La nueva estrategia de inteligencia de EE.UU. se centra en las amenazas cibernéticas y la IA

Por Daniel Holl - La Gran Época
26 de Enero de 2019 Actualizado: 26 de Enero de 2019

Los países y organismos antagónicos a Estados Unidos están ampliando su capacidad para amenazar la seguridad estadounidense, según la última Estrategia Nacional de Inteligencia emitida por el Director de Inteligencia Nacional (DIN).

El documento, publicado el 22 de enero por la oficina del DIN que actualmente dirige Daniel Coats, es un resumen de la dirección estratégica de las agencias de inteligencia de Estados Unidos para los próximos cuatro años.

La estrategia identificó las amenazas cibernéticas y las tecnologías emergentes como la inteligencia artificial (IA) como áreas de interés, dos campos en los que el régimen chino está avanzando rápidamente. El informe describe los ataques cibernéticos como un desafío a la confianza del público en las instituciones del gobierno de Estados Unidos, mientras que causan enormes costos económicos cuando se pone en peligro la información confidencial.

Mientras tanto, el desarrollo de la IA “permitirá nuevas y mejores capacidades militares y de inteligencia para nuestros adversarios”, según la nueva estrategia estadounidense.

China es uno de los pocos países mencionados específicamente en el documento.

“La modernización militar china y la búsqueda continua del predominio económico y territorial en la región del Pacífico y más allá siguen siendo una preocupación”, según el informe, aludiendo a los avances geopolíticos del régimen chino a través de las inversiones en todo el mundo del proyecto ‘Un Cinturón, Una Ruta’, así como a su agresiva defensa de las reivindicaciones territoriales en el Mar del Sur de China.

La nueva estrategia también señalaba el desarrollo de armas antisatélite de China como una amenaza potencial para la “eficacia militar y la seguridad general de Estados Unidos”.

Las 17 entidades del poder ejecutivo que conforman la Comunidad de Inteligencia (CI), con 2 agencias independientes, 8 elementos de defensa y otros 7 departamentos. (Captura de pantalla / dni.gov)

Las amenazas cibernéticas de China

El informe advirtió a las 17 agencias de inteligencia a nivel ejecutivo que “casi toda la información, las redes de comunicación y los sistemas estarán en riesgo en los próximos años”, debido a que los adversarios se están volviendo más capaces a los ataques cibernéticos, según el documento.

Si se ponen en peligro las redes de información, los dispositivos electrónicos y la infraestructura crítica -transporte, redes eléctricas, bases (militares) de defensa-, “las amenazas cibernéticas representarán un riesgo cada vez mayor para la salud pública, la seguridad y la prosperidad”.

En septiembre de 2018, el Pentágono publicó un documento de estrategia cibernética señalando a China y Rusia como las principales amenazas a la ciberseguridad de Estados Unidos. “China está erosionando la superioridad militar de EE. UU. y la vitalidad económica de la nación al infiltrar sistemáticamente la información confidencial de las instituciones de los sectores público y privado de Estados Unidos”, según el documento (pdf).

Dos días después, la Casa Blanca dio a conocer su propia estrategia cibernética, señalando específicamente a China por sus persistentes campañas de espionaje económico a través del robo cibernético de propiedad intelectual dirigido a las empresas privadas de Estados Unidos.

El documento sobre estos asuntos llega en medio de informes de agresivas actividades de piratería informática por parte de los organismos chinos.

En noviembre del año pasado, la cadena hotelera Marriott reveló públicamente que hubo una violación masiva de datos que expuso los datos personales de 500 millones de clientes de Marriott. Algunos funcionarios estadounidenses revelaron a los medios de comunicación que los investigadores creen que los responsables fueron los hackers que trabajan para la principal agencia de inteligencia de China, el Ministerio de Seguridad del Estado (MSE).

Mientras tanto, la comunidad cibernética rastreó un patrón de ataques cibernéticos a empresas internacionales con la intención de robar secretos comerciales, conocidos como la operación Cloudhopper, en China.

En diciembre de 2018, los fiscales estadounidenses acusaron a dos hackers chinos, alegando que trabajaron en nombre del MSE para llevar a cabo ataques Cloudhopper, robando cientos de gigabytes de datos de miembros del servicio militar, agencias gubernamentales y empresas privadas en Estados Unidos y al menos una docena de otros países.

La Estrategia Nacional de Inteligencia no nombró a China específicamente como una amenaza cibernética, pero advirtió que las “organismos de inteligencia extranjera” encontrarían formas cada vez más “creativas” de amenazar la seguridad de Estados Unidos.

Agresión por Inteligencia Artificial

China ya declaró que tiene la intención de convertirse en un líder en tecnología de IA. Su sistema Skynet de cámaras de seguridad mejoradas por la inteligencia artificial, y que cubrirá todo el país asiático para el año 2020, lleva a cabo la vigilancia en tiempo real de sus ciudadanos. En julio de 2017, el Consejo de Estado, como se lo denomina al gabinete chino, publicó un informe económico en el que nombraba a la IA como una prioridad nacional.

Además, el Instituto de Tecnología de Beijing, el principal instituto de investigación de armas de China, comenzó a reclutar en octubre de 2018 a los mejores estudiantes de secundaria del país asiático para un programa de educación y entrenamiento en armas de IA. La universidad dijo que el objetivo del programa era que los jóvenes talentos lideren el futuro de la IA y el armamento robótico.

 

 

A continuación

¿Es posible que China tome el control de la economía global?

TE RECOMENDAMOS