La presidenta de Taiwán agradece el creciente apoyo de Estados Unidos

Por Bonnie Evans
12 de Agosto de 2020
Actualizado: 12 de Agosto de 2020

En un discurso pregrabado ante un grupo de expertos de Washington, la presidenta de Taiwán Tsai Ing-wen presentó el miércoles un poderoso conjunto de planes y principios para guiar el futuro de Taiwán, su rol como democracia líder en la región del Indo-Pacífico, su relación con Estados Unidos, y para su apoyo al pueblo de Hong Kong.

Tsai también habló extensamente sobre la relación de Taiwán con China continental, donde aún reina un gobierno comunista autoritario de un solo partido luego de casi 71 años en el poder.

Creciente relación con EE. UU.

En sus declaraciones al Hudson Institute, Tsai dijo que el reciente presupuesto de defensa de Taiwán representa el 2,6 por ciento del PBI, y espera que crezca.

Pero agregó que “por más efectivos que sean nuestros militares, no podemos estar solos (…) Estoy orgullosa de que la relación entre Taiwán y Estados Unidos esté más cercana que nunca. En general, compartimos un alto grado de confianza mutua y una imagen estratégica común de cómo podemos trabajar juntos para proteger y preservar un Indo-Pacífico libre y abierto”.

El concepto de mantener un Indo-Pacífico libre y abierto (FOIP) es una contraposición directa a las afirmaciones y el comportamiento de una China cada vez más agresiva en el Mar de China Meridional. El Departamento de Estado de EE. UU. llama a la estrategia “un compromiso firme y duradero con” una región que se extiende desde el Océano Pacífico hasta el subcontinente indio. “Es por eso que el Indo-Pacífico debe ser libre y abierto”.

Tsai dijo que “la principal de mis prioridades es establecer una relación de seguridad constructiva” con Estados Unidos. “Queremos forjar un mayor consenso sobre las formas en que podemos preservar la paz en el Estrecho de Taiwán”, agregó.

Pero “los vínculos económicos y la seguridad de la cadena de suministro tanto para Taiwán como para Estados Unidos” también son fundamentales, dijo Tsai.

Por lo tanto, la “segunda área de enfoque de Taiwán es comenzar las negociaciones hacia un TLC”, dijo Tsai, refiriéndose a un acuerdo de libre comercio que espera pueda implementarse pronto con Estados Unidos.

“Durante demasiado tiempo, las negociaciones se han visto obstaculizadas por tecnicismos que son solo una pequeña fracción del comercio bilateral”, dijo Tsai.

Al señalar que recientemente Google y Microsoft han aumentado sus inversiones en Taiwán, Tsai dijo que “queremos trabajar juntos para resolverlos de una manera que sea segura para nuestros consumidores y también consistente con los estándares científicos establecidos”.

Tsai dijo que también ha visto “de primera mano” que Estados Unidos está haciendo que otros países del mundo sean “más conscientes de los actores autoritarios”, un fenómeno que Tsai presenció en la Cumbre de la Democracia de Copenhague.

Ella espera que Estados Unidos también apoye una mayor participación de Taiwán en las instituciones internacionales.

Al señalar la fuerza de la democracia de Taiwán, Tsai dijo que “la democracia no es un fenómeno occidental o, como afirman algunas personas, incompatible con ciertas culturas”.

Un llamado para apoyar a Hong Kong

Al decir que el mundo está viendo una amenaza creciente y “cada vez más desafiante para las sociedades libres y democráticas”, Tsai enfatizó que “en ninguna parte es esto más evidente que en Hong Kong”.

Al señalar que “miles de estudiantes de Hong Kong estudiaron en nuestras universidades”, Tsai recordó a los oyentes que “somos las únicas dos sociedades de habla china que conmemoramos el 4 de junio y su profundo significado para la libertad y la democracia”.

Los comentarios de Tsai se refieren a la ley de seguridad nacional recientemente impuesta en Hong Kong el 1 de julio por el Partido Comunista Chino, extinguiendo los derechos de los ciudadanos de Hong Kong a la libertad de expresión y de reunión, ambos garantizados por la Declaración Conjunta firmada por China y Gran Bretaña en 1984.

“También vemos que la comunidad internacional tiene la obligación de hablar en contra de la desaparición de las libertades de Hong Kong”, dijo Tsai, refiriéndose a la excolonia británica como un “faro de las libertades civiles”.

Tsai elogió las acciones tomadas por el Reino Unido y Estados Unidos en apoyo de Hong Kong “y otras democracias afines” y pidió a otras naciones que hagan lo mismo.

Gran Bretaña suspendió su tratado de extradición con Hong Kong, en una reprimenda al gobierno chino. También está buscando un camino para que todos los ciudadanos de Hong Kong nacidos bajo el mandato británico tengan un camino para convertirse en ciudadanos británicos.

Estados Unidos ha revocado el estatus comercial preferencial de Hong Kong.

Tsai también señaló la rápida respuesta de Taiwán a la eliminación de las libertades de Hong Kong.

“En mayo visité el Causeway Bay Books reabierto en Taipei, que había sido durante mucho tiempo un símbolo de la libertad de expresión en Hong Kong”.

El propietario, el Sr. Lam Wing Kee, fue detenido e interrogado luego de cruzar la frontera con Shenzhen y llegó a Taiwán por temor a ser extraditado a China, dijo Tsai.

Las acciones de Taiwán también han impulsado a Taiwán a tomar medidas más amplias en nombre de los ciudadanos de Hong Kong.

“Casos como el del Sr. Lam nos inspiraron a establecer rápidamente una nueva oficina de intercambio y servicios entre Taiwán y Hong Kong para brindar apoyo humanitario y ayudar al pueblo de Hong Kong a trasladarse a Taiwán”, dijo Tsai.

“Taiwán”, dijo Tsai, es “un bastión de la libertad y la democracia”.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


¿Sabías?

Funcionarios chinos que violan los derechos humanos no podrán entrar a Taiwán

TE RECOMENDAMOS