La muerte por la vacuna anti-COVID no afectará el pago de los seguros de vida

Pero aún no se sabe cómo repercutirán las complicaciones de salud derivadas de la vacuna en las cuotas de los futuros consumidores
Por MEILING LEE
23 de Marzo de 2021
Actualizado: 23 de Marzo de 2021

Recibir una vacuna anti-COVID no afectará el pago de la póliza de seguro de vida de las personas en caso de muerte, según el American Council of Life Insurers (ACLI), una asociación comercial que representa a la industria de seguros de vida en Estados Unidos.

“Los contratos de pólizas de seguro de vida son muy claros sobre cómo funcionan las pólizas y qué causa, si la hubiera, podría llevar a la denegación de un beneficio”, dijo Paul Graham, vicepresidente senior de ACLI en un comunicado de prensa. “Una vacuna anti-COVID no es uno de ellos” agregó Graham cuando indicó que las vacunas anti-COVID no son causales de la denegación a beneficios.

“Los asegurados deben estar seguros de que nada ha cambiado en el proceso de pago por reclamos como resultado de las vacunas anti-COVID”, agregó.

COVID-19 es la enfermedad causada por el virus del PCCh (Partido Comunista Chino), también conocido como el nuevo coronavirus.

Las declaraciones de Graham se emitieron después de que una publicación en las redes sociales empezara circular en Facebook, Twitter y TikTok, afirmando que recibir una vacuna anti-COVID afectaría los pagos de seguros por muerte.

Sin embargo, para las personas que tuvieron una reacción adversa grave a la vacuna anti-COVID, no está claro cómo su estado de salud afectará su calificación para una póliza de seguro de vida en el futuro y si tendrán que pagar cuotas más altas.

The Epoch Times se puso en contacto con New York Life, Northwestern Mutual y Mass Mutual para obtener una aclaración sobre este tema.

Solo Northwestern Mutual y Mass Mutual respondieron remitiéndose al comunicado de prensa del American Council of Life Insurers, específicamente a la parte que concierne a la “campaña de desinformación en las redes sociales”, pero no se refirieron a las otras preguntas.

“Sabemos que las empresas confían en la información que encuentran en los registros médicos en el proceso de suscripción, que puede incluir o no información relacionada con COVID”, dijo Jack Dolan, vicepresidente de Asuntos Públicos de ACLI a The Epoch Times en un correo electrónico. “La forma exacta en que las empresas utilizan la información que se encuentra en el registro médico de un solicitante puede diferir una de la otra”.

La directora de enfermería, Lucy Golding, prepara una dosis de la vacuna anti-COVID de Moderna, antes de que los trabajadores sanitarios administren las vacunas a inmigrantes ilegales de 55 años o más, el 14 de marzo de 2021, en Stamford, Connecticut. (John Moore/Getty Images)

Las compañías de seguros de vida utilizan un “sistema de clasificaciones” para determinar cómo el grado de salud de una persona “afectará la cantidad de cobertura que puede obtener en cada categoría de precios”, según un artículo de Policygenius, un mercado de seguros por Internet.

“Si no está tan sano o tiene condiciones médicas preexistentes, la clasificación y las tarifas de su seguro de vida lo reflejarán”, dijeron los autores.

Para las personas con un “historial médico complicado o que “tuvieron algunos problemas [de salud] recientes”, podrían pagar “hasta un 250 por ciento adicional” en las cuotas de su póliza.

El profesor asociado de la División de Resultados de Salud y Ciencias de Implementación de la Universidad de Florida, W. Bruce Vogel, le dijo a Associated Press que la vacuna puede “limitar cualquier cuota de seguro de vida relacionado con el COVID-19”.

“Solo si la vacuna en sí aumentara la mortalidad, se esperaría que aumentara las cuotas de los seguros de vida, y hasta ahora no hay evidencia de eso”, dijo Vogel. “El hecho de que la vacuna se esté administrando tan ampliamente sugiere, al menos, un hallazgo implícito de la FDA de que las recompensas potenciales superan los riesgos”.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) le dijeron a The Epoch Times, en un correo electrónico del 8 de marzo, que 1637 personas murieron después de recibir una vacuna anti-COVID y que se han administrado más de 92 millones de dosis de las vacunas Moderna y Pfizer.

Las vacunas de ARN mensajero de dos dosis de Moderna y Pfizer recibieron una autorización de uso de emergencia el 11 y 18 de diciembre de 2020, respectivamente, por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA). La vacuna de una sola inyección de Johnson & Johnson recibió autorización de emergencia el 27 de febrero.

Hasta el 11 de marzo, se habían reportado más de 38,000 casos de efectos adversos a una vacuna anti-COVID en el Sistema de Notificación de Eventos Adversos de Vacunas (VAERS) de los CDC, un sistema de notificación pasivo, cuyas investigaciones han demostrado que menos del uno por ciento de las vacunas generan efectos adversos. Los informes hechos al VAERS no necesariamente significan que una vacuna causó la reacción o el evento adverso.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, hasta el martes, 84 millones de estadounidenses han recibido, al menos, una dosis de las tres vacunas anti-COVID disponibles en Estados Unidos. Además, más de 64,000 adolescentes de 16 a 17 años están completamente vacunados contra el virus del PCCh, en comparación con más de 45 millones de adultos que están completamente vacunados. La vacuna de Pfizer está autorizada para personas mayores de 16 años.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS