoy mismo uno de los reactores de la planta tuvo que ser parado después de que esta madrugada se produjeran nuevos bombardeos y ataques en la zona cercana y de los que Kiev y Moscú se acusan mutuamente y que obstaculizaron la llegada de la misión del OIEA a la central nuclear.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.