La NASA revela una imagen más nítida del centro de la Vía Láctea con el anillo del agujero negro

Por Anastasia Gubin
08 de Enero de 2020 Actualizado: 08 de Enero de 2020

La NASA reveló esta imagen infrarroja “extremadamente nítida del centro de nuestra galaxia la Vía Láctea” donde se forma el agujero negro.

La fotografía corresponde a una distancia de más de 600 años-luz y muestra en alta resolución detalles de unos densos remolinos de gas y polvo.

Los astrónomos esperan que esta realidad que muestran las nuevas fotos inspiren futuras investigaciones sobre cómo se están formando las estrellas más masivas de la Vía Láctea y logren explicar de manera más clara qué es lo que está alimentando el gigantesco agujero negro supermasivo en su núcleo, destacó el informe de los astrónomos el 5 de enero.

La fotografía combinada muestra las características del Cúmulo Arches, que contiene la concentración más densa de estrellas de la Vía Láctea, así como el Cúmulo Quíntuple, con estrellas un millón de veces más brillantes que nuestro Sol.

El agujero negro de nuestra galaxia toma forma con el ardiente anillo de gas que lo rodea.

Imagen infrarroja compuesta del centro de nuestra Vía Láctea. Se extiende a lo largo de más de 600 años luz. Los nuevos datos del observatorio SOFIA tomados a 25 y 37 micras, mostrados en azul y verde, se combinan con los datos del Observatorio Espacial Herschel, mostrados en rojo (70 micras), y del Telescopio Espacial Spitzer, mostrado en blanco (8 micras). La vista de SOFIA revela características que nunca antes se habían visto. (Créditos: NASA/SOFIA/JPL-Caltech/ESA/Herschel)

“Es increíble ver nuestro centro galáctico en detalle que nunca antes habíamos visto”, dijo James Radomski, un científico de la Asociación de Universidades de Investigación Espacial en el Centro de Ciencia SOFIA en el Centro de Investigación Ames de la NASA, en California, según el reporte de la NASA.

“Estudiar esta área ha sido como tratar de armar un rompecabezas con piezas faltantes. Los datos del observatorio SOFIA rellenan algunos de los agujeros, acercándonos significativamente a tener una imagen completa”, añade.

La imagen utilizó al observatorio aéreo SOFIA y se combinó con otras imágenes de otros observatorios.

El nacimiento de las estrellas

Las regiones centrales de la Vía Láctea se caracterizan por tener significativamente más gas denso y polvo en comparación al resto de la galaxia.

Se sabe que el gas junto con el polvo forman “los bloques de construcción de las nuevas estrellas”. Aún así, los astrónomos no entienden por qué “hay 10 veces menos estrellas masivas nacidas aquí de lo esperado”, según los cálculos que tenían previstos.

“Entender por qué existe esta discrepancia ha sido difícil debido a todo el polvo entre la Tierra y el núcleo galáctico que se interpone en el camino – pero observar con luz infrarroja ofrece una mirada más cercana a la situación, dice la NASA.

La foto en alta resolución muestra estrellas muy masivas formándose tan cerca unas de otras, en una región relativamente pequeña, pero extráñamente con una baja tasa de nacimiento en las áreas circundantes.

“Entender cómo el nacimiento masivo de estrellas ocurre en el centro de nuestra propia galaxia nos da información que puede ayudarnos a aprender sobre otras galaxias más distantes”, dijo Matthew Hankins, un becario postdoctoral del California Institute of Technology en Pasadena, California.

“El uso de múltiples telescopios nos da pistas que necesitamos para entender estos procesos, y aún hay más por descubrir”.

Anillo alrededor del agujero negro

Con la nueva imagen los científicos también pueden ver más claramente el material que puede estar alimentando al agujero negro.

El anillo alrededor del agujero negro supermasivo central de nuestra galaxia se estima que tiene unos 10 años-luz de diámetro.

Los astrónomos tienen dudas del origen de este anillo que ayuda a alimentar el agujero y si podría agotarse con el tiempo. La NASA dice que los datos de la nueva imagen revelan varias estructuras que podrían representar material que se está incorporando a mantener su formación.

Un observatorio en Boeing

Para lograr esta foto los astrónomos usaron el Observatorio Estratosférico para la Astronomía en el Infrarrojo, o SOFIA que se instaló en Boeing 747 modificado.

Es “el mayor telescopio aéreo del mundo”, dice la NASA. SOFIA “apuntó su cámara infrarroja llamada FORCAST para observar material cálido, galáctico que emite en longitudes de onda de luz que otros telescopios no podrían detectar”.

“La imagen combina la nueva perspectiva del SOFIA de las regiones cálidas con datos previos que exponen material muy caliente y frío del Telescopio Espacial Spitzer de la NASA y del Observatorio Espacial Herschel de la Agencia Espacial Europea”, añade.

La imagen fue presentada por primera vez en la reunión anual de la Sociedad Astronómica Americana esta semana en 2020 en Honolulu y un estudio se incluyó en la revista Astrophysical Journal.

“Los datos fueron tomados en julio de 2019 durante el despliegue anual del SOFIA en Christchurch, Nueva Zelanda, donde los científicos estudian los cielos del hemisferio sur” dijo la NASA, destacando que el conjunto de datos completo está actualmente disponible para los astrónomos de todo el mundo a través del Programa de Legado del SOFIA.

***

A continuación

Conozca a uno de “”Los Valientes””, un investigador que logró comprobar la sustracción forzada de órganos a prisioneros de conciencia en China

TE RECOMENDAMOS