La otra cara de la tragedia: rescatan miles de animales atrapados en incendios de California

Por Jesús de León – La Gran Época
12 de Noviembre de 2018 Actualizado: 13 de Noviembre de 2018

A medida que los mortales incendios forestales se propagan por toda California, las comunidades están contando el número de víctimas no solo en pérdidas humanas, sino también en la vida silvestre y de mascotas en los hogares.

La Asociación Nacional de Protección contra Incendios recomendó que los propietarios de animales en áreas de riesgo tengan planes de evacuación para los animales; pero debido a la urgencia de algunas evacuaciones, muchos no pudieron regresar a sus hogares por sus mascotas y animales.

Los perros deambulan por los vecindarios quemados mientras el fuego Camp atraviesa la ciudad de Paradaise, al norte de Sacramento, California, el 8 de noviembre de 2018. (Foto de JOSH EDELSON/AFP/Getty Images)

Los residentes utilizaron los medios sociales para difundir imágenes de sus mascotas o animales perdidos. Los voluntarios en línea también crearon cuentas, grupos y hashtags para ayudar a reunir a las mascotas con sus dueños.

Allison Cardona, subdirector de operaciones de cuidado y control de Animales del Condado de Los Ángeles, dijo que unos 700 animales -incluyendo 550 caballos, 9 vacas y al menos una tortuga- están ahora bajo el cuidado de su agencia.

Pero calculó que al menos 10.000 mascotas más fueron desplazadas por los Incendios de Woolsey y Hill, ambos cerca de la línea de Ventura-Los Angeles, y por el incendio Camp en el condado rural de Butte, de acuerdo con NBC.

A medida que miles de hectáreas quemadas fueron apareciendo en el Estado, surgieron también imágenes de animales que están siendo evacuados o rescatados.

Los californianos que viven cerca de Malibú comenzaron a evacuar a sus animales a la playa Zuma el pasado viernes, cuando el fuego Woolsey amenazó miles de hogares y otras estructuras.

La playa se tornó entonces un oasis para una inusual variedad de animales.

La gente dejó en la playa, caballos, alpacas, perros y otros animales, hasta que sus dueños pudieran retornar a las casas. La playa, aunque más segura que otras áreas, estaba cubierta de humo que trajeron los fuertes vientos. El fuego Woolsey consumió 37.057 hectáreas entre jueves y lunes.

Los caballos son atados en los puestos de salvavidas de la playa de Zuma, llevados allí por sus dueños para escapar del incendio de Woolsey, en Malibu, California, el 10 de noviembre de 2018. (Foto de ROBYN BECK/AFP/Getty Images)

El incendio de Woolsey mató al menos a dos personas y obligó a otras 250.000 a evacuar sus hogares. El fuego estaba contenido en un 20 por ciento para el lunes por la mañana, informó el departamento forestal y de protección contra incendios del estado Calfire.

La actriz Alyssa Milano apeló a sus seguidores de Twitter el viernes para intentar conseguir ayuda para sus cinco caballos a salvo.

Ella estaba entre los cientos de miles de residentes de California que tuvieron que evacuar sus casas en todo el Estado.

Los bomberos de California esperan que las condiciones empeoren a medida que los vientos de Santa Ana soplen entre 48 y 80 km/h después del domingo, y continúen hasta el martes, según AccuWeather.

“Los incendios en el sur de California podrían propagarse de este a oeste hacia la costa, impactando potencialmente áreas desde Oxnard hasta Malibú”, dijo el meteorólogo de AccuWeather Brett Rathbun. “No se espera ningún clima húmedo en California durante la semana”.

Un ciervo pasa por una residencia calcinada en Paradise, California, después de que el fuego Camp arrasara esa ciudad, el 10 de noviembre de 2018. (Crédito de JOSH EDELSON/AFP/Getty Images)

La temporada de incendios forestales suele comenzar en verano y se extiende hasta principios de otoño, pero la reciente baja humedad, las condiciones secas y los vientos cálidos y rápidos crearon las condiciones ideales para que se propaguen las llamas.

En Paradise, una ciudad al norte de Sacramento, miles de edificios fueron destruidos y se sabe que al menos 29 personas murieron, y más de 200 siguen desaparecidas.

A pesar de la destrucción generalizada, algunas mascotas han sido recuperadas vivas, dando esperanza a los supervivientes que aún no han encontrado las suyas.

Rescatarlas es complicado, porque a menudo los animales atrapados en el fuego huyen o se esconden, especialmente cuando están heridos.

El bombero Steve Millosovich lleva una jaula llena de gatos que fueron encontrados en el camino después de que el el incdendio Camp atravesara el área el 9 de noviembre de 2018, en Big Bend, California. (Foto de Justin Sullivan/Getty Images)

Las mascotas que se perdieron en incendios a principios de este año, todavía están siendo reunificadas con sus dueños, ya que los voluntarios utilizan elaboradas técnicas de cebo para tratar de recapturar a los animales.

El oficial de policía de Rocklin, Randy Law, protege a un caballo que fue encontrado deambulando después de que el incendio Camp atravesara el área el 9 de noviembre de 2018, en Paradise, California. (Foto de Justin Sullivan/Getty Images)

 

Historias de convicción:

Trabajó para la mafia y fue un adicto durante décadas, al fin se libera con ayuda de la meditación>

TE RECOMENDAMOS