La muerte de un bebé delfín en España causa polémica y llama a generar conciencia

01 de Septiembre de 2017 Actualizado: 01 de Septiembre de 2017

Sin lugar a dudas, la inesperada aparición de peces, cetáceos y mamíferos en las playas llaman de inmediato la atención de los seres humanos. Sin embargo cuando muchas personas rodean a los animalitos varados, estos pueden sufrir de un estrés extremo. El caso reciente de un pequeño delfín en una playa de España llama a tomar conciencia sobre la forma correcta de convivir con las especies de nuestro planeta.

El pasado 11 de agosto, los visitantes de una playa en Almería, España, se vieron sorprendidos por la aparición de un pequeño delfín.

Se trataba de una cría lactante de delfín listado, informó Equinac, ONG encargada de rescatar y recuperar la fauna marina y salvaje de la zona.

La pequeña hembra había quedado varada en una zona muy concurrida de la ciudad de Mojácar.

En solo cuestión de minutos, cientos de personas lo rodearon para acariciarlo, levantarlo, abrazarlo e inclusive sacarse fotos.

“El socorrista perdía los nervios al ver a cientos de personas abalanzadas sobre el animal”, señaló Equinac en un comunicado en Facebook.

Ante un llamado al teléfono de emergencia local 112, el coordinador de los socorristas y parte del equipo de la ONG acudieron de inmediato al lugar para ayudar al cetáceo.

La cría probablemente estaba enferma o había perdido a su madre, lo que generó que apareciera desorientada en la orilla.

Lamentablemente, cuando llegó la ayuda ya era tarde, el delfín había muerto a causa del estrés.

“Son muchos los incapaces de sentir empatía por un ser vivo solo, asustado, muerto de hambre, sin su madre y aterrorizado, porque muchos de vosotros, en vuestro egoísmo, lo único que queréis es fotografiarlo y toquetearlo, aunque el animal sufra por el estrés”, añadió Equinac.

¿Qué hacer en estos casos?

(STEPHANE DE SAKUTIN/AFP/Getty Images)

Mucha gente piensa que los delfines son peces, pero no es así; son cetáceos, mamíferos que respiran aire atmosférico.

“Son animales muy susceptibles al estrés y mueren muy rápido si se les somete a él”, aclara Equinac detallando que al tocarlo sufren un shock muy fuerte que puede derivar rápidamente en un fallo cardiorespiratorio.

La organización informa que en casos de encontrar estos animales u otros varados en la playa hay que llamar de inmediato al 112 (en España). En el caso particular de los delfines -apuntan- no hay que dejar que los niños se acerquen ya que –por desconocimiento- podrían tapar el espiráculo (el orificio por el que respiran).

“No os lancéis sobre los animales”, advierte la ONG.

Estos animales están protegidos por la ley española, la cual prohíbe molestarlos, dañarlos, manipularlos y acosarlos. Por eso Equinac evalúa presentar una denuncia.

Los humanos convivimos con muchas especies. Es nuestro deber ser considerados con ellas y protegerlas. Seguramente si dejamos nuestro egoísmo y pensamos en los demás, aportaremos nuestro granito de arena para que estas situaciones se presenten cada vez menos.

TE RECOMENDAMOS